¿Gafas de colores contra la dislexia?

…y contra el autismo, y contra la hiperactividad, y contra el mal comportamiento,
y contra las dificultades escolares, y contra las migrañas, y contra… ¿suena a charlatanería, quizás?

Gafas de colores

"Gafas de colores", supuestamente eficaces contra la dislexia y otros trastornos del aprendizaje y neurocognitivos, vendidas en numerosos países bajo una pluralidad de marcas comerciales.

Como sé que con este post me juego una denuncia de esas de taparte la boca, ahí va el disclaimer o apercibimiento legal: este artículo elabora sobre las lentes oftálmicas, láminas y gafas de colores ofrecidas al público por determinadas marcas y profesionales con el supuesto propósito de solucionar una diversidad de problemas de lectura, aprendizaje y comportamiento infantil; y lo hace a partir de lo expuesto en la declaración clínica conjunta de la Academia Estadounidense de Pediatría, la Academia Estadounidense de Oftalmología, la Asociación Estadounidense de Oftalmología Pediátrica y Estrabismo y la Asociación Estadounidense de Ortoptistas Certificados cuyo resumen (“abstract”), una vez traducido al castellano, dice así:

“Las incapacidades de aprendizaje, incluyendo los impedimentos para la lectura, se diagnostican habitualmente en niños. Sus etiologías son multifactoriales, reflejando influencias genéticas y disfunciones de los sistemas cerebrales. Las incapacidades de aprendizaje son problemas complejos que requieren soluciones complejas. [...] La mayor parte de los expertos opinan que la dislexia es un trastorno basado en el lenguaje. Los problemas de visión pueden interferir con el proceso de aprendizaje; pero los problemas de visión no son la causa de la dislexia primaria o las incapacidades de aprendizaje. La evidencia científica NO apoya la eficacia de los ejercicios del ojo, la terapia conductual visual o las lentes o filtros tintados especiales para mejorar el rendimiento educativo a largo plazo en estas enfermedades neurocognitivas pediátricas complejas. Las aproximaciones al diagnóstico y tratamiento que carecen de evidencia científica sobre su eficacia, incluyendo los ejercicios del ojo, la terapia conductual de visión o los filtros o lentes tintados especiales, no se avalan y no deberían ser recomendados.

Learning Disabilities, Dyslexia, and Vision.
En
Pediatrics (Revista oficial de la American Academy of Pediatrics) 2009;124;837-844;
Declaración clínica conjunta de la American Academy of Pediatrics, Council of Children with Disabilities; American Academy of Ophthalmology; American Association for Pediatric Ophthalmology and Strabismus; American Association of Certified Orthoptists.
DOI: 10.1542/peds.2009-1445. Copyright © 2009 by the American Academy of Pediatrics.
Texto completo en PDF.

Este artículo, por tanto, parte de esta información y se sustenta en ella de buena fe para informar al público sobre estos productos y expresar la opinión personal del autor al respecto, sin presunción de formación médica o análoga. Dicho queda.

Gafas de sol

Gafas de sol de diversos colores dispuestas para su venta en una tienda de Manhattan. A la luz de la información científica disponible, no está demostrada la diferencia terapéutica entre el uso de las lentes o filtros que se distribuyen como útiles contra la dislexia y unas gafas de sol coloreadas corrientes como estas, con un precio muy inferior.

¿De qué va esto?

Pues va de que hoy estoy cabreado. Francamente cabreado. Y además, te lo voy a contar. Verás. Tengo una amiga muy querida con una hija de ocho años (no, no es hija mía). Esta niña es una cría muy inteligente y salada, que a mí me cae muy bien, aunque debo matizar que a mí me van las experiencias fuertes; porque la chiquilla en cuestión tiene su carácter, es un terremoto que no para quieta y algunos adultos no acaban de saber cómo manejarse con ella. Adicionalmente, la niña presenta diversos problemas de aprendizaje y entre ellos algunos bastante inespecíficos vinculados con la lectura. Existe alguna posibilidad de que se trate de dislexia o algún trastorno relacionado, aunque también es fácil que se derive tan solo de sus problemas de concentración por ser –simplemente– un puro nervio. Se estaba considerando la posibilidad de llevarla a algún profesional para una evaluación más detallada.

Hasta aquí, lo normal con un crío movido que puede tener, o no, un problema de aprendizaje. Entonces, desde hace un par de semanas, mi amiga se ha visto en el centro de una auténtica campaña para que le compre unas ciertas gafas de colores. “¿Gafas de colores?”, te preguntarás, como se preguntó ella. “¿Qué demonios tendrán que ver unas gafas de colores con un potencial trastorno neurocognitivo complejo como la dislexia o similar?” Pues sí, sí, gafas de colores: según sus proponentes, son poco menos que la panacea universal y la solución de todos los problemas para la niña y para la madre. Bueno, o casi todos. ¿Su precio? Unos seiscientos o setecientos euros de nada. Hay trabajadores que no ganan ese dinero en un mes.

A mi amiga –una persona también inteligente y hasta cierto punto escéptica, perteneciente a una familia para la que esas cifras representan un esfuerzo económico significativo– el asunto le huele a chamusquina. Consulta con su óptica habitual, con otra que le pilla cerca de casa, con un médico y con un par de amistades que trabajan en el sector. Todos le dicen que es lo mejor que se ha inventado desde la sopa de ajo. Aún desconfiando, le pide a su hermano –persona de mejor formación– que le haga el favor de mirar a ver de qué va eso. Su hermano pregunta en varias ópticas, consulta en Internet, incluso visita una organización local de profesionales de la visión. Todos insisten en que se trata de una maravillosa novedad que le arreglará a su hija la (no diagnosticada) dislexia y lo que sea menester. Avalada por Sanidad y por todos los médicos y no sé cuántas cosas más. Científicamente verificada. ¡Y hasta ha salido en la tele y en los periódicos!

Pero a ella, pelín cabezona a fuer de racional, el tema le sigue sonando raro. Así que, casi in extremis y bajo una fuerte presión social, llama a un fulano que conoce y que le merece cierto crédito personal en estas materias relacionadas con la cosa científica: vuestro seguro servidor, el tío Yuri. El tío Yuri, que es la primera vez que oye hablar del asunto en su vida, parpadea con algún escepticismo y dice aquello de “dame un rato, que voy a echar un vistazo por ahí”. El asunto, claro, apesta a charlatanería por los cuatro costados; pero, habiendo tantas garantías profesionales y presuntamente científicas, sin duda es materia a manejar con precaución y mente abierta. Eso sí, como se dice de viejo, no tan abierta que se te vaya a caer el cerebro. Que luego es una guarrada de recoger, y todo eso.

Cuentas de colores curalotodo.

Síndrome de sensibilidad escotópica

La hipótesis subyacente a las lentes o filtros Irlen se sustenta en la existencia de un cierto "síndrome de sensibilidad escotópica" (síndrome Irlen, síndrome de Meares-Irlen), que provocaría a sus víctimas una serie de distorsiones de lectura como las representadas en la imagen. Sin embargo, la existencia de esta enfermedad tampoco está validada científicamente; y estas distorsiones y síntomas –que son reales y padecidos por quien los sufre– se pueden atribuir a una diversidad de trastornos ya conocidos sin necesidad de recurrir a tal "síndrome".

En el primer vistazo, me encuentro con lo mismo que el hermano de mi amiga: toda clase de garantías, páginas enteras de testimonios favorables, estudios supuestamente científicos avalando el producto y hasta famosetes de medio pelo promocionándolo en las páginas web de los respectivos distribuidores. Todo ello, con un tufo a campaña de marketing de primera para vender un producto milagrero; lo cual, obviamente, no hace más que aumentar mis dudas. ¿Has visto alguna vez a famosetes promocionando un fármaco contra el cáncer, por poner un ejemplo? Y lo de los estudios científicos, así a pelo, qué quieres que te diga: a estas alturas, uno ya ha visto unos cuantos convenientemente cocinados por la industria correspondiente. Así pues, me dedico a husmear con mayor profundidad.

El primer progreso se produce cuando logro descubrir el nombre original del producto: se trata de los filtros o lentes Irlen. En España se comercializan, por ejemplo, otras lentes de colores análogas bajo la marca Chromagen. Resulta que el invento, como novedad, no es gran cosa: data de al menos 1980 y sus orígenes, de los inicios del siglo XX. Además, desde el principio, se promocionó a través de los medios de comunicación de masas más que mediante los canales científicos habituales: demostraciones de eficacia en televisión y toda la pesca. Mi particular medidor de charlatanería comienza a vibrar seriamente.

El segundo descubrimiento, ya más preocupante, es que la lógica detrás de la lentes coloreadas en cuestión obedece al diagnóstico de una supuesta enfermedad no aceptada por la comunidad científica: el llamado Síndrome de Sensibilidad Escotópica, descubierto por un profesor neozelandés y una psicóloga o algo parecido norteamericana. De nuevo, este presunto síndrome y su solución –los cristales coloreados de marras, ¡qué conveniente!– ha sido popularizado en los países de habla inglesa mediante best-sellers y cosas por el estilo… pero no encuentro nada ni parecido a una validación científica metodológicamente admisible.

Con estos datos en la mano y el detector de charlatanes cantando ya por bulerías, renuncio a seguir abriéndome paso entre el barullo para todos los públicos –¿cuántas páginas de testimonios favorables se pueden llegar a escribir?– y me voy directamente a las fuentes de literatura científica seria. Ya que la cosa parece provenir del mundo anglosajón entro en PubMed, el portal de artículos biomédicos científicos de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, organismo público federal de los Institutos Nacionales de Salud. Una breve búsqueda comienza a producir resultados rápidamente. La primera, en la frente; un viejo artículo de 1991 ya nos advierte lo siguiente en su abstract:

“Revisamos la investigación relacionada con el uso de lentes tintadas y láminas coloreadas Irlen para alumnos que van retrasados. Muchos de estos estudios no fueron publicados en revistas referenciadas y son metodológicamente pobres. Se discute la debilidad del argumento Irlen, incluyendo la ausencia de evidencia para apoyar la afirmación de que estas lentes deben ser prescritas y fabricadas de manera exclusiva. La sintónica es otra forma de “terapia de visión por colores” que se ha aplicado a personas con dificultades de lectura. La investigación sobre esto se ha revisado, y también se ha demostrado que presenta irregularidades de procedimiento que impiden alcanzar conclusiones firmes. Debido a la pobre calidad de muchas de estas investigaciones, las afirmaciones de sus proponentes no se pueden demostrar ni dejar de demostrar. [...]”

En Ophtalmic and Physiological Optics (Revista del Colegio de Ópticos del Reino Unido), julio 1991; 11(3):206-17: Lentes tintadas y terapias relacionadas en los problemas de aprendizaje – una revisión. Autores: Evans BJ, Drasdo N.; Departamento de Ciencias de la Visión, Universidad de Aston, Birmingham, Reino Unido.

Ups. Bueno, es un artículo antiguo, ¿eh? ¡Casi veinte años! Vamos, vamos, si hay tanta gente profesional recomendándolo, no puede ser tan malo. A ver, sigamos buscando

Fracaso de las lentes tintadas en azul para cambiar los resultados lectores de individuos disléxicos.

Autores: Christenson GN, Griffin JR, Taylor M.; Christenson Vision Care, Hudson, Wisconsin 54016, USA.

CONTEXTO: Este estudio fue diseñado para corregir un fallo mayor percibido en estudios anteriores que investigaban las lentes tintadas y la dislexia: la carencia de un método directo y validado científicamente para diagnosticar el tipo y la severidad de la dislexia.

MÉTODOS: Dieciséis estudiantes de entre 5º y 8º grado [10-14 años], diagnosticados con dislexia mediante el Test de Determinación de Dislexia (DDT), fueron divididos al azar en dos grupos de ocho. A un grupo se le aplicó la prueba primero con filtros azules y, de 2 a 5 semanas después, sin filtros; utilizando el Test Gates-McGinitie de comprensión lectora. Al otro grupo de ocho se le aplicó la misma prueba, primero sin filtros y de 2 a 5 semanas después con filtros. El nivel escolar del test utilizado para cada individuo era acorde al nivel de decodificación DDT.

RESULTADOS: No hubo diferencia significativa en el nivel de comprensión lectora o la velocidad de lectura cuando la condición con filtro azul se comparó con la condición sin filtro.

En Optometry – Revista de la Asociación Estadounidense de Optometristas (octubre 2001;72(10):627-33).

Esto… eh…

“El uso de lentes tintadas como un método para mejorar las habilidades lectoras en niños con dislexia ha sido un asunto controvertido en los últimos años. El propósito del presente estudio fue determinar si las lentes tintadas ocasionan una mejora significativa en la capacidad lectora de los niños disléxicos. [...]

Los análisis de varianza [estadística] en la capacidad lectora no mostraron ni mejoría ni deterioro atribuible al color o densidad de la lente cuando se [tienen en cuenta] los márgenes de error [...]. Adicionalmente, la lente que fue preferida subjetivamente por cada niño [tampoco] se correlacionó con la habilidad lectora real.”

Archivos de Oftalmología, volumen 111, febrero de 1993, pp. 213-218; ¿Las lentes tintadas mejoran la capacidad lectora de los niños disléxicos?, por Sheryl J. Menacker (médica); Michael E. Breton (doctor en medicina); Mary L. Breton; Jerilynn Radcliffe, (doctora en medicina); Glen A. Gole, (médico). División de Oftalmología, Hospital Infantil de Philadelphia (Pennsylvania).

Declaración conjunta de la Academia Estadounidense de Pediatría, la Academia Estadounidense de Oftalmología, la Asociación Estadounidense de Oftalmología Pediátrica y Estrabismo y la Asociación Estadounidense de Ortoptistas Certificados sobre las gafas de colores

Fragmento de la Declaración conjunta de la Academia Estadounidense de Pediatría, la Academia Estadounidense de Oftalmología, la Asociación Estadounidense de Oftalmología Pediátrica y Estrabismo y la Asociación Estadounidense de Ortoptistas Certificados sobre las "gafas de colores", publicada en Pediatrics (2009;124;837-844). En el texto resaltado se lee "...los filtros o gafas coloreados especiales no se avalan y no deberían ser recomendados". © 2009, American Academy of Pediatrics. (Clic para ampliar)

A estas alturas, claro, mi medidor de charlatanería y productos milagreros ya berrea cual contador Geiger en Chernóbyl. Y mi cabreo va en aumento al mismo ritmo. Comienzo a pensar seriamente que alguien le quiere tangar a mi amiga una pasta que sólo se puede permitir con un gran esfuerzo, en nombre de la salud y la educación de su hija, mediante un vil cuento chino con todos los parabienes médicos, ópticos y mediáticos de su entorno habitual más los testimonios habituales en todas las páginas web, revistas y demás. No es de esperar que una madre de familia que no habla inglés y trabaja de sol a sol para sacar adelante a su chiquilla tire horas en el PubMed buscando información científica de alto nivel: tiene que fiarse de lo que le dicen las autoridades de su alrededor. Y resulta que las susodichas autoridades, al parecer, no tienen ni puñetera idea de lo que están hablando; si es que no le están ocultando información para impedirle saber que estas gafas de colores constituyen, como poco, un método terapéutico controvertido y con muy dudosos avales científicos. Eso sí, para hacerle las pruebas colorimétricas a la niña e informarle sobre la pasta que le van a costar las lentes y sus opciones de pago están rápidos y diligentes como el rayo.

Para rayo, el que me está saliendo a mí encima de la cocorota junto a una nubecita negra. Porque, entonces, observo que varios de estos artículos que he obtenido en el PubMed hacen referencia a una cierta declaración clínica conjunta de las principales entidades científicas de los Estados Unidos competentes en la materia con respecto a estas gafas de colores. Mediante una rápida búsqueda, me encuentro el texto citado al principio de este artículo, con fecha de 2009. Resulta que la Academia Estadounidense de Pediatría, la Academia Estadounidense de Oftalmología, la Asociación Estadounidense de Oftalmología Pediátrica y Estrabismo y la Asociación Estadounidense de Ortoptistas Certificados… ¡llevan advirtiendo desde al menos 1993 que la efectividad terapéutica de las gafas de colores es, en el mejor de los casos, una conjetura sin validar científicamente! Recordemos:

[...] los problemas de visión no son la causa de la dislexia primaria o las incapacidades de aprendizaje. La evidencia científica NO apoya la eficacia de los ejercicios del ojo, la terapia conductual visual o las lentes o filtros tintados especiales para mejorar el rendimiento educativo a largo plazo en estas enfermedades neurocognitivas pediátricas complejas. Las aproximaciones al diagnóstico y tratamiento que carecen de evidencia científica sobre su eficacia, incluyendo los ejercicios del ojo, la terapia conductual de visión o los filtros o lentes tintados especiales, no se avalan y no deberían ser recomendados.

Learning Disabilities, Dyslexia, and Vision. En Pediatrics (Revista oficial de la American Academy of Pediatrics) 2009;124;837-844;
Declaración clínica conjunta de la American Academy of Pediatrics, Council of Children with Disabilities; American Academy of Ophthalmology; American Association for Pediatric Ophthalmology and Strabismus; American Association of Certified Orthoptists. DOI: 10.1542/peds.2009-1445.
Copyright © 2009 by the American Academy of Pediatrics.
Texto completo en PDF.

Uno puede entender, con algún esfuerzo, que hasta al mejor profesional se le pasen por alto unos oscuros artículos publicados en la literatura extranjera. Lo que no tiene ningún sentido es que ignoren declaraciones conjuntas de las principales entidades científicas en su especialidad, repetidas y publicadas insistentemente a lo largo de casi dos décadas, garantizando a un público indefenso la eficacia de un supuesto tratamiento no avalado y no recomendado por estas instituciones. Es como si un electricista doméstico ignorara el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión o un ingeniero atómico desconociese la normativa internacional sobre seguridad nuclear, recomendando a sus clientes en su lugar prácticas sugeridas por una empresa con intereses en el sector (bueno… ejem…).

Aún hay más: el mecanismo de acción y la naturaleza específica del producto son esencialmente desconocidos. En ningún lugar se explica de qué manera estas lentes o filtros hacen lo que se supone que hacen (no de manera verificable científicamente, vaya), ni tampoco por qué tienen que ser esas específicamente y no cualquier otro cacho de cristal coloreado (en algún sitio hablan de la supresión de las frecuencias lumínicas perniciosas, pero de nuevo la utilidad de esto está sin validar). En suma: todo lo que rodea a estos cristales de colores parece estar sistemáticamente orientado a la venta de un producto determinado –las gafas, filtros y láminas en cuestión– en vez de al progreso de la ciencia, la medicina, la oftalmología, la óptica o el bienestar público en general. Algo muy característico de la charlatanería.

Filtro polarizado

Existen, naturalmente, numerosas lentes y filtros que permiten aguzar la visión mediante distintas técnicas como la reducción del brillo, el incremento del contraste, etcétera. Por ejemplo, en la imagen vemos cómo un filtro polarizado vuelve visibles las tortugas que hay dentro del agua (las típicas "gafas de pescador"). Pero esto no mejora y no tiene por qué mejorar ningún trastorno neurocognitivo o conductual subyacente; la sensación de "ver mejor" (o con más confort) y los sesgos de confirmación y atribución típicos en estos casos pueden conducir fácilmente a un efecto placebo.

La respuesta de los (verdaderos) científicos.

Mensaje enviado a los Colegios Oficiales de Medicina y Optica sobre las lentes Irlen

Mensaje enviado el martes antepasado a diversos Colegios Oficiales de Medicina y Optica sobre las lentes de colores. (Clic para ampliar)

Empiezo a preguntar por ahí, a amigos y conocidos de varias ciudades. Resulta que el caso de mi amiga no es excepcional ni mucho menos. Las gafas de colores se están vendiendo en un número de comercios y consultas oftalmológicas y ópticas como método terapéutico útil contra la dislexia, la hiperactividad y diversos trastornos del aprendizaje y el comportamiento. Algunos se asombran ante mi pregunta: ¿acaso no lo he visto en la tele, en la prensa? (Bien, la verdad es que no…)

Resulta obvio que ha llegado la hora de saltar del mundo virtual (aunque sea referenciado y perfectamente científico) al mundo real. El asunto parece lo bastante grave como para consultar directamente a los máximos representantes de ópticos y oftalmólogos en España, así que el martes antepasado (28 de septiembre) envié una serie de correos electrónicos al Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España, al Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas de España y al Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid, así como al Colegio de Ópticos Optometristas de la Comunitat Valenciana y el Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Valencia (ciudad donde resido actualmente). En ellos, les informaba del resultado de esta pequeña investigación y les prevenía que este post iba a ser muy crítico contra algunos de sus colegiados, invitándoles a realizar cualquier aclaración que considerasen oportuna. Si quieres ver uno de los mensajes enviados, amplía la imagen de la derecha; todos fueron muy parecidos a ese.

La reacción de la mayor parte de estas instituciones fue muy amable y cooperadora. De manera particular, el Colegio de Ópticos-Optometristas de la Comunitat Valenciana me sugiere que me ponga en contacto con dos personas: la doctora Rosa María Borrás, profesora titular de óptica y optometría en la Universitat Politècnica de Catalunya; y el doctor Joaquín Vidal López, óptico-optometrista y psicólogo, profesor en la Universitat Oberta de Catalunya, autor de la tesis doctoral “Estudio de los factores que intervienen en los efectos de las lentes coloreadas sobre la velocidad lectora: análisis de tres modelos teóricos explicativos” (2007).

Me pongo a leer la tesis del Dr. Vidal y llamo por teléfono a la Dra. Borrás. Rosa Borrás resulta ser una profesora de lo más afable y accesible; una de esas personas que saben tanto sobre su especialidad que cada una de sus frases constituye un verdadero compendio de conocimientos a diseccionar y analizar con calma. Al final de la conversación, me da pena colgar el teléfono: podría haber seguido aprendiendo de sus palabras mucho más. En el tema que nos ocupa, confirma mis sospechas: la eficacia de las gafas de colores para el tratamiento de trastornos neurocognitivos complejos como la dislexia permanece sin demostrar y es inexistente con toda probabilidad. Lo que ocurre, me dice, es que pueden aumentar el confort visual para algunas personas –disléxicas o no– a las que la proximidad de líneas de color negro sobre un fondo blanco resultan molestas o confusas. Como resultado, también existe la posibilidad de reducir algunos dolores de cabeza y migrañas relacionados con estas molestias; todo lo cual puede provocar efectos en los estudios por resonancia magnética funcional e inducir un efecto placebo al usuario. Pero, en sus propias palabras, “un vidrio óptico no puede hacer otra cosa que esto. Otro tipo de virtud no tiene. Ni va leer mejor, ni nada. Los problemas de comprensión y lectura van a quedarse igual.”

Escola Universitària d'Òptica i Optometria de Terrassa, Universitat Politècnica de Catalunya

Desde la Escuela Universitària de Óptica y Optometría de Terrassa, perteneciente a la Universitat Politècnica de Catalunya - BarcelonaTech, la Dra. Rosa Mª Borrás nos explica que el único efecto posible de las "gafas de colores" es incrementar el confort visual y no pueden tratar o curar problemas del aprendizaje o del comportamiento.

Mientras tanto, desde el Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas de España (donde, por cierto, dentro de tanta amabilidad como me he encontrado mientras investigaba este post fueron especialmente agradables) me hacen llegar copia de un artículo publicado en su revista oficial, la Gaceta Óptica, firmado por el mismo Dr. Vidal y donde puede leerse lo siguiente:

“Por lo tanto, los filtros coloreados utilizados en el presente trabajo no parecían ser un método eficaz para tratar los problemas de lectura porque propiciaban la aparición del efecto placebo y, al no estar demostrada su eficacia como tratamiento, se debería desaconsejar a los pacientes porque se desperdicia tiempo y recursos económicos que podrían ser empleados en intervenciones que hayan demostrado su eficacia.”

–En Gaceta Óptica, órgano oficial del Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas de España; marzo 2008;424:28-29.

O sea, que no era un problema de que la gente tenga dificultades con el inglés y las publicaciones extranjeras. La misma conclusión a la que llegaron las instituciones norteamericanas detalladas más arriba estaba disponible en la Gaceta Óptica desde marzo de 2008 como mínimo.

He consultado con más personas expertas en óptica y oftalmología pediátricas durante la elaboración de este post. Ninguna de todas ellas defendió que las gafas de colores pudieran ser de alguna utilidad en el tratamiento de los problemas de lectura, aprendizaje o comportamiento infantil con base neurológica, psiquiátrica, psicológica o neurocognitiva. Antes bien al contrario, me encontré con algunas opiniones fuertes sobre las mismas, que se me permite citar sin desvelar quién lo dijo. Preguntada una de estas fuentes deseosas de mantener el anonimato sobre la supuesta especificidad de estos cristales que justificara su elevado precio, respondió: “Ellos [los fabricantes] dicen que es porque retienen unas frecuencias muy específicas, pero esto ni está demostrado ni sirve para nada [en los trastornos del aprendizaje]. Además, el efecto sobre la retina variaría incontrolablemente según las condiciones de iluminación. Ni siquiera llevan antirreflejos, polarización ni nada parecido. No hay ninguna diferencia con un cristal óptico normal. Otra concluyó, simplemente: “qué retengan frecuencias ni qué niño muerto… cobrarle a la gente cientos de euros por unos vidrios tintados no se justifica de ninguna manera.”

Reconozco públicamente que me esperaba algún tipo de defensa corporativista, intentos de marear la perdiz o introducir confusión o al menos disculpar o justificar el asunto. No ocurrió nada de todo esto. Nadie me hizo la menor sugerencia sobre lo que debía escribir o dejar de escribir. Antes bien al contrario: todo el mundo fue claro, directo y cooperador. A lo más que llegó una persona fue a pedirme “cariño” con aquellos compañeros que pudieran estar en un error de buena fe; petición que me parece de lo más justa. Por haber pensado lo que pensé, pido disculpas de manera igualmente pública: lección aprendida.

Colores Irlen

Algunas personas presentan molestias visuales al enfocar la vista en patrones de líneas negras sobre fondo blanco (similares a las líneas de texto en un papel), con un efecto de hiperexcitabilidad cerebral que puede llegar a producir confusión y dolores de cabeza durante la lectura. Parte de estas personas encuentran alivio al ver tales patrones a través de un filtro de otro color. Suponer que esto implica una posibilidad de tratamiento de la dislexia, el autismo o cualquier otro problema neurocognitivo o conductual complejo no se sostiene científicamente.

¿Cómo es esto posible?

El problema no es tanto si las gafitas de marras sirven para algo por encima del efecto placebo, o no, o todo lo contrario. En principio, si están bien hechas, resultan inocuas para la vista: a nadie se le van a estropear los ojos por llevar unas gafas de colores de mediana calidad. El problema es que, confiados en este método, muchas familias pueden dejar de tratar problemas neurocognitivos o conductuales verdaderos en sus hijos: una consecuencia perversa típica de las pseudociencias. Y que valen una pasta porque se les suponen unas propiedades terapéuticas especiales garantizadas por profesionales, autoridades y medios de comunicación cuya eficacia permanece sin demostrar. Seiscientos o setecientos euros por unas lentes coloreadas de eficacia probablemente nula como tratamiento médico constituyen una cifra abultada y abusiva; las garantías de funcionamiento sin validación científica independiente lo convierten en una simple estafa aunque fuesen la panacea que prometen ser, puesto que esta garantía es engañosa, inexistente y orientada a inducir error en el comprador para sacarle los cuartos.

Cometen estafa los que, con ánimo de lucro, utilizaren engaño bastante para producir error en otro, induciéndolo a realizar un acto de disposición en perjuicio propio o ajeno.

–Artículo 248.1 del Código Penal español.

El delito de estafa será castigado con las penas de prisión de uno a seis años y multa de seis a doce meses, cuando: [...] Se cometa abuso de las relaciones personales existentes entre víctima y defraudador, o aproveche éste su credibilidad empresarial o profesional.

–Artículo 250.1.7 del Código Penal español.

Pietro Longhi, El Charlatán

Pietro Longhi, El Charlatán (1757). Óleo sobre lienzo, 62 x 50 cm. En el Palacio de Ca' Rezzonico, Venecia.

En realidad, no es que todos estos profesionales, medios y autoridades varias que han apoyado o propuesto el uso de las gafas de colores como método terapéutico sean unos estafadores. La mayoría –estoy convencido– actúan de buena fe, por lo que cabría hablar más de desidia y dejación de responsabilidades (la responsabilidad de estar correctamente informado y actualizado para informar y tratar adecuadamente al paciente, ciudadano o cliente). Lo que ha pasado, simplemente, es que alguien se ha asegurado de que los estudios favorables fueran traducidos, publicados y difundidos entre los profesionales y el público; mientras que los discrepantes, al no tener a nadie especialmente interesado en fomentarlos detrás, han permanecido en la oscuridad pese a ser claramente mayoritarios, metodológicamente correctos y adecuadamente validados.

Este es un problema común cuando hay una industria y unos intereses empresariales detrás de una proposición pretendidamente científica. Por ejemplo: durante décadas, numerosas empresas tabaqueras pagaron, difundieron y publicitaron hasta el más irrelevante estudio que pareciera decir que fumar no era tan malo para la salud. También durante décadas, varias compañías de hidrocarburos hicieron lo propio con el plomo en la gasolina, y al menos hasta hace poco algunas lo hacían para negar el calentamiento global, apelando siempre a la ignorancia científica de un público desinformado y crédulo al que además hacen creer justo, sabio, mejor informado que sus congéneres y hasta heroico por resistirse a la conspiración estatal-cientista. A veces llegaron a utilizar a las mismas personas sin vergüenza alguna, como Frederick Seitz, negacionista profesional de la relación tabaco-cáncer, de la CFC-capa de ozono y finalmente del cambio climático antropogénico, siempre por cuenta de grandes corporaciones. Un libro imprescindible en ese sentido es Merchants of Doubt (Bloomsbury, 2010; ISBN 978-1-59691-610-4). Habiendo pasta detrás, siempre hay alguien dispuesto a publicar cualquier cosa.

En la medicina, y sobre todo en los servicios médicos populares, esto también ocurre. Y no poco. Es relativamente complicado colocarle a un ministerio de Sanidad un medicamento sin suficientes avales científicos, pero no lo es tanto desarrollar una campaña de marketing para que el público lo demande y en su caso lo pague. Lo hemos visto ocurrir con la homeopatía –me entra una intensa vergüenza ajena cuando veo una farmacia con homeopatía, y desde luego no entro a comprar en ella si puedo impedirlo, como evito pisar cualquiera que no suministre condones o anticonceptivos–; pero también ha sucedido con toda una serie de diagnósticos y tratamientos mucho menos que científicos y poco más que placebos. Entre ellos, los que ya tratamos en psiquiatría delirante. No hace falta carro, mulo ni sombrero de pico para ser un charlatán; los de ahora gastan traje, grandes tarjetones y apoyo mediático tanto generalista como especializado.

El caso que nos ocupa es relativamente inocuo; de hecho, es tan, tan inocuo que –siguiendo a las instituciones científicas anteriormente mencionadas– no hace nada, ni bueno ni malo. Pero no está bien. Empuja a personas de recursos económicos limitados a gastar un dinero que no tienen en un producto cuya eficacia por encima del efecto placebo es desconocida; y, de hecho, no parece muy significativa. Por confianza en el producto milagrero, potencia el retraso o la renuncia al tratamiento efectivo real. Lo hace abusando de la confianza y de la autoridad de los profesionales clínicos y los medios de comunicación. Y además, aprovechándose del clásico chantaje emocional a los papás: ¿Y si funciona? ¿Y si privo a mi hijo o hija de algo que necesita? ¿Qué dirán? ¿Seré un mal padre o  una mala madre si no le compro esto? Las soluciones simples a problemas complejos resultan siempre muy populares (aunque raramente eficaces y a menudo contraproducentes), lo que refuerza el engaño y el anhelo del cliente: ¡si pudiera arreglárselo sólo con unas gafas…!

Señor médico, señor óptico, señor publicista, señor periodista, señor o señora lo que sea: si usted ha estado en un error de buena fe con respecto a este producto, le ruego que acepte mi consejo y se ponga en contacto con su colegio oficial o sociedad profesional para que le proporcionen los detalles correctos sobre el mismo. Ya me han contado que ha pagado usted un dinero importante por el derecho a venderlo, que esto le hace daño y no le viene ni mucho menos bien; me temo que eso tendrá que reclamárselo a las personas oportunas. Yo, por mi parte, apelo a su profesionalidad y honradez.

En todo caso, si usted confía lealmente en este producto, supongo que es muy libre de aconsejárselo a su clientela aunque las máximas autoridades en la materia digan que ni lo apoyan ni lo recomiendan para ningún uso terapéutico efectivo. Pero no asegure usted que está validado científicamente, porque después de treinta años sigue sin estarlo (otra característica típica de las pseudociencias); y entonces su consejo bienintencionado se convierte en un engaño, un fraude, incluso aunque el producto fuera la mayor maravilla desde que se inventó el pan de molde. Que, honestamente, no tiene pintas de ninguna clase, más allá de mejorar el confort visual. Vamos a mantener las certezas científicas en un sitio y las ventas comerciales en otro, ¿no le parece? Es que si no, al final del recorrido, los perjudicados serán ustedes y su credibilidad.

Y si lo vende o aconseja usted como método terapéutico a sabiendas de todo esto por mero beneficio económico, pues qué le puedo decir. Que no es usted de los míos; ni merece ser considerado científico, sino charlatán, y estaremos enfrentados. Qué le vamos a hacer.

Agradecimientos: Este artículo no se habría podido elaborar sin el excelente servicio PubMed ofrecido por la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos y, desde luego, sin la colaboración amabilísima e inestimable del Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas de España; el Colegio de Ópticos-Optometristas de la Comunitat Valenciana; la Dra. Rosa Mª Borrás, profesora titular de óptica y optometría en la Universitat Politècnica de Catalunya; el Dr. Joaquín Vidal López, óptico-optometrista y psicólogo, profesor en la Universitat Oberta de Catalunya; el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España; otros especialistas que han optado por permanecer en el anonimato; y mi amiga I. A. Z., que tuvo a bien confiar en la opinión del tío Yuri para materia tan delicada como los ojos de su hija, y al hacerlo me puso sobre la pista de este tema. Desde aquí, mi agradecimiento a todos ellos y a cualquier otra persona o entidad que se me haya podido pasar por alto. Los errores son míos, los aciertos son suyos.

Be Sociable, Share!
¡Qué malo!Pschá.No está mal.Es bueno.¡¡¡Magnífico!!! (124 votos, media: 4,85 de 5)
Loading ... Loading ...
Be Sociable, Share!

198 comentarios »

  1. voet dijo,
    El 7 de octubre de 2010 @ 12:55

    Probablemente tu mejor artículo hasta la fecha.

    Tanta alharaca, tanta Power Balance y tanta tontería amparada bajo el paraguas de tecnicismos científicos merecen ser denunciadas siempre, y más cuando se trata de sacar cuartos.

    Sinceramente, no conocía la existencia de estas gafas coloreadas y sus supuestas propiedades terapéuticas. Pero el hecho de que cristales de colores, que probablemente estén sin graduar, se cobren a ese precio debería hacer sospechar.

    Aprovecho para comentarte que, por la descripción, la hija de tu amiga parece sin más hiperactiva.

    • Yuri dijo,
      El 7 de octubre de 2010 @ 19:16

      Al parecer se pueden pedir graduados (lo que incrementa el precio) “para matar dos pájaros de un tiro”.

      No sé. Yo es que tengo mis dudas con eso de la hiperactividad. Que no niego su existencia, ¿eh? Pero me da la impresión de que se está sobrediagnosticando. De toda la vida hay críos que son movidos y más o menos rebeldes. Pero vaya, en todo caso sigue en proyecto lo de evaluarla profesionalmente.

      • Undry dijo,
        El 7 de octubre de 2010 @ 20:16

        Lo primero mis felicitaciones por el artículo. Ignoraba siquiera la existencia de estas lentes.

        Respecto a la hiperactividad, tengo una niña en edad escolar y estoy viendo que hay un montón de diagnósticos de la misma, a mi juicio excesivo. Hay un montón de compañeros de mi hija a los que se diagnostica Hiperactividad con déficit de atención y mira, a mí me parecen niños normales, movidos pero no precisamente hiperactivos, aunque hace años si conocí a alguien todo todo la pinta de hiperactividad pero de aquella, no estaba de moda.

        Un saludo y felicidades por el artículo.

        • Yuri dijo,
          El 7 de octubre de 2010 @ 20:26

          Es que es eso. Creo que se está abusando mucho de lo de la hiperactividad.

          Gracias. ;-)

        • voet dijo,
          El 7 de octubre de 2010 @ 22:41

          creo que el problema en los diagnósticos psicológicos no es el diagnóstico en sí, sino el grado.

          cuando me dió por leerme todo lo que caía en mis manos de psicología, adquirí el Síndrome de Loten. Es decir: “ay la leche, LO TENgo todo”. pero al final es cuestión de grado.

          yo podría ser hiperactivo según el DSM-IV. sin embargo, no me afecta especialmente a mi vida diaría porque no lo soy tanto. otra cosa es que realmente tengas a una persona que es incapaz de acabar cualquier cosa que empiece. en ese caso sí es un problema.

          en realidad todos disfrutamos/padecemos de montón de taras psicológicas. sólo debe preocuparnos, en realidad, cuando se convierten en un obstáculo para disfrutar de la vida.

        • Yuri dijo,
          El 7 de octubre de 2010 @ 23:31

          Voet: Esta es una idea esencial. Todos “tenemos cosas”. Es cuando esas cosas se convierten en un problema que hay que someterlas a juicio clínico.

        • Jose dijo,
          El 9 de octubre de 2010 @ 1:53

          Hola.

          No me gusta soltar cosas evidentes pero muy buen artículo, como siempre. Respecto a lo de la hiperactividad, si te interesa el tema o quieres alguna vez escribir al respecto sobre la sobrediagnosticación actual y, peor aún, el negocio que hay detrás, te recomiendo el libro titulado -si mi memoria no me falla-: “La invención de los trastornos mentales”. Desmitifica mucho sobre la psicofarmacología y, lo que es mejor, con una extensa bibliografía de todos los gustos -prácticamente en cada página hay 2 ó 3 referencias a artículos y organismos internacionales- te explica, con cierto lenguaje técnico, los intereses de las farmacéuticas en hacer creer a la gente de que, por ejemplo, un trastorno mental es tan “enfermedad biológica” como la que más y que, tomándote algo similar a una aspirina, vas a superar una depresión, esquizofrenia, etc.
          Podría seguir hablando del libro porque es una joya lo que se aprende de él, pero con recomendártelo me basta y sobra por ahora :-).
          Sin duda sería otro tema que daría mucho jugo.

          Un saludo.
          PD. A mí también me duele lo de las Farmacias con Homeopatía, pensaba que estaba en extinción.

      • Jirosecundus dijo,
        El 8 de octubre de 2010 @ 12:50

        Me uno a las felicitaciones, por el rigor y el curro que acumulas en el artículo.
        Sobre el TDAH: creo que mi primer comentario en tu antiguo blog fue motivado justamente por eso :-) A mi hijo le diagnosticaron TDA, sin H. El cambio, con el tratamiento, fue inmediato y profundo. El motivo por el que lo llevamos a evaluar, o, mejor dicho, NOS llevamos a evaluar, eran las tremendas broncas que periódicamente teníamos. Muy a menudo nos pasaba que le decíamos las cosas diez veces (al final, las contábamos y todo), y sólo nos hacía caso cuando perdíamos los nervios. La reacción era siempre de sorpresa e indignación: ¿porqué me gritan?

        El problema es que el diagnóstico es relativo. Eso, en ciencia, siempre es malo, pero en psiquiatría suele ser habitual. Sin embargo, que históricamente se hayan usado métodos psiquiátricos más que discutibles, por no decir criminales, como sabes muy bien, no quiere decir que en la actualidad la inmensa mayoría de profesionales no pongan, por delante de todo, el bienestar de su paciente. Si un niño tiene problemas en clase, si su autoestima se menoscaba, si tiene pocos o ningún amigo a causa de la hiperactividad, y si hay una teoría que funciona, y funciona muy por encima del nivel habitual en psiquiatría (un 90% de los tratados con estimulantes tienen mejoras significativas), criticarla sin explorarla a fondo es seguir la corriente a cienciólogos y demás personajes New Age.

        Añadamos a eso la tremenda hipocresía de nuestras sociedades sobre las drogas, y tendremos el panorama un poco más completo. La gente no se “apunta al carro” del TDAH, los tratamientos son caros y, por lo que se sabe de momento, más o menos crónicos. Además, el diagnóstico, especialmente en el 20% de casos al que pertenece mi hijo (en el que no hay hiperactividad), se suele hacer tarde, porque normalmente se asocia el problema a pasotismo, con el consecuente cargo de conciencia de padres que creen que si su hijo sólo es capaz de concentrarse con la consola es por su culpa.

        En fin, perdón por el rollazo, entenderé si lo moderas. Pero ya son varios los comentarios que has hecho en esta línea, y mi admiración por tu trabajo me obliga a intervenir. Cuando yo tuve que hacer mi búsqueda sobre el tema, me quedé con la opinión de los profesionales y científicos, y no con la de cienciólogos y neo-hippies. Ya sacarás tú tus conclusiones.

        Gracias por tu trabajo. Si sacas libro, lo compro :-)

      • Portavoz dijo,
        El 22 de octubre de 2010 @ 11:17

        Mira Yuri,

        Un niño tiene que ser casi retrasado mental para no aburrirse mortalmente en clase. ¿Hiperactividad?

        Hiperactivo esta cualquier persona con capacidad para asimilar rápidamente nuevos conocimientos cuando le fuerzan a escuchar una y otra vez lo mismo.

        Prueba a darle una clases particulares a la chavala al máximo ritmo que ella pueda asimilar, a ver si tampoco se concentra…

        Muy buen artículo.

        Un Saludo.

    • Átropos dijo,
      El 7 de octubre de 2010 @ 22:47

      Me atrevo a ir más allá que voet. Yo digo que es el mejor post que se haya publicado nunca en un blog. Y si no, de los mejores.

      Alucino contigo. Esto no es un blog, es un legado.

      Gracias.

      • Yuri dijo,
        El 7 de octubre de 2010 @ 23:31

        Yo no creo que sea para tanto, pero si esa es tu opinión no te la voy a discutir. :-D Muchas gracias. :-)

  2. Gons dijo,
    El 7 de octubre de 2010 @ 12:58

    pedazo de artículo, macho. Y entiendo tu cabreo, vaya estafa brutal, por la cantidad de pasta, y encima contra los niños… :(

    • Yuri dijo,
      El 7 de octubre de 2010 @ 19:16

      Es que no son ni cien ni doscientos euros. Es el sueldo de mucha gente o una parte significativa de él. Y encima, como bien dices, yendo hacia los niños (y hacia el chantaje emocional a los papás…).

  3. Tote dijo,
    El 7 de octubre de 2010 @ 13:03

    Genial artículo como siempre Yuri. Me cabrea cada vez más como se aprovechan en este país de la gente ingenua y de baja (y no tan baja en algunos casos) formación.

    Me parece una lacra seguir viendo como en algunas farmacias se siguen vendiendo la “PowerBalance” como si de un medicamento se tratase.

    Y una vez más, gracias por instruirnos de esta manera.

    • Yuri dijo,
      El 7 de octubre de 2010 @ 19:17

      Esas cosas dan mucha, mucha vergüenza ajena.

      Gracias a ti por leerme.

  4. Dani dijo,
    El 7 de octubre de 2010 @ 13:10

    Toda una demostración de coherencia, escepticismo y pensamiento crítico. Un artículo demoledor.

    Estamos acostumbrados a la pseudociencia de pacotilla, al estilo horóscopo, pulseritas o imanes, pero la que viene de un “supuesto” ámbito científico-académico sanitario como la que tratas aquí, o la homeopatía y otras…son las peores. Por muchas causas, pero principalmente por una: aprovecharse del sufrimiento de alguien. Y eso está muy, pero que muy mal. Y lo dejo aquí porque me caliento y hoy no me apetece.

    Yuri, qué te puedo decir a estas alturas que no te haya dicho ya…Pues eso. :-)

    • Yuri dijo,
      El 7 de octubre de 2010 @ 19:18

      Gracias como siempre. Sí, en último término se trata de aprovecharse del sufrimiento, el miedo, la inseguridad de las personas. Algo bastante común desde tiempo inmemorial… pero precisamente por eso me parece importante meterle mano allá donde cada uno pueda.

  5. El 7 de octubre de 2010 @ 13:19

    Propicios días, Yuri. Hacía tiempo que no te leía.

    Me parece un artículo muy interesante porque, aunque no de un modo directo, toca el “lado oscuro” de la ciencia, prostitución más bien, que es el trabajo de visitador médico donde lo que interesa es vender un producto, sin más (siendo más genéricos, comercial). La eficacia pasa a un papel secundario. Seguramente muchos de esos profesionales no tengan muy claro de la eficacia de ese producto, o incluso saben que no hace nada, pero lo firmado firmado está. Y también, por qué no ser políticamente incorrectos, de ser mal profesional; como muestras no es algo que salió ayer sino que lleva, por lo menos por el primer artículo, casi 20 años que se sabe que no es eficaz o se plantean dudas sobre la misma, tiempo de sobra para actualizarse de querer.

    Evidentemente, el fabricante es muy libre de hacer lo que le plazca, pero los profesionales deberían anteponer una eficacia real. O, al menos, un consenso entre coste y eficacia, pero que aún así sea eficaz y no un placebo como parece ser el tema de los cristales de colores.

    Y el que la gente pique es, en parte, culpa de lo poco que la sociedad piensa. No se cuestionan los cantos de sirena y sin embargo se hacen pajas mentales de cualquier tontería. Todos esos productos milagros tienen un patrón muy claro (me acabo de acordar del slender shaper ese): anuncios en TV + precio *increíble* (según el anunciante) + efectosmás increíbles aún + empresas/instituciones que avalan los resultados (una simple búsqueda en internet tumba ésto último) + falta total de estudios en el campo de estudio correspondiente. Se demostró con el bio de danone, con la pulserita cuyo nombre no recuerdo, con el artefacto ese que rebaja el consumo en yonosecuantos litros (¡y el fabricante de coches sin saberlo!). Si se ponen, se demuestra la falacia de cualquier producto del estilo que cumple ese patrón.

    saludos

    • Yuri dijo,
      El 7 de octubre de 2010 @ 19:23

      Propicios sean, señor del gorrocóptero. :-) Me alegra verte de vuelta por aquí.

      Es muy cierto lo que dices. Sin embargo, en este caso particular, la culpa no se le puede achacar a la gente por pensar poco. Dependiendo de lugares y momentos (como el de mi amiga), *incluso* gente que piensa se puede encontrar con una verdadera barrera de “opiniones autorizadas” que la desarmen por completo. No todo el mundo puede tener una formación científica importante, ni revisarse el PubMed en inglés, y ni siquiera haber sido instruido en un pensamiento escéptico, racionalista y crítico. De alguna forma, lo que “ha salvado” a mi amiga es que, a pesar de tener una formación muy limitada en estas materias, es de mente crítica y hasta cierto punto escéptica. Pero toda la sociedad empuja en otra dirección.

      Yo creo que en esta ocasión sí que se puede cargar directamente contra quienes están engañando a la gente para hacerles creer que este producto tiene una eficacia *científicamente validada*. Hago hincapié en esto último.

      • El 7 de octubre de 2010 @ 21:04

        Bueno, no me expliqué correctamente con lo de pensar. Trataba de hacer referencia a tener cierto espíritu crítico (para lo cual hay que pararse a pensar, claro). Aunque tu amiga no esté muy puesta en ciencias, por lo que dices, le bastó pensar para al menos intuir que algo no cuadraba por mucha “opinión autorizada” que le hayan dado. Claro, ya el tener recursos para la búsqueda depende un poco de la suerte (conocer bases de datos bibliográficas o alguien que las conozca).

        Sobre el tema de las “certificaciones” científicas, personalmente, lleva un tiempo preocupandome porque casi cualquier potingue que se anuncia habla de estudios científicos avalados por X (en el mejor de los casos, esa letra pequeña que pasa a alta velocidad hace referencia a ‘estudios propios’, con lo que ya se intuye el rigor de esas pruebas) y la mayoría de la gente se lo cree. Quizás porque no quieren pensar en ello o es el empuje de la sociedad (el típico “por algo será, ¿no?), pero el caso es que se la cuelan.

        Un estudio científico, aunque verse sobre las felaciones entre los murciélagos, es algo serio y me preocupa que por la prostitución del término, como ya ocurre con ‘teoría’ y otras tantas, acabe haciendo que la gente no crea ningún estudio científico, ya sea de L’oreal sobre la eficacia de su producto o sobre la eficacia/efectos secundarios de fármacos o el impacto de lo que sea sobre el escarabajo pelotero. Ello unido a ese empuje de la sociedad se convierte en un cocktail que temo acabe por convertir a la ciencia en el malo de la película, que el miedo de Carl Sagan se materialice :(

        En fin, afortunada tu amiga que tiene a todo un cosmonauta cerca ;)

        saludos

  6. TOSHACK dijo,
    El 7 de octubre de 2010 @ 13:37

    Excelente artículo. Soy optometrista titulado y desgraciádamente sé que es una práctica extendida. Te venden cuatro estudios y uno, ignorante o avaricioso, se pone a vender remedios milagrosos quitándo o posponiendo la oportunidad de que los niños se pongan en manos de profesionales especializados en su problema.

    A veces hay causas ópticas que pueden provocar fracaso escolar, o pueden añadir gravedad a otros problemas subyacentes, pero nuestra labor como profesionales de la visión es aconsejar y velar por el interés de nuestros pacientes. Si he de venderle una gafa que reálmente le va a ayudar, intentaré que se lleve la mejor ayuda posible. Si no voy a poder ayudarle, le remitiré al profesional que sí pueda hacerlo. igual que hacen los médicos honrados.

    Pero a veces el ser humano es avaricioso y si vende unos lentes de color (o cualquier crecepelo) y se gana un puñado de euros, le importa tres pimientos el futuro del cliente.

    Pasa en todos los sectores, hay mucho vendedor de humo, de pulseritas holográficas (que no se como narices van a imprimir sobre ellas unas “frecuencias” naturales), de agua del grifo embotellada…..

    Pero por suerte, no todos somos así. Conozco a muchos excelentes profesionales que no entran al trapo por ganar unos míseros euros (aunque puedan ser muchos euros) y prefieren no vender productos milagro y si productos avalados por estúdios “de verdad”.

    Un saludo y sigue así.

    • Yuri dijo,
      El 7 de octubre de 2010 @ 19:27

      Gracias especiales por tu comentario como profesional.

      Por supuesto, no me cabe la menor duda de que la mayor parte de los profesionales son gente honrada que busca lo mejor para sus pacientes. Y que otros han sido confundidos sinceramente. En todas partes, como bien dices, hay vendedores de humo.

      Y además, insisto en que el trato que me han dispensado vuestros representantes de los Colegios y los profesores de la universidad ha sido exquisito, veraz y cooperador en todo momento, mucho más de lo que estaban obligados a ser. Sólo eso ya dice mucho de lo que debe ser el promedio en vuestra profesión. :-)

  7. padre de niños con tdah dijo,
    El 7 de octubre de 2010 @ 14:08

    Gracias por la info, yo no sabía de esto, pero está bien que lo des a conocer. Mi consejo para tu amiga: Tratamiento médico, que pida una consulta a un neuropediatra o similar. Hay unas pastillas (p. ej. metilfenidato). No hacen magia, pero ayudan. Tienen efectos secundarios, pero como todos los medicamentos. Es lo que hay. No tiene cura, pero sí bioquímica paliativa. Lo peor de todo no es que te tanguen 700 EUR (que ya es bastante grave). Lo peor es que esto haga que el verdadero tratamiento se retrase o se anule. Eso es lo directamente criminal.

    • Yuri dijo,
      El 7 de octubre de 2010 @ 19:30

      Sí, como comento más arriba el tema de la evaluación profesional está en proyecto. De hecho fíjate lo que tiene esto de las pseudociencias: el mero hecho de que haya sucedido esto con los cristales coloreados ya lo ha retrasado y ha incrementado las dudas familiares. :-(

      Como comento más arriba, opino que a veces los TDAH se sobrediagnostican, pero por supuesto no discuto su existencia ni mucho menos (a diferencia del ODD ese…). En este caso particular, no sé yo si es TDAH o simplemente “una niña movida”. Pero no soy yo quien debe decidirlo, sino un profesional.

      • el padre dijo,
        El 7 de octubre de 2010 @ 23:03

        Déjalo en manos del profesional. Te juro que en lo que yo sé, hay un antes y un después de la medicación. Te diré más. No niego que haya casos de sobrediagnóstico. Pero tengo claro que compañeros de estudios míos eran TDAH en los 70, pero en aquellos tiempos … eran “malos”. Yo, en lo que me concierne … lo tengo claro y cercano. Y lo mejor que pude hacer es ir al médico cuando me lo recomendaron. El metilfenidato magia no hace … pero se nota un huevo. Eso sí, que vaya a un neuropediatra, son los que saben diagnosticarlo. Es todo bioquímica, Yuri, es así de sencillo, dopamina, neurotransmisores … no hay más.

        • Yuri dijo,
          El 7 de octubre de 2010 @ 23:07

          Tomo tu consejo con gran interés y además se lo transmitiré a mi amiga, que por otra parte es muy posible que lea esto (o lo haya leído ya). :-)

      • el padre dijo,
        El 7 de octubre de 2010 @ 23:53

        Yuri, ya acabo. El problema no es que el niño sea o no movido, lo grave son los problemas de aprendizaje, lecto-escritura, etc… Uno puede ser muy listo y ser un TDAH, no son cosas incompatibles… En fin, no quiero sesgar el diagnóstico, porque me consta que es complicado y a veces hay cosas mezcladas (TDAH o dislexia?). Merece la pena ir al médico y enfrentar el problema, especialmente si hay un déficit claro de aprendizaje pero su IQ es normal o incluso alto. En fin, suerte para tu amiga (más bien, su hija…), y dile que el mundo no se cae, la falta de apetito se pasa con el tiempo y los problemas de sueño … Para eso también tienen solución los neuropediatras. Dile que se anime, hay cosas mucho peores.

    • PALOMA dijo,
      El 19 de octubre de 2010 @ 19:33

      si no conoces no opines mi hijo utiliza esas gafas y digan lo que digan estan resolviendo su problema y punto

      • Yuri dijo,
        El 19 de octubre de 2010 @ 19:42

        ¿Alguna prueba, o me tengo que fiar así a pelo, ya no sólo de tu palabra sino también de que sepas distinguir un efecto placebo de lo que no lo es?

        En otro orden de cosas, te ruego leas la norma que acabo de establecer para publicar en este post, unos mensajes más abajo, válida desde las 19:08 de hoy, 19/10/2010: será bienvenido cualquier comentario avalado con documentos o citaciones científicas, revisadas por pares (peer-reviewed), correctamente referenciadas y con validación independiente, de crédito igual o superior a las utilizadas en el post. Los demás comentarios que realicen afirmaciones de eficacia terapéutica indemostradas serán borrados sin previo aviso, por razones obvias de defensa de los consumidores y pacientes.

  8. MiGUi dijo,
    El 7 de octubre de 2010 @ 14:44

    Un gran post de denuncia :)

    • Yuri dijo,
      El 7 de octubre de 2010 @ 19:30

      Eso se pretendía. :-)

  9. jashugun dijo,
    El 7 de octubre de 2010 @ 15:03

    Saludos, estupendo artículo. Una pregunta ¿es normal que en el dibujo del circulo de lineas al verlo se sienta un poco de molestia y las lineas parezcan confusas? gracias.

    • Yuri dijo,
      El 7 de octubre de 2010 @ 19:32

      Sí, es normal (yo me estaba volviendo loco mientras lo montaba :-D ). Es el mismo efecto que el de las “camisas milrayas” en televisión. Lo que pasa es que algunas personas (no necesariamente disléxicas) pueden encontrar la misma sensación molesta y confusa cuando leen un texto impreso en negro sobre fondo blanco (como la mayoría). En este caso y sólo en este caso, una lente coloreada puede mejorar el confort (según me comentó la Dra. Borrás); cosa no despreciable. Pero, por supuesto, ningún vidrio puede curar un trastorno neurocognitivo o neuropsiquiátrico. Y mucho menos a cientos de euros el par.

      • krollspell dijo,
        El 7 de octubre de 2010 @ 20:22

        Lo de las camisas milrayas y los efectos de colorines de la TV es algo más complicado. Tiene que ver con cómo estaba codificada la información de color y de brillo en la señal analógica de TV. Cambios de brillo de alta frecuencia se “desbordaban” dentro de la información de color. Con señales digitales no sucede.

        • Yuri dijo,
          El 7 de octubre de 2010 @ 20:25

          Thanks. ;-) Me pusieron ese ejemplo.

          En todo caso, los patrones repetitivos de esas características pueden causar molestias al ojo e hiperexcitabilidad cerebral.

        • Iago Prado dijo,
          El 8 de octubre de 2010 @ 0:10

          Siento disentir con Krollspell;
          El efecto que producen las camisas de rayas en Televisión (y en fotografía), se llama efecto moirè (creo que es un tipo de tela rayada…), y es causado por la superposición en diferentes angulaciones de varios patrones de lineas, un patrón perteneciente al objeto grabado y otro es propio del sensor de la cámara usada y se produce tanto en TV analógica como en digital . En fotografía parece ser que es más apreciable con cámaras digitales.

          Como curiosidad; en el 2007 la Sexta cambió su logo para evitar ese efecto.

        • voet dijo,
          El 8 de octubre de 2010 @ 9:29

          prado tiene razón: es un moiré, un patrón de interferencia fácilmente observable en las TVs analógicas y algunos modelos de cortinas :)

          de todos modos no tiene nada que ver con la codificación YUV de color o sus variantes, pues se puede producir perfectamente en blanco y negro.

          es un hecho reconocido que en el primer debate político-televisivo los asesores de imagen de kennedy le recomendaron, en contra de la moda de aquella, llevar ropa lisa para no producir moiré en la pantalla y transmitir mejor aura que nixon, cuyo evidente y móvil moiré debido a las rayas de su ropa contribuyeron a darle más aura de mal rollo del que tenía de nacimiento.

          http://www.youtube.com/watch?v=jXEgnRWRJfg

          y esto fue en la era del B/N.

        • Abel dijo,
          El 9 de octubre de 2010 @ 12:51

          A mi en unas prácticas de laboratorio vi que tenía que ver con el efecto Aliasing. Ahora investigando un poco he visto que el patrón de Moiré está relacionado con el efecto Aliasing.

          Siempre se aprende algo nuevo ;)

          Por cierto, una vez más, grandísimo post sobre escepticismo.

  10. Jesús dijo,
    El 7 de octubre de 2010 @ 15:22

    Un post muy trabajado. Si señor. Felicidades y muchas gracias.
    Un saludo y sigue así por favor.

    • Yuri dijo,
      El 7 de octubre de 2010 @ 19:32

      Gracias a ti. Se intentará. ;-)

  11. Alba dijo,
    El 7 de octubre de 2010 @ 15:37

    Yuri, normalmente ya supones un bálsamo para este cerebro científico en formación que te lee, pero realmente éste ha sido un artículo sobresaliente. No conocía la existencia de éstas gafas de colores, pero como bien dices el fondo del asunto es denunciar ésa “prostitución científica” que tristemente existe.

    Precisamente hace poco he estado leyendo bastante sobre la responsabilidad que los científicos tenemos para con la sociedad en general, y es que el mayor daño que podemos hacer me temo que es utilizar esa “autoridad del saber” que se nos supone para difundir falsos conocimientos al público general. La gente no es tonta, pero no van a ponerse a investigar a fondo cada puñetera afirmación que le hace su farmacéutico/médico/optometrista/fisioterapeuta… porque ése no es su trabajo. A mí también me entra un fuerte cabreo interior cuando entro en una farmacia y veo que venden homeopatía… o Power Balance, no sé qué es peor.

    Al leerte he recordado que, de adolescente, mi optometrista me hacía hacer ejercicios con gafas de colores. No parece que tenga mucho que ver con ésto, pero siempre me he preguntado en qué se basaban, si es que tenían alguna base. Consistían en escuchar unos cassettes de música relajante en una habitación oscura, mirando a una luz estroboscópica, mientras llevaba puestas unas gafas (de cartón) con un filtro (de plástico no rígido) de color diferente en cada ojo. Tenía varias gafas y cada una correspondía a un cassette, y se supone que eso debía mejorar mi calidad de visión (tengo miopía y un ojo algo “vago” por la diferencia de dioptrías).

    Me pregunto si en tu investigación te has cruzado con algo parecido?

    • Yuri dijo,
      El 7 de octubre de 2010 @ 19:38

      Gracias, Alba. :-)

      Sí, me he encontrado con algo parecido, aunque no lo he explorado en profundidad (ya no me daba tiempo). En su tesis doctoral, el Dr. Vidal menciona las pruebas con estas lentes coloreadas para mejorar la lectura desde al menos 1936, del siguiente modo:

      “El empleo de lentes coloreadas para mejorar la lectura se viene documentando en la literatura científica desde las primeras décadas del siglo XX (Henning, 1936, citado en: Howell y Stanley, 1988). En los años 20 y 30 del siglo pasado, Henning empezó a utilizar la luz para tratar diferentes problemas optométricos mediante un procedimiento denominado cromo-ortóptica. Unos años más tarde, Critchley (1964) citó un caso en el que un joven disléxico que no podía leer las letras negras que estaban en una tarjeta con un fondo blanco, era capaz de leerlas cuando el fondo de la tarjeta era de diferentes colores. Sin embargo, no fue hasta los años 80 cuando dicha técnica adquirió cierta popularidad en los países anglosajones…”

      Es posible que tu optometrista hubiera leído o estudiado algo al respecto de alguna subvariante y estuviera haciendo pruebas o viendo a ver si te mejoraban en algo la visión.

      • Alba dijo,
        El 14 de octubre de 2010 @ 18:23

        Vaya, ciencia puntera: hace por lo menos 70 años de ésto….

        Gracias de nuevo Yuri, algún dia la mosca picará demasiado y profundizaré en el tema. Y gracias por leerte los comentarios y contestarlos!

        • Yuri dijo,
          El 14 de octubre de 2010 @ 21:49

          Un placer. ;-)

  12. José Luis dijo,
    El 7 de octubre de 2010 @ 16:09

    Genial artículo Yuri, entiendo tu cabreo y lo comparto.

    • Yuri dijo,
      El 7 de octubre de 2010 @ 19:38

      Es que no es para menos. Gracias. :-)

  13. Juanote dijo,
    El 7 de octubre de 2010 @ 16:56

    Buen artículo, Yuri. Enhorabuena por los conocimientos que aportas y el trabajo de búsqueda y documentación.
    Tristemente, podrías escribir uno similar cada 6 meses sobre un nuevo producto milagro (el anterior fueron las pulseras con hologramas?).
    Yo, al igual que tú, evito farmacias con remedios homeopáticos. Una vez entré en una sin darme cuenta, pedí algo para la garganta, y me ofrecieron un magnífico preparado homeopático, “No, yo quiero uno de los que hacen algo”, respondí. Me miró mal, y dijo que no tenía.

    • Yuri dijo,
      El 7 de octubre de 2010 @ 19:40

      ¡JA! Eso me ha pasado a mí alguna vez, aunque yo soy más sutil. Comienzo siempre preguntando cuál es el principio activo. ;-)

      Gracias.

    • kaybi dijo,
      El 7 de octubre de 2010 @ 20:16

      te das cuenta? has hecho que un farmaceutico homeopatico te diga que no tiene ninguna medicina que haga efecto para curarte el dolor de garganta…. ni siquiera la que te estaba vendiendo XDXDXD

      tendrias que haber llevado microfono

  14. Noelia González dijo,
    El 7 de octubre de 2010 @ 17:33

    Eres un monstruo :)

    • Yuri dijo,
      El 7 de octubre de 2010 @ 19:40

      ¡Groar! :-D

  15. Petoro dijo,
    El 7 de octubre de 2010 @ 17:59

    Felicidades de nuevo Yuri.

    Aprovecho para compartir este enlace sobre un nuevo tipo de gafas que leí anteayer:

    http://blogs.lainformacion.com/futuretech/2010/10/05/gafas/

    En el que un científico (serio) habla de la mejora que se obtiene en la visión con unas gafas con las lentes rayadas en una manera particular.

    Con ellas, aparentemente, se obtiene una visión razonablemente buena entre 33 cm y el infinito.

    Lo cual no está mal. De ser cierto, casi supone una mejora respecto al ojo animal/humano. ¡Sobre todo porque no necesita partes móviles!

    Lo que ya no sé es si el mismo rayado sirve o no para todas las graduaciones. Lo primero sería grandioso y revolucionario.

    Personalmente le doy crédito porque es un investigador de una universidad prestigiosa.

    Y también porque yo, cuando estoy mirando el teletexto de TV a cierta distancia y sin gafas, y no distingo bien lo escrito, hago un pequeño agujerito entre mis dedos pulgar, índice y corazón, y a través del mismo, consigo cierta mejora en la visión…

    • Yuri dijo,
      El 7 de octubre de 2010 @ 19:40

      Sí, algo vi de esto, y además me llamó la atención porque precisamente estaba documentando este post. Tengo que mirarlo con más detalle.

      Gracias. :-)

    • TOSHACK dijo,
      El 8 de octubre de 2010 @ 11:41

      Para PETORO: Lo de los lentes rayados no es más que un experimento (de momento), no está aceptado ni hay pruebas de que vaya a ir bién.

      Y un consejo, si haces un agujerito (estenopéico se llama) con los dedos y ves mejor, te puedo asegurar que necesitas gafas o tus lentes no están actualizados ;-) Lo que haces es reducir la aberración esférica própia del ojo y de ahí que veas mejor si tienes algo de miopia o hipermetropía. Que te hagan un exámen visual

      Para ALBA: los optometristas si que usamos a veces gafas de colores (lo de las casettes no lo había oido nunca), pero NO se usan para problemas de aprendizaje, sino para trabajar la binocularidad, las supresiones y fijaciones. Es lo que se conoce como Terápia visual (que ni hace milagros ni es una farsa, símplemente ejercitas musculaturas y refuerzas movimientos fijaciones, fusiones y estereópsis para reducir sintomatologías).

      Para OUSE: es que los filtros chromagen necesitan distribuidores autorizados y como El Corte Inglés es uno de ellos, parece que la cosa es más séria. NO HAY NADA QUE AVALE LA EFECTIVIDAD aunque lo diga el mismísimo Corte Inglés.

      Sobre los filtros 547 nm y demás SI SON efectivos para reducir los deslumbramientos provocados por diversas patologías al eliminar la luz azul, pero de ahí que combatan la dislexia…….. yo los uso en DMAE, en retinosis pigmentárias, etc… para aumentar la calidad de visión, pero actúan a nivel retineano, no a nivel cerebral. Por tanto, puede ser que ayuden (no lo sé) pero por si solos no van a curar nada, y es necesário otro profesional (los optometristas no tenemos esa formación) que ayude al paciente con su dislexia.

      • Alba dijo,
        El 14 de octubre de 2010 @ 18:27

        TOSHACK, gracias por la aclaración; en mi caso, como comenté arriba, se me trataba la visión, no el aprendizaje. Pero como se usaban gafas de colores pensé que algo podía tener que ver: la escenita era bastante surrealista… niña en habitación a oscuras con luz estroboscópica, gafas de cartón con filtros de colores y walkman con musiquita relajante.

        Para ser un ejercicio de la musculatura del ojo era bastante pintoresco la verdad :D

  16. PacoM dijo,
    El 7 de octubre de 2010 @ 18:01

    Plas, plas, plas (y aquí, la ola)

    • Yuri dijo,
      El 7 de octubre de 2010 @ 19:40

      Muchas gracias. ;-)

  17. Petoro dijo,
    El 7 de octubre de 2010 @ 18:44

    Una curiosidad sobre las gafas con dos tintes:

    Ana Torroja acaba de sacar un disco titulado “Sonrisa” (que también se puede escuchar en Spotify). En la carátula aparece ella con unas imponentes gafas bicolor.

    Anteayer 5 de octubre le hicieron una entrevista en el periódico, entrevista que podéis ver aquí:

    http://www.elmundo.es/encuentros/invitados/2010/10/4352/

    En la pregunta número 11, el lector Javier se cuestiona por qué motivo la imagen reflejada en uno de los cristales es en blanco y negro, y la otra en color.

    Just for fun :-)

    • Yuri dijo,
      El 7 de octubre de 2010 @ 19:41

      Es que las magufadas de cada cual son asunto privado. :-D

      O a lo mejor se está convirtiendo en moda…

  18. Ana dijo,
    El 7 de octubre de 2010 @ 19:23

    Hacía años que no leía algo tan irrebatible. No me queda nada más que decir que enhorabuena por tu enfoque crítico, y darte las gracias por tu información.
    Es la primera vez que me paso por aquí, pero lo haré más a menudo.

    Un saludo.

    • Yuri dijo,
      El 7 de octubre de 2010 @ 19:41

      Es un placer y me alegrará tenerte por aquí. :-)

  19. nk82 dijo,
    El 7 de octubre de 2010 @ 19:51

    Excelente artículo Yuri, creo que refleja perfectamente el cabreo que sentimos muchos con charlatanería varía como las famosas pulseras con hologramas o relojes con “iones y turmalina”.

    No entiendo como no hay una autoridad dedicada a tirar abajo estas estafas que sólo ocasionan gasto y dolores de cabeza a los que tenemos dos dedos de frente.

    • Yuri dijo,
      El 7 de octubre de 2010 @ 20:23

      Debería existir un organismo público de defensa del consumidor, anti-fraudes e “inutilidades caras”. Sería complicado de montar, pero es algo que deberíamos reclamar todos.

  20. Sergio dijo,
    El 7 de octubre de 2010 @ 19:54

    Un artículo genial, enhorabuena.

    Eso sí, me llama la atención que cuando dices “El asunto parece lo bastante grave como para consultar directamente a los máximos representantes de ópticos y oftalmólogos en España”, no hayas consultado a la Sociedad Española de Oftalmología (www.oftalmo.com/seo/), donde probablemente te hubieran dicho lo mismo que ya has comentado. Simplemente una sugerencia.
    Un saludo.

    • Yuri dijo,
      El 7 de octubre de 2010 @ 20:22

      Toda la razón. No se me ocurrió en el primer momentoaunque luego les mandé también un mensaje, pero demasiado tarde para que pudieran llegar a decirme algo. Mea culpa. :-(

  21. ouse dijo,
    El 7 de octubre de 2010 @ 20:23

    Trabajo en un colegio y lo de las gafas lo llevo viendo desde hace un par de años. Ningún alumno ha mejorado en sus dificultades y lo que si ha pasado es que han dejado de llevarles a las consultas de los logopedas, psicopedagogos y demás especialistas que trataban sus dificultades. Es un timo vergonzoso. Pero es que lo venden en el corte inglés….es lo que dicen algunos padres para autoconvencerse.
    Y no es el único timo; se ofrecen terapias milagrosas para resolver cualquier dificultad de un niño. Hay una incluso que vende una especie de “orgullo disléxico” en la que intentan convencer a los padres y al niño que su problema simplemente es que percibe el mundo de manera especial. Y qué decir de los que venden la idea de los niños índigo….unos seres especiales que están poblando el planeta…..buscad en la red…da miedo.

    • Yuri dijo,
      El 7 de octubre de 2010 @ 20:27

      Muchas gracias por el punto de vista profesional.

      Sí, en torno a los niños se está creando un montón de magufería inútil y peligrosa. Un día de estos habrá que plantar cara en serio.

  22. RegMaster dijo,
    El 7 de octubre de 2010 @ 20:37

    “El tío Yuri, que es la primera vez que oye hablar del asunto en su vida”

    Ya somos 2

    • Yuri dijo,
      El 7 de octubre de 2010 @ 21:23

      Y sin embargo, parece que el tema se mueve bastante por ahí y se vende en comercios, centros comerciales y ópticas de cierta enjundia. Sí, yo también me quedé a cuadros durante un rato. :-(

      Agradable verte por aquí. ;-)

  23. asdfa dijo,
    El 7 de octubre de 2010 @ 20:47

    esto se nombró hace décadas en la revista Quo.

    • Yuri dijo,
      El 7 de octubre de 2010 @ 21:24

      ¿Y qué decían?

  24. Kwitsat dijo,
    El 7 de octubre de 2010 @ 21:30

    No tenía ni idea del tema o.o
    Está claro que la capacidad del mundo para crear timos superó ya hace mucho tiempo mi capacidad para estar informado…

    PD: Yuri, eres un Real American Hero.

    • Yuri dijo,
      El 7 de octubre de 2010 @ 21:48

      O “Russian Hero”. :-D

      Gracias. ;-)

  25. El 7 de octubre de 2010 @ 21:34

    Comence a escribir un largo comentario y dos veces se me disparo sin concluir, lo partire para no trabajar en vano.
    1) Partamos de que soy partidario de que una de las grandes mafias es la de los medicamentos, sin embargo voy a opinar que las gafas de colores son utiles en algunos casos y la metodologia usada para investigar por Yuri, no ha sido la mejor

    • Yuri dijo,
      El 7 de octubre de 2010 @ 21:49

      Estoy abierto a su opinión sobre cuál sería mejor metodología y, en su caso, publicar un nuevo artículo. :-)

  26. El 7 de octubre de 2010 @ 21:41

    Sigpcon en analisis
    1) Es muy dificil que asociaciones pediatricas sepan sobre los aspectos fisico y fisiologicos de la vision, lo estudian en un mes en su carrera de medicina
    2)Conozco a varios de los entrevistados en el area optometrica y no han sido contundetes respecto a su inservilidad
    3) Nadie puede negar que la luz se descompone segun la longitud de onda y justamente es la azul siempre, la que se forma por delante de la retina y produce una exacerbacion que llamaremos ahora de tipo siquica en el individuo con tendencia
    *Lo hemos registrado en estudios electroencefalogaricos estrobosocopicos, en aquellos operadores de monitores de luz verde fosforo que sufrian de agotamiento por la incidencia de la descomosicion de esa onda, y que tenian un test el lunes a la mañana y que tenian el que parecia de otro individuo el viernes a la tarde
    2) Tambien hay padres y neurologos que tratan de convertir el caso neurologico a su niño para ” sacarselo de encima” los primeros y los segundos por formacion, sin resultado valedero

    • Yuri dijo,
      El 7 de octubre de 2010 @ 22:00

      Sin embargo, aquí sí que no coincido en nada:

      > 1) Es muy dificil que asociaciones pediatricas sepan sobre los aspectos fisico y fisiologicos de la vision, lo estudian en un mes en su carrera
      > de medicina

      Le recuerdo que es declaración conjunta de la Academia Estadounidense de Pediatría Y la Academia Estadounidense de Oftalmología, la Asociación Estadounidense de Oftalmología Pediátrica y Estrabismo y la Asociación Estadounidense de Ortoptistas Certificados. Más la cita del Dr. Vidal en la Gaceta Óptica de España. Me parece un poco extraño dudar de que las academias de oftalmología y oftalmología pediátrica de los EEUU, por no mencionar a los ortoptistas, “sepan sobre los aspectos físicos y fisiológicos de la visión”.

      > 2)Conozco a varios de los entrevistados en el area optometrica y no han sido contundetes respecto a su inservilidad

      No han sido contundentes en que no sirva para nada: como se dice en el post, pueden ser útiles para aumentar el confort visual y reducir algunas molestias y dolores relacionados con la lectura. Sin embargo, difícilmente se puede exagerar contundencia a las afirmaciones, plasmadas por escrito y publicadas, que coinciden en no recomendar el producto para cualquier clase de trastorno neurocognitivo subyacente y los problemas de lectura en general:

      “Por lo tanto, los filtros coloreados utilizados en el presente trabajo no parecían ser un método eficaz para tratar los problemas de lectura porque propiciaban la aparición del efecto placebo y, al no estar demostrada su eficacia como tratamiento, se debería desaconsejar a los pacientes porque se desperdicia tiempo y recursos económicos que podrían ser empleados en intervenciones que hayan demostrado su eficacia.”

      –En Gaceta Óptica, órgano oficial del Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas de España; marzo 2008;424:28-29.

      En todo caso, conservo copia de todo por si alguien tuviera algún problema con la fidelidad de las fuentes.

      De hecho, aquí radica la confusión o el “truco” si lo prefieres: en que como pueden tener una eficacia marginal para favorecer la lectura bajo determinadas circunstancias *entonces* se extrapola que puede servir contra la dislexia y todo lo demás. Esta correlación es falsa y no sólo no está probada, sino que además cuenta con numerosos estudios (verdaderamente) científicos en su contra.

      > 3) Nadie puede negar que la luz se descompone segun la longitud de onda y justamente es la azul siempre, la que se forma
      > por delante de la retina y produce una exacerbacion que llamaremos ahora de tipo siquica en el individuo con tendencia
      > *Lo hemos registrado en estudios electroencefalogaricos estrobosocopicos, en aquellos operadores de monitores
      > de luz verde fosforo que sufrian de agotamiento por la incidencia de la descomosicion de esa onda, y que
      > tenian un test el lunes a la mañana y que tenian el que parecia de otro individuo el viernes a la tarde

      ¿Y esto qué significa? ¿Cuál es el mecanismo de acción y sus efectos mensurables? ¿Dónde está publicado? ¿Cuál es su reproducción y validación independiente?

      Sobre esa “exacerbación de tipo síquica” que menciona ya se habla en el post, exactamente aquí:

      “Algunas personas presentan molestias visuales al enfocar la vista en patrones de líneas negras sobre fondo blanco (similares a las líneas de texto en un papel), con un efecto de hiperexcitabilidad cerebral que puede llegar a producir confusión y dolores de cabeza durante la lectura. Parte de estas personas encuentran alivio al ver tales patrones a través de un filtro de otro color. Suponer que esto implica una posibilidad de tratamiento de la dislexia, el autismo o cualquier otro problema neurocognitivo o conductual complejo no se sostiene científicamente.”

      > 2) Tambien hay padres y neurologos que tratan de convertir el caso neurologico a su niño para ” sacarselo
      > de encima” los primeros y los segundos por formacion, sin resultado valedero

      Como comprenderá, esto es en extremo opinable, por decirlo suavemente.

  27. mandros dijo,
    El 7 de octubre de 2010 @ 21:41

    Yo lo único que había leído de gafas de colores era para ciertos tipos de daltonismo. Desconozco si tiene base científica aunque parece tener algo de lógica a priori.

    Creí que en tu artículo saldría algo al respecto pero ya veo que no ha derivado hacia ese sentido.

    En cualquier caso de tu artículo me ha tranquilizado la conclusión respecto a que las grandes instancias médicas del sector sí eran conscientes que no tenía validez científica y habían hecho esfuerzos para trasladarlo a los profesionales.

    • Yuri dijo,
      El 7 de octubre de 2010 @ 22:04

      Me tenía que concentrar en el tema principal, por razones elementales de tiempo y alcance.

      En efecto a tu última frase, y como tal había sido publicado reiteradamente.

  28. El 7 de octubre de 2010 @ 22:12

    3) Las sociedades medicas grandes socios de las corporaciones medicinales no son tampoco las que estudian feomenos de la fisica o de la fisiologia.
    3a) Si Vd es de la hermosa Valencia, tierra de la mejor horchata , segun le hicieron probar a este argentino en la Universidad, tiene a un Dios de la Optica Fisiologica,alli, el Prof Emerito de la Universidad Don Mariano Aguilar Rico quien en sus tomos, Optica Fisiologica i, II y III le hara compender que el fenomeno de la luz y la perturbacion pueden suceder
    4)Los filtros opticos como son rojos para corregir ( no curar) el daltonismo), mejorar la vision nocturna, la de 547nm de onda en la ambliopia son de gran ayuda para la humanidad y no todos los profesionales lo saben
    5) Tenemos pacientes de dislexia agradecidos, que con software especial de entrenamiento. test previo y con mucha precaucion, afirmamos que mejorar su performarce. Siempre nos preguntamos, en lo intimo de nuestras conciencias , sino sera que el hecho de que este niño qiere llamar la atencion, y lograr la de sus padres, sus psicopedagogos y los profesionales de la optometria, logran contenerse, pero si es asi.., binevenido sea.
    Lo invito a discurrir sobre esto y si quiere seguir la investigacion lo hagamos en conjunto con la gente que sabe
    Saludos muy cordiales
    Luis Carlos

    • Yuri dijo,
      El 7 de octubre de 2010 @ 22:18

      > 3) Las sociedades medicas grandes socios de las corporaciones medicinales no son tampoco las que estudian feomenos de la fisica o de la fisiologia.

      Vamos, Luis Carlos, no pretenderá que me crea que las sociedades médicas (y sus asociados) no estudian los fenómenos físicos sobre el cuerpo humano o la fisiología, ¿no? :-)

      > 3a) Si Vd es de la hermosa Valencia, tierra de la mejor horchata , segun le hicieron probar a este argentino en la Universidad, tiene a un Dios de la Optica Fisiologica,alli,
      > el Prof Emerito de la Universidad Don Mariano Aguilar Rico quien en sus tomos, Optica Fisiologica i, II y III le hara compender que el fenomeno de la luz y la perturbacion
      > pueden suceder

      Soy de Valencia, le agradezco la cortesía y consultaré los libros que me menciona. Si me es posible, hasta me pondré en contacto con D. Mariano Aguilar. Pero agradecería me adelantara de qué manera específica estos textos apoyan la suposición de que un filtro de colores puede tener un efecto terapéutico eficaz sobre la dislexia y otros trastornos similares.

      > 4)Los filtros opticos como son rojos para corregir ( no curar) el daltonismo), mejorar la vision nocturna,
      > la de 547nm de onda en la ambliopia son de gran ayuda para la humanidad y no todos los profesionales lo saben
      > 5) Tenemos pacientes de dislexia agradecidos, que con software especial de entrenamiento. test previo
      > y con mucha precaucion, afirmamos que mejorar su performarce. Siempre nos preguntamos, en lo intimo de
      > nuestras conciencias , sino sera que el hecho de que este niño qiere llamar la atencion, y lograr la de sus padres,
      > sus psicopedagogos y los profesionales de la optometria, logran contenerse, pero si es asi.., binevenido sea.
      >Lo invito a discurrir sobre esto y si quiere seguir la investigacion lo hagamos en conjunto con la gente que sabe

      Arriba tiene mi cuenta de correo electrónico, a donde puede dirigir cualquier consideración en este respecto cuando lo desee. Le prevengo, eso sí, que si hablamos de “gente que sabe” tendrá usted que referirme a personas o instituciones de igual o mayor nivel que las expuestas en este post.

      > Saludos muy cordiales
      > Luis Carlos

      Saludos igualmente cordiales,

      Yuri

      PD (editado): Por cierto, Luis Carlos, tengo curiosidad. ¿Cuánto vienen a costar unas lentes de estas en la Argentina? Aproximadamente, no hace falta que sea exacto.

    • ErrRoddy dijo,
      El 8 de octubre de 2010 @ 0:57

      Con todo respeto, mejora tu ortografía si quieres que te entienda, Luis.

  29. Magufo de Guardia dijo,
    El 7 de octubre de 2010 @ 22:44

    A ver, señor Yuri: a mí me recertó mi oftalmóloga unas gafas azules, que llevo puestas en este momento, y le aseguro que mi visión ha mejorado muchísimo con ellas. Es cierto que mi oftalmóloga sólo me recetó la graduación del cristal, pero el hermoso azul de la montura me aporta mucho: estoy guapísimo.

    Los colores afectan a la visión no sólo psicológicamente: en los puentes de mando de los barcos -al menos tiempo ha- se usaba una luz azul para no deslumbrar y ver bien hacia afuera en la negrura de la noche. Como usted mismo admite, la percepción visual puede ser que mejore y ello ayude a la concentración en el estudio -del mismo modo que una postura correcta ayuda, o un lugar adecuado ayuda, en caso de la auténtica hiperactividad dudo mucho que ayude un simple colorcito-. Lo pongo en duda, pero no entro a valorarlo porque no es mi “terreno”.

    Lo que sí es mi terreno -al menos colateralmente- es el de las lentes en sí. Y una lente coloreada, polarizada y bendecida por todos los santos no puede EN LA PUTA VIDA costar el pastizal que usted señala. A no ser que sea un timo.

    Esto es: si esas gafas se vendiesen por un coste muy razonable, no sería timo, pero con esos precios es, simplemente, un timo. Un timo agravado porque los padres somos capaces de eso y mucho más por intentar ayudar a nuestros hijos, Incluso para protegerlos de una hiperactividad imaginaria.

    Saludos y -como siempre- gracias por el artículo.

    Eladio.

    • Yuri dijo,
      El 7 de octubre de 2010 @ 23:09

      Gracias, mi estimado magufo de guardia. Tiempo sin verte por aquí a ti también. ;-)

    • Luis Carlos Fliguer dijo,
      El 8 de octubre de 2010 @ 20:35

      No tengas ninguna duda, pengo cientos de casos en que mejoran los pacientes y asi lo manifiestan
      Saludos cordiales
      Luis Carlos Fliguer

  30. jr dijo,
    El 7 de octubre de 2010 @ 22:44

    Gracias Yuri no solo por este artículo, sinó por la página en sí. Es una gozada descubrir un lugar donde la pereza mental debe ser obligatoriamente aparcada y la maquinaria cerebral puesta a trabajar a velocidad de crucero. En cuanto a la entrada presente, al fin encuentro lo que creo que te faltaba: una punta necesaria de “mala leche”, y es que no sirve de nada difundir, explicar y educar si, en ciertos casos como este, uno “no toma partido, partido hasta mancharse” De nada sirve ser aséptico denunciando lo denunciable si al tiempo no nos comprometemos en contra de ello, sin que eso signifique que siempre se tenga razón. Felicidades por tanto, y adelante.
    También me gustaría añadir un punto sobre los profesionales del ramo, y es que es muy dificil estar en todas. Son tantas las novedades, los cambios continuos, los nuevos estudios que contradicen fehacientemente “verdades” asentadas, etc. que suele recurirse, por comodidad o desidia, a la ley del mínimo esfuerzo y al “argumentum ad populum” para intentar eludir la propia responsabilidad. No los disculpo ni lo admito, pero sirva de explicación del porqué de algunas actuaciones.
    Buenas noches.

    • Yuri dijo,
      El 7 de octubre de 2010 @ 23:16

      Pero es que ya hay mucha mala leche por ahí, y muchos mercaderes del odio, y mucho vocínglero y gente constantemente cabreada con cualquier excusa. Yo prefiero este sereno jardín entre amigos, donde podamos charlar de buena fe sobre un montón de cosas chulas. :-) Cuando hay que mojarse, hay que mojarse y me mojo; pero el cabreo y el griterío por el cabreo y el griterío no es mi estilo.

      De acuerdo en lo que dices sobre los profesionales del ramo (o de cualquier otro ramo con un fuerte componente científico-técnico). Es complicado, pero también necesario y una obligación. Por eso mi deseo ha sido apelar a la profesionalidad y honradez de los que pudieran haber estado equivocados de buena fe.

      • jr dijo,
        El 8 de octubre de 2010 @ 21:28

        Respetado Yuri, la diferencia entre el cabreo vocinglero y la punta de mala leche a la que me refiero es la que va entre el que grita por gritar, por oirse a si mismo, y aquel que está dispuesto a hacer valer serenamente sus derechos, pero sin amilanarse ante nada. Sin ese empuje, esa decisión, no se va muy lejos, y si hay que manifestar que determinadas acciones son manifiestamente perniciosas, pues se afirma con rotundidad, que no con violencia o malos modos. Por eso es solo una punta, un atisbo apenas, para que nadie se lleve a engaño. Y, tal y como se manifiesta en la entrada, justificando lo afirmado. Adelante, que estamos contigo.

  31. Viden dijo,
    El 7 de octubre de 2010 @ 23:50

    Gran artículo, ni había oído hablar de estas gafas “milagrosas”.

    ¿He leído que existe acaso un artículo de las condenadas pulseras holográfico-esotérico-nanobóticas que te convierten en un Titán porque sí? (Nótese el ácido sarcasmo) ¿Donde?

    • Yuri dijo,
      El 8 de octubre de 2010 @ 2:56

      Es que de eso ya hay mucha gente escribiendo. :-P

      Pero igual le meto mano, quién sabe. ;-)

  32. Kasumi dijo,
    El 8 de octubre de 2010 @ 0:38

    Yo si había oído hablar de estas gafas cuando era pequeña, pero no como sustituto de tratamiento, sino acompañando este, y si, para mejorar la lectura.
    Muy interesante tu post, y ahora me pregunto si ya entonces costarían tanto o es ahora que parece que dichos diagnósticos (antes tan raros) están “de moda” y están haciendo su agosto

    • Yuri dijo,
      El 8 de octubre de 2010 @ 2:56

      Exacto. Lo que ocurre es que concluir a partir de ahí que pueden “curar cosas” como la dislexia es una barbaridad.

  33. generico dijo,
    El 8 de octubre de 2010 @ 2:40

    No sé, pero pensar que estas gafas son un milagro me parece una barbaridad, son simplemente una ayuda para que las letras no se ‘muevan’ [por decirlo de alguna manera]. Y sí, el hecho de no poder leer un texto sin pasarte de renglón o de perder alguna palabra por no poder enfocar bien la vista, influye en la concentración que se pueda tener y como consecuencia dificulta la comprensión del texto. Ni estas gafas, ni nada similar va a cambiar la capacidad que el individuo tenga para entender un texto. La ayuda que pudieran proporcionar está simplemente en que puede hacer que el proceso de lectura sea menos cansado. Hay otra cosa que se puede utilizar para la lectura, son unas transparencias de colores, la idea es la misma que con las gafas. Para encontrar que color y tono ayuda a tu ojo a no tener esa sensación kinetica, te hacen una pruebas de lectura con varias de colores distintos y también te hacen mirar a un espejo donde se refleja algo así como una luz láser que parece moverse ligeramente [supongo que en cada caso la visión será distinta] y al colocar la transparencia escogida encima de la luz, esta deja de moverse.
    El que recomienden el uso de las gafas a niños en vez de las transparencias tiene más que ver con el hecho de que estos son más inquietos de lo que un adulto pueda ser. Y sí, el precio me parece totalmente exagerado.
    Personalmente creo que sería aconsejable que tu amiga vea que es lo que le puede beneficiar a su hija con varios diagnósticos y ver durante algún tiempo que funciona mejor. La toma de fármacos no sería para mí la primera de las soluciones. Ante todo supongo que lo primero es poder determinar cual es el problema y si este fuera tal -creo.
    Saludos.

    • Yuri dijo,
      El 8 de octubre de 2010 @ 2:55

      En todo caso, eso no mejoraría en nada la dislexia ni ningún otro trastorno neurocognitivo o neuropsiquiátrico en general, ¿correcto?

      Las transparencias a las que haces referencia es lo que en el texto se define como “láminas”.

      Por lo demás, y hablando del precio, ¿se te ocurre algún motivo por el que estas láminas o lentes no se puedan sustituir por un simple vidrio neutro del mismo color, con un coste mínimo?

      • generico dijo,
        El 8 de octubre de 2010 @ 13:43

        Si te refieres a mejorar la causa de la dislexia, obviamente no. Pero tampoco es necesario negar los beneficios que en casos concretos puedan tener. Estas gafas o similares lo que pueden hacer es paliar el efecto que esta pueda tener en el individuo, e.g. en aumentar el tiempo que este puede permanecer concentrado en una tarea de lectura al sentirse más cómodo. No sé, supongo que lo puedo comparar con algo así como usar un bastón si te has torcido un tobillo [que no roto], imagina que aún puedes andar pero el bastón te lo hace más fácil.
        De todas formas, en mi opinión, estas gafas son para casos más bien extremos; medir que se quiere decir con que es un ‘caso extremo’ puede variar bastante de una persona a otra, y ser más dificil si lo que se intenta es diagnosticar a alguien que no eres tú y además es un niño. Pero en fin, que no tiene porque deducirse que por el hecho de que un niño sea inquieto las necesite -para nada! Creo que está bien saber de su existencia, pero de ahí a sentirse en la necesidad de usarlas/comprarlas va un trecho.
        Respecto a tu pregunta de sustituirlas por un video neutro, la verdad que no lo sé, no me he informado acerca de ello…bueno, yo tengo las láminas [aunque no sé ni donde están] y supongo que se podría decir lo mismo, habría alguna diferencia en usar un trozo de plástico de colores? pues creo que sí, pero no sabría decirte exactamente porqué, quizá por la calidad del plástico? el brillo? hmmm… no lo sé, la verdad.
        El coste tan caro creo que también podría estar relacionado con el hecho de que es algo que se compra a un especialista y que [asumo] no tiene una venta masiva [lo cual no abarata los costes], pero vamos, que si el motivo fuera este no lo justifica.

      • El 8 de octubre de 2010 @ 20:46

        Yuri
        Veamos los puntos de coincidencia, Si un paciente solicita lentes de marca cuestan unos 1000 euros que es Argentina es como decir 3000 euros por el poder adquisitivo. Similares muy bien estudiadas cuestan desde un os 200 euros,
        Los vidrios no deben ser planos pues la convexidad de 6 dioptriaas asegura una conjuncion con la media de la curvatura corneal, personas con lentes de sol de 8D de curvatura se marean al mirar hacia abajo.
        El nuevo metodo que te propongo es conusltar a los investigadores puros, y te aseguro que la Dra Borras sera un poco mas enfatica, que muchos profesores que no venden nada tendran otro enfoque. No digo que una Academia no pueda opinar, digo que son parte del sistema en el 80% de los casos, que tu pretendes criticar, y que el conocimiento de lo que pasa conla descomosicion la aprendemos de los fisiologos y los fisicos que luego se lo pasan a las Academias y se expiden, no es al reves la cosa.
        Si comenzamos podemos llegar a un punto de comprobacion respetable.
        Me parece que si nos escribimos en pribado con copia a este sitio sera mas facil de interpretar la marcha
        Saludos afectuosos

  34. Krasnin dijo,
    El 8 de octubre de 2010 @ 9:55

    ¡Estupendo, como de costumbre!

    Y, acerca de la hiperactividad y otros pretendidos “trastornos”, tengo que decir que es increíble la cantidad de nkiños que están siendo diagnosticados con ese “síndrome” sólo porque son movidos o porque, como dices de la hija de tu amiga, son niños con los que un adulto no sabe qué hacer. Y detrás, me temo, lo que hay es un montón de aprendices de brujo (muchos, no lo dudo, bienintencionados) y un monton aun más interesado de laboratorios encantados de vender productos que “curan” esos trastornos. Y lo peor es que ¡funcionan!, es decir, los amordazan químicamente. Y eso es… ¡uf! como mínimo desagradable.

    Hablas de rayos y truenos saliendo de tu cabeza. Yo tengo la mía al borde del estallido un día sí y otro también con estas cosas. Y, por cierto, no había oído hablar de las milagrosas gafas, por cierto.

    • Yuri dijo,
      El 9 de octubre de 2010 @ 3:22

      Gracias. :-)

      Que quede clara una cosa: yo no dudo de que existan los trastornos del tipo TDAH o de que se puedan tratar, al menos en parte, farmacológicamente. Lo que sí opino es que se abusa a veces tanto del diagnóstico como del tratamiento.

  35. Aragonito dijo,
    El 8 de octubre de 2010 @ 10:15

    Yuri, lo primero felicitarte por el artículo (por éste y por todos). Eres un hacha: “dame un rato, que voy a echar un vistazo por ahí”. Menos mal que sólo te tomaste un rato. Tienes método y ecuanimidad, imprescindibles para la ciencia.
    En los patrones de líneas sobre blanco y colores hay que tener en cuenta que las células de la retina que se excitan en el caso de colores son conos sensibles al rojo, verde y azul en el ojo normal, no daltónico. Los tres tipos de conos se excitan con el blanco, y los bastones se excitan siempre; con niveles bajos de iluminación sólo los bastones, ya que los conos son ciegos a niveles de iluminación bajos; por eso la visión a estos niveles es de gama de grises. La definición del ojo al color también es mucho más baja por haber menos conos que bastones, lo cual se aprovecha en televisión para colorear únicamente las superficies y no las líneas (TV no monitores). Bueno lo que quiero decir es que los estímulos nerviosos que llegan al cerebro procedentes de los patrones de líneas provienen de orígenes distintos, y bien pueden dar lugar a sensaciones y efectos locales diferentes. De ahí los efectos distintos que producen en la gente. Pero esto no tiene que ver con las gafas, artilugios que desconocía.
    El efecto Moiré se produce siempre que se escanean o reproducen imágenes de patrones de líneas con sensores o pantallas que tienen un “paso” que es múltiplo o submúltiplo del patrón pues se produce un fenómeno de enganche en frecuencia que da lugar al efecto de visión “seda”, y desaparecen las transiciones suaves y se realzan los efectos mallados.

    • Yuri dijo,
      El 9 de octubre de 2010 @ 3:22

      Bueno, técnicamente hablando fue “un rato”. :-D

      Gracias. :-)

  36. Luis dijo,
    El 8 de octubre de 2010 @ 14:37

    Esto es un ejercicio de periodismo de investigación que se tendría que enseñar en las facultades.

    Qué barbaridad. Adelante, Yuri, adelante.

    • Yuri dijo,
      El 9 de octubre de 2010 @ 3:23

      Se agradece. ;-)

  37. mara_en_casa dijo,
    El 8 de octubre de 2010 @ 16:38

    Grandioso post.

    Es que ya esta bien que nos tomen por tontos, aunque la verdad con casi todas mis amigas comprando para los nenes pastillas de lactosa y agua del grifo a coste de entrada de pista a un concierto Lady Gaga, no hacemos más que incitar que la ciertos listillos piensen que tenemos más dinero del que nuestro sentido común merece….

    • Yuri dijo,
      El 9 de octubre de 2010 @ 3:25

      Gracias. :-)

      Es una p^tada eso que comentas. :-( Y si pueden permitírselo tira que te vas, cada cual se gasta su dinero en la chorrada que considere más oportuna; pero cuando tangan a gente humilde que tiene que hacer un gran esfuerzo para pagar algo inútil, se me enciende la sangre.

  38. Adolfo dijo,
    El 8 de octubre de 2010 @ 20:58

    Esto de generalizar a las grandes corporaciones los estudios de dudosa fiabilidad es muy conspiranoico. Claro que hay alguna que hace tonterías en alguna ocasión, pero no es la norma. La inmensa mayoria de las investigaciones que patrocinan son llevadas a cabo por investigadores de prestigio que buscan avances (diría que el 99.99% de las investigaciones que patrocinan sólo llegan a la prensa científica). Decir, por ejemplo, que las petroleras subvencionan estudios tratando de desmentir el cambio climático es ridículo, siendo empresas como BP o Shell las que más invierten en el desarrollo de tecnologías renovables. Hay ovejas negras como Exxon y las tabaqueras que están viendo cómo se esfuma un negocio redondo, pero generalizar nunca es bueno.
    Algunos de estos estudios son, en realidad, manipulaciones mediaticas por parte de estas empresas. Otros son simplemente inventados por pequeñas empresas creadas con la única intención de estafar, como la que vendió palos que detectan explosivos al gobierno iraquí.

    • Yuri dijo,
      El 9 de octubre de 2010 @ 2:59

      Te discutiría alguna cosa pero sustantivamente llevas razón. El párrafo al que haces referencia me ha quedado excesivamente generalizador y de hecho ni siquiera refleja fielmente lo que pienso al respecto. Le he hecho un par de cambios que reducen la “sensación sobregeneralizadora”; ahora manifiesta mucho mejor mi opinión real al respecto. Mira a ver qué te parece cómo ha quedado. Y gracias. :-)

      • Adolfo dijo,
        El 9 de octubre de 2010 @ 13:41

        Ahora está perfecto, como el resto del artículo :)

  39. Toimilito dijo,
    El 8 de octubre de 2010 @ 23:34

    A mi me ragalaron una pulserita de esas para el equilibrio. Como ando con problemas de cervicales y artrosis varias, mi mujer me compró una. Cada vez que alguien me dice que soy gilipollas, que eso no hace nada, les digo que me la bendijo el obispo. Oye…mano de santo!!!!

    • Yuri dijo,
      El 9 de octubre de 2010 @ 3:07

      Yo no creo que te llamara gilipollas, pero seguiría diciendo que eso no hace nada y con más razón. :-D

  40. Javi dijo,
    El 9 de octubre de 2010 @ 1:34

    Impecable, Yuri. La pregunta es ¿dónde están la OCU y las demás asociaciones de consumidores? No deberías ser tú quien denunciara esto, sino ellos.

    • Yuri dijo,
      El 9 de octubre de 2010 @ 3:03

      Yo creo que en general hacen lo que pueden. No se puede estar a todo en todo momento y lugar, sobre todo si no hay nadie para señalar o denunciar los posibles fraudes.

      Gracias. :-)

  41. pocose dijo,
    El 9 de octubre de 2010 @ 14:01

    Magnífico desmontaje, muy de agradecer su esfuerzo por contestar prácticamente a todos los comentarios, muy inusual y loable que sea usted capaz de admitir algún fallo e incluso rectificarlo.
    Son muy necesarios y muy de agradecer todos los esfuerzos realizados para desmontar la infinidad de magufadas que pululan por doquier. Creo que sería también muy positivo hacer siempre que haya ocasión proselitismo encaminado a combatir la credulidad y a difundir un sano escepticismo.
    A mi me da muy buenos resultados, para hacer comprender a mis amigos y conocidos que por que alguno de estos remedios milagrosos le haya funcionado, no significa que realmente haya sido efectivo, el relatarles una experiencia personal al respecto.
    Tras un accidente de tráfico me quedo una dolencia a todas luces crónica, que aunque no incapacitante si bastante molesta por lo que debía recibir terapia paliativa casi mensualmente, terapia que el enfermero que me la aplicaba fue afinando paulatinamente, durante mas de cinco años, con objeto de minimizar las molestias. Enterada la madre de un amigo mío de mi dolencia se la refirió al naturalista al que ella estaba acudiendo, el cual le receto una amalgama de plantas para tomar en infusión, que supuestamente debían curarme y que me hizo llegar. Yo cortésmente agradecí el regalo, pero aun con los pocos conocimientos que tengo no veía que relación podía tener una infusión de plantas con una dolencia que requería un tratamiento físico y evidentemente no la tomé. Esto coincidió con que la anterior asistencia a la terapia fue la última que necesité ya que no volvieron a aparecer las molestias y aunque el daño persita es ya desde hace mas de veinte años totalmente asintomático por lo que no volví a necesitar tratamiento alguno. Si hubiese tomados las mencionadas infusiones el referido naturalista habría quedado definitivamente para esta buena señora como auténticamente milagroso e incluso puede que yo tuviera mis dudas como escéptico, resignado como estaba a padecer molestias y terapias de por vida, además habría pasado inadvertida la encomiable labor de un autentico profesional de la enfermería, para mi el claro artífice de esta inusual curación.

    Muy agradecido
    Pocosé

    • Yuri dijo,
      El 13 de octubre de 2010 @ 14:47

      Sesgo de confirmación y atribución. En eso se basan.

      Gracias por el testimonio.

  42. Jose dijo,
    El 9 de octubre de 2010 @ 14:06

    Realmente creo que a las farmacias que venden homeopatía habría que pensar seriamente en retirarles la licencia. Al fin y al cabo una farmacia no es un negocio privado como cualquier otro sino que funciona como Servicio público, y no se debería permitir que un profesional que estafa a sus clientes de manera evidente vendiendo homeopatía sea el responsable de suministrarles también los medicamentos.
    En general el peor efecto que en mi opinión producen estos “productos milagro” es el de retrasar o incluso evitar que se realice un tratamiento de verdad. Puede ser muy grave como en los casos en los que se trata de utilizar homeopatía y “ley de atracción” para curar un cancer o simplemente grave como quien evita que a su niña la trate un psicólogo, o un maestro especializado, o llegue a ver a un psiquiatra infantil y su problema nunca llegue a mejorar.
    En cuanto a la OCU ya han empezado a denunciar con la Power Ballance. Poco a poco el movimiento escéptico que ha ido creciendo en España está ganando algo de terreno. Es bueno que así sea pero aún queda mucho trabajo por hacer.
    Garvm

    • Damoru dijo,
      El 9 de octubre de 2010 @ 16:33

      Absolutamente de acuerdo con cada línea que has escrito.

    • Fagus dijo,
      El 9 de octubre de 2010 @ 22:24

      Suscribo

    • Yuri dijo,
      El 13 de octubre de 2010 @ 14:47

      No sé si retirarles la licencia, pero sí desde luego meterles un buen toque. Por ejemplo, en forma de una mayor fiscalidad o menores beneficios como “agente sanitario”. Y a los que no venden anticonceptivos, también.

  43. Damoru dijo,
    El 9 de octubre de 2010 @ 16:31

    Como siempre, un enorme placer leerte. Desde el parón de agosto que no lo hacía (y me voy a pasar un buen rato poniéndome al día, jejej).

    Hay una máxima que se cumple siempre: Si ves a un famoso (famosete más bien, o estrellita venida a menos) anunciando algo con “propiedades médico-medicinales”… huye!!

    Charlatanería la ha habido siempre. Y lo peor es que en el siglo XXI la tendencia, más que remitir, considero que aumenta. Las redes sociales, Internet y todos los medios “en tiempo real” a los que tenemos acceso también favorecen la propagación de los bulos, los hoax, etc. Si bien es cierto que a veces la insistencia del “ruido” te puede hacer dudar, nada como informarse de VERDAD, en publicaciones de VERDAD, para no caer en trampas de marketing.

    Perdón si me extiendo. Con no leerme, santas pascuas ;). Esta semana me vi inmerso en una charla entre empleadas de un local que frecuento. El tema eran los supuestos beneficios de un sanador local, que “focaliza la energía”, “renueva la energía” y otras zarandajas, a base de manos y piedras, y no sé qué más. Me vi superado por los argumentos. No supe qué decir. Lo peor de todo fue la vehemencia con la que defendían estas prácticas. Me sentí impotente.

    En fin. Un “comecartos” (como decimos en Galicia) más. Como el agua imantada (?), las pulseritas con imanes, o las pulseritas que aún ahora te equilibran la vida, el sexo y hasta la cuenta corriente (aunque la mermen). Supongo que debido a la creciente descreencia en las religiones tradicionales, mucha gente necesita aferrarse a, o simplemente dejarse guiar o cegar por los fuegos de artificio, para buscar solución a sus problemas.

    Gracias por desenmascarar esta patraña con argumentos, con información veraz obtenida de profesionales. Si tus artículos te honran por el mero hecho de divulgar ciencia/historia/lo que sea, este te honra doblemente por su utilidad (sí). Ojalá llegase a mucha más gente de la que a buen seguro llegará. Gracias de nuevo.

    • Yuri dijo,
      El 13 de octubre de 2010 @ 14:46

      Se intentará que llegue a mucha gente. Gracias a ti. ;-)

  44. arvydas dijo,
    El 9 de octubre de 2010 @ 20:39

    Si te presentas a presidente yo te voto

    • Yuri dijo,
      El 13 de octubre de 2010 @ 14:45

      Me lo pensaré. :-D

  45. Generalleutnant Fritz Bayerlein dijo,
    El 9 de octubre de 2010 @ 23:11

    Aquí un proyecto de doctor que se impresiona de tus conocimientos (¿cómo es que conoces Pubmed?) y tu capacidad didáctica. No conocía lo de las gafas estas, pero vamos, que parece ser lo que ocurre desde tiempos inmemoriales, una panda de gente sin escrúpulos que intentan aprovecharse del punto más vulnerable de la gente: la salud de sus hijos.

    Llevo bastante leyéndolo, y me encanta tu blog. Lo estoy publicitando por internet, espero que no te importe :)

    Saludos desde El Alamein

    PD: ¿Qué carrera tienes, que sabes de todo? Supongo que será Física o alguna de la rama biosanitaria, si no no me lo explico que sepas tanto.

    • José dijo,
      El 11 de octubre de 2010 @ 14:13

      Si te sirve yo tampoco soy ningún genio, no estoy Medicina y conozco PubMed :-P.

      • Generalleutnant Fritz Bayerlein dijo,
        El 11 de octubre de 2010 @ 23:51

        Aparte de los médicos que conozco y algún que otro estudiante de biología, digo pubmed y me dicen… ¿”pubqué”?

        • José dijo,
          El 11 de octubre de 2010 @ 23:56

          No sé cómo andará de extendido en realidad :-P. En Psicología es de las principales bases de datos también, si te sirve de algo.

        • unoalmesomas dijo,
          El 21 de abril de 2011 @ 13:57

          No tengo nada que ver ni remotamente con medicina pero google te lleva a pubmed…

    • Jirosecundus dijo,
      El 13 de octubre de 2010 @ 12:50

      Muchos conocemos pubmed sin haber estudiado medicina, pocos saben usarlo. Yo nunca me aclaro cuando busco algo :-)

      • Yuri dijo,
        El 13 de octubre de 2010 @ 14:44

        En general, el PubMed es una herramienta relativamente conocida. Luego hay que discriminar. ;-)

  46. Hernan Valderrama Lemos dijo,
    El 10 de octubre de 2010 @ 0:01

    Excelente investigación Yuri, sabes hay un tema que me ha tenido bastante intrigado, y es el análisis de las verdaderas causas del calentamiento global, sobretodo de la verdadera implicancia de la actividad humana sobre esto. Estoy seguro que tienes mucho que aportar sobre este tema, y que sería un muy buen artículo.

    Saludos Yuri, ojala a futuro trates ese tema.

    • Yuri dijo,
      El 13 de octubre de 2010 @ 14:43

      ¿Sabes qué pasa? Estoy harto. No importa los datos que des, no importa la calidad de los análisis que hagas, buscarán un recoveco aunque sea absurdo por donde seguir negándolo todo. Como pasaba con la relación tabaco-cáncer y demás.

      Yo siempre digo: a los datos.

      http://climate.nasa.gov/

  47. Monique dijo,
    El 10 de octubre de 2010 @ 1:44

    Señor Yuri, es usted un erudito en historia, ciencia, arte, física, química, astronomía…etc, etc,. leo y releo sus posts porque aparte que maneja muchos conceptos que a veces es difícil digerir de golpe, utiliza un lenguaje entendible y ameno para una simple mortal como yo.

    Gracias por compartir y no guardárselo para usted solito., ni siquiera me atrevo a tutearlo y mire que soy igualada.

    Mensaje a su amiga y sobrina: Suertudotas! por tener un amigo así, me dan envidia de la buena. Felicidades.

    • Yuri dijo,
      El 13 de octubre de 2010 @ 14:41

      Es un placer y si no me tuteas me voy a sentir muy viejo. :-(

  48. Alb. dijo,
    El 10 de octubre de 2010 @ 1:57

    “apelando siempre a la ignorancia científica de un público desinformado y crédulo al que además hacen creer justo, sabio, mejor informado que sus congéneres y hasta heroico por resistirse a la conspiración estatal-cientista.”

    Retratas perfectamente a esta gente. Y lo haces en una sola frase y de pasada mientra cuentas otras cosas mas interesante.

    Simplemente genial.

    • Yuri dijo,
      El 13 de octubre de 2010 @ 14:41

      Es que eso es lo que hay. Gracias. ;-)

  49. Paco dijo,
    El 10 de octubre de 2010 @ 5:08

    Hola Yuri, excelente artículo. Por favor por favor, más entradas de este tipo… Te lo ruego!!

    Algunas ideas: homeopatía, reflexiología, iriología (? o eso que te miran el iris y dicen si sufres de eyaculación precoz), máquina de rife (cura del cáncer por frcuencias), del médico italiano que asegura que el bicarbonato cura el cáncer, tonos bineurales, etc etc

    Saludos!

    • José dijo,
      El 11 de octubre de 2010 @ 14:29

      Uf, pues en psicología vamos servidos de charlatanes -desgraciadamente-. Puede empezar, quien le interese, por la terapia EMDR, psicoanalítica, musicoterapia, hipnoterapia -la hipnosis funciona, tema aparte es que una terapia completa se base en el hecho de ser hipnotizado y resuelva problemas-, programación neurolingüística -el nombre muy con aspecto científico, eso sí-, etc.

    • Yuri dijo,
      El 13 de octubre de 2010 @ 14:39

      Hay tantas que se podría dedicar un blog entero sólo a eso. :-D

      De hecho, los hay, y algunos bastante buenos. ;-)

  50. Francisco dijo,
    El 10 de octubre de 2010 @ 14:06

    Estimado tío Yuri,

    Muchas gracias por tomarte el trabajo de informar y destapar timos.
    La búsqueda de la verdad es lo que nos salva de caer en la tontería absoluta.

    Un cordial saludo

    • Yuri dijo,
      El 13 de octubre de 2010 @ 14:39

      Un placer. :-)

  51. Inmo dijo,
    El 12 de octubre de 2010 @ 1:32

    Yo también había leído sobre esas gafas pero usadas para corregir el daltonismo, que por cierto, ¿Qué tal son para esa utilidad?

    Siento curiosidad por ver el mundo como lo ven la mayoría (aunque no una curiosidad de 700 euros, pardiez).

    P.D. Bueno, y ya que es mi primera intervención aprovecho para felicitarte por tu blog, me llegó un correo con el artículo sobre el origen del nombre de Dios, me gustó mucho y busqué de donde había salido y encontré en el blog una interesante mezcla de historia y ciencia que me recordó la sensación de fascinación por el mundo que tenía en el colegio cuando leía revistas tipo “Muy Interesante”.
    Se agradecen estas aportaciones a la red :-)

    • Yuri dijo,
      El 13 de octubre de 2010 @ 14:39

      Lo ignoro, pero puedes hacer la prueba con un vidrio del mismo color. ;-)

      Gracias por las felicitaciones.

  52. JL Villanueva dijo,
    El 13 de octubre de 2010 @ 12:23

    Felicidades por el artículo Yuri, un perfecto trabajo de investigación!

    Como proyecto de investigador me molesta especialmente que productos con un potente marketing y ninguna utilidad para la sociedad se escuden o utilicen por bandera algo tan serio como es la ciencia, desprestigiando a largo plazo a todos los profesionales que nos dedicamos (e intentamos vivir :o) a ella.

    PubMed es una herramienta muy útil, pero cuidado con ella, algunas veces encontramos datos muy bonitos sin validación estadística alguna (o al menos correcta) y que son difíciles de ver sin un entendido en el tema al lado.

    Me alegra profundamente que haya tanta gente que se siga preguntando por el porqué de las cosas. En este océano de información en el que vivimos necesitamos más que nunca buenas brújulas que nos guíen, y tu casi llegas a GPS!

    Keep up the good work!
    JL

    • Yuri dijo,
      El 13 de octubre de 2010 @ 14:38

      Por eso quise consultar con los correspondientes colegios. :-D

      Gracias. ;-)

  53. Carles dijo,
    El 14 de octubre de 2010 @ 12:40

    Yo ya he recomendado este Articulo como de obligada lectura a todos los padres que conozco. Yu fuí “curado” con homeopatía. Siempre me impresionó los tubitos de anisetes, y me preguntaba porqu eno recetaban esos elegantes expandedores de bolitas para curarlo todo en lugar de esos amargos medicamentos e incomoda cortisona. Lastiam que se diera la casualidad de que mi pubertad curara mi asma, la de videojuegos que me podría haber comrpado con las visitas al adoctora, 10mil pessetas la priemra consulta.

    Todabía recuerdo su fotografía estrechando la mano al rei de españa… bendita i cruel ignorancia.

    Genial post.

    • Carles dijo,
      El 14 de octubre de 2010 @ 12:59

      PD: Bendita Ignorancia porque te permite ver cuan inconmensurable es el saber

    • Yuri dijo,
      El 14 de octubre de 2010 @ 21:50

      Gracias. ;-)

      • PALOMA dijo,
        El 19 de octubre de 2010 @ 15:41

        NO CREES QUE ANTES DE PUBLICAR SEMEJANTE ARTUCULO DEBERIAS DE HABER HABLADO CON LAS GENTES QUE UTILIZAN ESTAS GAFAS PARA QUE TE RELATEN SU SUFRIMIENTO AN TES DE TENERLAS Y CON LA PERSONA QUWE LAS TRAJO A ESPAÑA Y EL PERIPLO DE MEDICOS A LOS QUE SE LES DIJO ANTES DE QUE LAS TRAJERA COMO TEMA PERSONAL YA QUE NO LE HACIAN CASO . EN UNN ARTICULO SIEMPRE SE DEBEN DAR LAS DOS VERSIONES DE UN PROBLEMA NO SOLO UNA CREO YA SALUDOS DE UNA MADRE DE UN NIÑO DIXLESICO QUE SI SI Y SI LE DA MILES DE GRACIAS A LAS GAFAS CHROMAGEN AUN COSTANDO MILLLLLLLLLLOOOONES TU NO SABES LO QUE ES VER SUFRIR A TU HIJO Y AHORA SONRIE CON SIETES EN SUS EXAMENES TU NO SABES LO QUE ES ESO

        • Yuri dijo,
          El 19 de octubre de 2010 @ 19:06

          No, no lo creo.

          Hacer afirmaciones es muy fácil. Demostrarlas, asunto muy distinto.

          Te ruego referencias, por favor, de los estudios científicos verificados independientemente donde se avale la utilidad terapéutica de estas “gafas de colores” por encima del efecto placebo o de cualquier otro cristal coloreado análogo.

        • PALOMA dijo,
          El 19 de octubre de 2010 @ 19:47

          habla con m i hijo de 10 años que se salvo de ir a un colegio de educacion especial o con la gente de chromagen tiene una historia muy bonita que contantarte o es que te da miedo aprender

          • Yuri dijo,
            El 19 de octubre de 2010 @ 20:00

            Lo que me dan miedo son las afirmaciones de eficacia terapéutica sin demostrar, por el evidente peligro que representan para la salud y el bienestar del público. Y si son “historias muy bonitas”, ya me dan auténtico pavor por lo que tienen de posible manipulación de las emociones y sentimientos de las personas.

            No exijo nada más que lo que me exigí a mí mismo antes de publicar este post: que todas y cada una de mis palabras estuvieran demostradas, en el sentido riguroso (científico) del término. En estas cuestiones no basta con afirmar: hay que demostrar. Por eso esto no se va a convertir en una “página de testimonios”, es decir, de afirmaciones sin demostración alguna.

            En materia de salud, no necesito “historias muy bonitas”. Lo que necesito son demostraciones científicas.

            Por tercera y última vez: ¿alguna referencia científica revisada por pares y con validación independiente sobre la eficacia terapéutica de las “gafas de colores”?

  54. El 18 de octubre de 2010 @ 0:11

    Que pena que con tu ignorancia alguien pueda dejar de probar si a el o ella esto le funciona o no…estas hablando, al menos en el caso de chromagen, de un producto que ha recibido el premio del gobierno ingles, entregado por Toni Blair en persona, a la “innovación del milenio”, por su demostrada eficacia contra el daltonismo….. y de esto hace ya mas de 10 años…..y desde entonces se sigue investigando sus efectos para paliar y curar muchas afecciones perceptivas que tienen que ver con la frecuencia de entrada de la luz en nuestro cerebro….

    No digo que funcione para todo, pero si conozco personalemte varios casos de resultados espectaculares…..y si de verdad te importa el tema, te invito a que hables con los pacientes, que te lo cuentes, y que escribas otro articulo pidiendo perdon…. pero no creo que la verdad te importe demasiado….no???

    • Yuri dijo,
      El 19 de octubre de 2010 @ 19:05

      Ese Tony Blair es el mismo que se tragó lo de las “armas de destrucción masiva” en Iraq, ¿no? :-D

      Hacer afirmaciones es muy fácil. Demostrarlas, asunto muy distinto.

      Te ruego referencias, por favor, de los estudios científicos verificados independientemente donde se avale la utilidad terapéutica de estas “gafas de colores” por encima del efecto placebo o de cualquier otro cristal coloreado análogo.

    • Andü Abril dijo,
      El 25 de febrero de 2012 @ 23:13

      Juer con las sensibilidades de la peña, mucho hígado y cero argumentos válidos…¿Porqué debería pedir perdón nadie por un artículo así? Se limita a exponer el hecho de que no hay pruebas concluyentes que apoyen la utilidad real de esas gafas. No es con opiniones personales que se rebate un artículo así, sino con pruebas contrastadas y datos concretos. Ese tipo de defensas a las gafas de colorines equivalen a defender la existencia de dios, o la inmortalidad de Elvis.

  55. Jenny dijo,
    El 18 de octubre de 2010 @ 1:02

    Bueno Yuri, me alegra que hayas realizado un estudio tan exhaustivo para tratar de desautorizar algo que en tu opinión es nocivo o como mínimo, una estafa, ya que según argumentas, los resultados que han obtenido las personas que han realizado estudios al respecto no son concluyentes. Parto de la base de que no eres disléxico y al menos en el artículo no explicas en qué consiste la dislexia, sino que simplemente señalas que es una dificultad del aprendizaje, aunque lo hagas desde la perspectiva americana, en vez de la europea, que considera que es una “enfermedad”, pues está recogida en el DSM IV (Manual Diagnóstico de los Trastornos Mentales) como tal, en vez de una necesidad educativa especial o necesidad específica de apoyo educativo, tal y como se conoce en España.
    Bueno, yo soy psicopedagoga, pero también disléxica e hiperactiva y a mi estas gafas me han cambiado la vida y te voy a explicar por qué, no desde la emoción, sino desde el punto de vista pedagógico. Mira Yuri, me imagino que sabrás que existen al menos dos tipos de dislexia reconocidos por la comunidad científica: la dislexia visual y la auditiva o fonológica. No voy a extenderme hablándote de cada una de ellas, porque soy más bien de ciencias y escribir mucho me marea, pero sí que debo aclararte que ambos tipos de dislexia están relacionados con diferentes problemas de tipo neurológico, perceptivos, atencionales, psicomotrices e incluso educativos.
    Permíteme aclararte que entiendo perfectamente tu enfado e indignación, pues transcurrieron 5 años desde que yo escuché hablar de las lentes Chromagen por primera vez hasta que me decidí a realizarme la prueba, ya que tanto a nivel profesional como personal me planteaba serias dudas. Pero resulta que un día me acordé de una visita que hice a la ONCE cuando estudiaba la carrera, en la que nos mostraron unas lentes de color amarillo y rojo que utilizaban las personas con algo de resto visual para discriminar mejor las imágenes del fondo. También me vino a la mente que mi profesor de una optativa en Magisterio sobre Técnicas de estudio me había recomendado utilizar folios amarillos para que me concentrara mejor y me funcionó. Así que me decidí a hacerme la prueba.
    Chromagen es una herramienta que no tiene nada que ver con las lentes Irlen, no trata la dislexia desde el punto de vista del Síndrome de Sensibilidad Escotópica, ni tampoco utiliza láminas de colores, como sí que hace la ONCE y yo misma. Sin embargo, existe un porcentaje de personas con o sin dislexia que presentan serios problemas perceptivo-visuales que en la misma prueba reconocen la eficacia de estas lentes.
    Quizá el problema es que para las personas disléxicas, cualquier cosa que nos ayude podemos interpretarla como un milagro y de ahí puede generalizarse a “cura milagrosa”. Pero las lentes sí que funcionan, porque ayudan (entre otras cosas) a tener más confort visual, como tú bien dices en palabras de Rosa María Borrrás, y en el caso de los disléxicos que tienen problemas serios de percepción visual, llevar Chromagen puede significar la diferencia entre verse obligado a cerrar los ojos tras una página de lectura por el brillo del papel o seguir leyendo. Es más, como profesional, te digo que recomendar estas lentes me ha hecho perder dinero, porque muchas veces la persona se las pone y no necesita acudir a terapia, pero al contrario de lo que tú sugieres, me ha hecho ganar la confianza de mis clientes.
    Me gustaría insistir en que no se trata de una cura milagrosa ni la panacea, como tú insinúas en el artículo, y te invito a que acompañes a tu amiga y a su hija a realizarse la prueba. En caso de que las necesite, porque deduzco que no sabes que al menos la mitad de las personas que se hace la prueba no las necesita porque su problema es demasiado complejo, te invito a que mandes un correo a Chromagen preguntando si te pueden prestar unas lentes que alguien haya donado después de haberlas utilizado durante un tiempo y solucionar muchos de sus problemas, para que la hija de tu amiga las pueda utilizar y tú puedas ser testigo de sus beneficios. En caso de que la niña no las necesite puedes buscar a otra persona de las muchísimas que han contestado a tu artículo.
    Entiendo tu preocupación ya que yo misma me he realizado electroencefalogramas hasta la saciedad para descubrir el origen de mis dislexia y tomo estimulantes para reducir mi hiperactividad y así evitar tomar Concerta, he tomado todo tipo de mezclas naturales y probado muchísimos tratamientos alternativos como la musicoterapia, sin ver grandes beneficios, pero Chromagen me ha ayudado significativamente a mí y a muchos de mis clientes.
    Un saludo,
    Jenny Guerra Hernández

    • Yuri dijo,
      El 19 de octubre de 2010 @ 19:07

      Te digo lo mismo: hacer afirmaciones es muy fácil. Demostrarlas, asunto muy distinto.

      En materia de salud, no necesito demostraciones personales de ninguna clase: a mí se me puede confundir como a cualquier otro con técnicas de publicidad, marketing y posicionamiento de producto, incluídas aquellas que se realizan “a título personal” o por Internet. Además, yo no soy el tipo de profesional que debe validar o dejar de validar este tipo de afirmaciones: para eso está la revisión por pares y, sobre todo, la verificación independiente dentro del ámbito y los procedimientos normales de la ciencia. Y, obviamente, ni la hija de mi amiga ni ningún otro niño que yo conozca va a ser el conejillo de Indias de nadie (y menos aún el mío) si no es dentro de un protocolo de investigación clínica adecuadamente aprobado y con las garantías oportunas en estos casos. En realidad, tan solo necesito (y sólo acepto) demostraciones científicas correctamente elaboradas, referenciadas y verificadas. Que es lo mismo que yo aporto, vaya.

      Por ello te ruego referencias, si eres tan amable, de los estudios científicos verificados independientemente donde se avale la utilidad terapéutica de estas “gafas de colores” por encima del efecto placebo o de cualquier otro cristal coloreado análogo.

  56. Yuri dijo,
    El 19 de octubre de 2010 @ 19:08

    *** ATENCIÓN: SE ESTABLECE LA SIGUIENTE NORMA PARA PUBLICAR COMENTARIOS EN ESTE POST ***

    Esta no es una “página de testimonios”. Es (o pretende ser) un blog de divulgación científica. En este post, el autor (que soy yo) se ha tomado mucho trabajo para proporcionar a sus lectores la mejor información científica disponible en estos momentos sobre las “gafas de colores”. Por favor, respeta este trabajo.

    En consecuencia, si vas a publicar un comentario del tipo “pues a mí me funciona” o “a no sé quién le funciona”, o en general que realice cualquier clase de afirmación relativa a la eficacia terapéutica de las “gafas de colores” bajo cualquiera de sus formas, marcas o presentaciones: a partir de este momento se requiere que lo avales con documentos o citaciones científicas, revisadas por pares (peer-reviewed), correctamente referenciadas y con validación independiente, de crédito igual o superior a las utilizadas en el post. En caso contrario, tu comentario será borrado sin previo aviso.

    La razón de esta norma es obvia: cualquiera puede realizar cualquier clase de afirmación, pero en un tema tan delicado como los ojos de los niños, debe demostrarla fehacientemente antes de darle pábulo. Y sin ese grado de demostración, yo no estoy dispuesto a darles pábulo, al menos en mi blog.

    Como podrás ver, no te exijo nada que no me haya exigido a mí mismo previamente. Para cualquier duda al respecto de esta norma, puedes ponerte en contacto conmigo a través de la dirección de correo electrónico que aparece en la parte superior izquierda de este blog, antes de publicar tu comentario.

    Gracias por tu comprensión.

  57. PALOMA dijo,
    El 19 de octubre de 2010 @ 20:03

    sabes lo que te digo no merece la pena gastar ni un minuto de mi tiempo en intentar convencerte no mereces la pena eres como todos te gusta los elogios mas que a un tonto una tiza y no ves mas alla que por encima de tus ojos, el nuevo mesias a llegado das pena

    • Yuri dijo,
      El 19 de octubre de 2010 @ 20:08

      Convencerme sería muy fácil: bastaría con aportarme una referencia científica revisada por pares y con validación independiente de nivel igual o superior a las citadas en el post.

      Como deduzco que no las tienes, después de habértelas solicitado tres veces, resulta evidente que esta conversación no tiene sentido. A partir de ahora, por razones obvias de defensa de los consumidores y pacientes, para cualquier afirmación relativa a la eficacia terapéutica de las “gafas de colores” o cualquier otro producto se aplicará la norma indicada en el comentario http://www.lapizarradeyuri.com/2010/10/07/%c2%bfgafas-de-colores-contra-la-dislexia/#comment-1180

  58. noyuri dijo,
    El 19 de octubre de 2010 @ 21:44

    la prepotencia, está avalada cientificamente?
    me avergüenza el debate socarrón y prepotente

    • Yuri dijo,
      El 19 de octubre de 2010 @ 21:52

      La prepotencia, sea cierta o imaginaria, no cae dentro del ámbito de estudio de esta rama de la ciencia.

      A mí me avergüenza enormemente que haya listillos clavándole a la gente sencilla cientos de euros por algo que, en décadas, no ha demostrado su eficacia por encima del efecto placebo o cualquier otro cristal de color análogo valorado en unos pocos euros. Qué quieres, a cada cual nos avergüenzan cosas distintas. Ya más en general, la gente que se aprovecha deliberadamente de la angustia, los miedos y las debilidades de los demás para sacarles los cuartos me cae fatal y opino que estarían estupendamente a la sombra durante una buena temporadita.

      Y si estoy equivocado, pues ya sabes: ¿las referencias, por favor?

  59. Nicole King dijo,
    El 20 de octubre de 2010 @ 16:20

    Estimado Yuri,

    No he podido saber realmente quién es para dirigirme a Ud., solo que se dedica a opinar en la web. Aunque llevo Chromagen en España soy especialista de seguridad vial y mi trabajo conlleva entre otras cosas colaborar con las autoridades de salud y tráfico en España para conseguir actualizar las normativas españolas para reflejar los nuevos hechos ya comprobados a nivel internacional, después de las fechas que Ud. indica en su escrito.

    Conocí a las lentes Chromagen por mis padres que leyeron sobre ello en un periódico inglés. Fue mi hija con 9 años que me pidió ayudar a otros niños a dejar de sufrir como ella después de probar y comprarlas en Inglaterra y ver por sí misma que no fue tonta, solo que no veía bien. Por primera vez tuvo comparable y pudo hablar ella misma de sus dificultades porque sabía por fin lo que le pasaba. Fue ella quién insistió que informásemos a otros niños. El cambio en ella por estas lentes no dejaba de sorprendernos, de parecer ausente y perdida en todo momento volvió a convertirse en una mariposa social, con un carácter fuerte y seguridad en si misma. Recuperó su autoestima. En estos 8 años que han pasado no solo se ha podido comprobar su eficacia en problemas de aprendizaje, se ha podido comprobar otros muchos beneficios a nivel óptico muy importantes, como para mejorar la convergencia visual, la baja visión, la retinopia diabética, la degeneración macular entre otros. Ya que parece ser que el tema realmente le importa me sorprende que en ningún momento haya contactado con nosotros. Hay mucha información incorrecta e incompleta en su blog. Efectivamente las láminas y lentes Irlen no tienen reconocimiento oficial por ser solo láminas y lentes coloreadas. Sin embargo Chromagen no es el nombre que se usa para Irlen en España. Chromagen es el nombre del tinte patentado por Cantor + Nissel, empresa mundialmente reconocida como líder en herramientas ópticas especializadas, que se aplica a una lente o lente de contacto para controlar la frecuencia de transmisión de luz. El tinte ChromaGen y sus sistema es revolucionario ya que permite ajustar y fijar la frecuencia que transmite la imagen desde el ojo hasta el cerebro según la necesidad de cada individuo y por ello da resultados duraderos y comprobables. Al poder controlar y mejorar la frecuencia de la transmisión por el sistema visual permite mejorar la llegada de la información desde el ojo al cerebro, mejorando la comprensión y la percepción. Chromagen ha sido galardonado por ser el producto más creativo e innovador del Milenio por el Primer Ministro Británico por ser la única herramienta que permite mejorar la percepción de color en daltónicos y en España está recomendado por la Asociación de Daltónicos No Anónimos, por la Asociación Nacional de Logopedas de España, por IMSERSO/CEAPAT, por la FDA y tantos más. Las lentes ChromaGen se venden en la cadena de Ópticas de El Corte Inglés, Óptica 2000, con un 100% garantía. Después de 3 años siguen afirmando que sus profesionales se sienten más satisfechos por poder solucionar los problemas perceptivo-visuales de sus clientes que anteriormente no tenían solución y que el cliente no queda solo satisfecho con las lentes, sino encantado. Lo único incrédulo en el tema de Chromagen no es su validez, esto ya está comprobado, es cómo es posible que las personas que se supone deben querer saber sobre esta solución lo ignoran en cuanto ven lo bien que funciona. Deshace muchas teorías con nuevos hechos y muchas profesiones dependen del problema, no les conviene una solución. Los que usamos Chromagen te confirmamos que sí funciona de verdad. Además de atentar contra los intereses económicos de muchos profesionales y laboratorios que ganan millones y millones al medicar a los niños, algo cada día más frecuente en España y algo que la FDA y la DEA en EE.UU. los llevó a publicar una alerta sobre el abuso de los laboratorios con estos fármacos. En España, por no hablar/leer todos el inglés, los laboratorios han podido entrar con fuerza sin ningún aviso sobre los posibles riesgos de salud y muerte comprobados en EEUU en la última década.

    Yuri, le invito que venga a vernos, que entre en la web, que vea los testimonios de algunas personas que las usan y que se informe de verdad; no dudo que después querrá escribir otro artículo en su pizarra y ayudarnos a conseguir que esto sí llegue a ver la luz de las tantas personas que nos beneficiamos de ellas a pesar de los intereses adversos. Ashley, mi hija, tiene ahora 17 años y sigue diciendo que Chromagen le ha devuelto la vida. Jorge Sanz, por buena persona que es y usuario de las lentes también se ha puesto a ayudarnos a pasar la palabra, de buena voluntad y sin ningún interés más que compartir lo encantado que está y entiendo lo difícil que es informar sobre algo que no interesa económicamente a muchos gremios.

    Estamos a su entera disposición en todo momento, una vez que nos conozcas y conoces todo sobre el tema como todos los que nos desvivimos a diario aquí, te unirás a nuestra causa. Veo que muchas personas te siguen, por favor déles la oportunidad de saber la verdad, toda la verdad y juzgar por sí mismos. Es imposible usar las lentes si no las necesites – se ve en el momento de hacer la prueba, la cual es sin coste – así que aquí no hay ningún engaño, se lo garantizo. En el caso de Chromagen, por muy increíble que le suene , ver realmente es creer. Gracias y saludos – que pases un día genial. Mis datos de contacto por si le interesa son: Tlf. 91 815 2814 nicole.king@chromagen-spain.com. Gracias por su tiempo y saludos cordiales.

    • Yuri dijo,
      El 20 de octubre de 2010 @ 17:34

      Estimada Nicole:

      Dado que su comentario ha sido remitido desde un servidor de Chromagen Spain y entiendo que lo escribe usted como representante oficial de esta compañía en España, he optado por conservarlo en virtud del elemental derecho a réplica, a pesar de que viola la regla indicada más arriba para comentar en este post.

      Nicole, yo le agradezco todas sus amables propuestas, pero es que realmente no necesito nada de todo eso. Porque, para empezar, yo no soy la clase de profesional que está capacitado o dispone de los medios para verificar o refutar las afirmaciones de su compañía: mi verificación o refutación sería por completo inválida por no atenerse al más elemental método científico ni a los procedimientos comúnmente aceptados en ciencia. Ahí, de hecho, es donde radica el problema con su producto: esta validación no parece existir.

      En este ámbito, yo lo único que puedo hacer honestamente es transmitir a mis lectores el estado de la ciencia al respecto de las “gafas de colores” (no sólo de las lentes Irlen, sino de todas en su conjunto tal como hacen las instituciones indicadas); vamos, lo que dicen los científicos de verdad al respecto. Si me lo permite, dudo mucho que haya estudios de crédito mayor o más modernos que los indicados en el post (el último de ellos, datado en 2009 y publicado en 2010); y difícilmente habrá declaraciones profesionales más actuales que las de los científicos e instituciones reseñados en el mismo: me fueron proporcionados en conversaciones telefónicas y por e-mail hace apenas tres semanas.

      Sinceramente, le añadiré a título personal que las apelaciones a “famosos populares”, a “empresas reconocidas”, al “premiado por”, al “anunciado en” o a “conspiraciones cientistas” no hacen gran cosa para mejorar mi opinión sobre su producto, sino más bien al contrario: esos son rasgos característicos de la pseudociencia y de las campañas mercadotécnicas para posicionar un producto “alternativo” (pseudocientífico) en el mercado. Funcionarán muy bien de cara al público, pero no tienen nada que ver con una demostración científica de la eficacia del producto por encima del efecto placebo o de cualquier otro cristal de color análogo corriente.

      Por ello, lo único que le pido para reconsiderar mi trabajo al respecto de estas “gafas de colores” entre las que se incluyen las de su marca es lo mismo que a cualquier otra persona, y lo mismo que me exigí antes de exigírselo a nadie más: referencias científicas sobre su efectividad terapéutica en los trastornos indicados, revisadas por pares (peer-reviewed), verificadas independientemente, de crédito igual o superior a las reseñadas en este post. Por favor, no olvide indicar las referencias del peer-reviewing y de la verificación independiente, para poder analizarlas razonablemente. Tómese el tiempo que necesite: yo ando siempre por aquí. Pero hablando de materia de salud, y muy especialmente la salud visual infantil, creo que es lo mínimo que se puede exigir. Para cualquier duda u observación al respecto, puede ponerse en contacto conmigo siempre que desee a través de la dirección de correo electrónico indicada en la parte superior izquierda de este blog.

      Reciba un saludo.

  60. Clayman dijo,
    El 20 de octubre de 2010 @ 21:42

    Enhorabuena, por el artículo primeramente y por la paciencia y templanza en tus respuestas a aquellos que están entrando para desviar la atención intentado provocarte para llevar el debate a la descalificación personal. Mantener y exigir el rigor científico es lo que te da credibilidad a ti y se la quita a ellos.
    Por cierto, sugiero un hilo actualizado con los avances del LHC si es posible sugerir, en FC estaba enganchado ;)

  61. Cristina dijo,
    El 25 de octubre de 2010 @ 14:01

    Enhorabuena y gracias por el artículo. Acabo de descubrirte y ya eres de mis favoritos :)

    • Yuri dijo,
      El 25 de octubre de 2010 @ 14:27

      Es un placer. :-)

  62. Josep dijo,
    El 29 de octubre de 2010 @ 20:22

    Sin conocer en absoluto el tema, he encontrado en la wikipedia en inglés una referencia a las lentes Chromagen en el artículo “Contact lenses”:
    ChromaGen lenses have been used and these have been shown to have some limitations with vision at night although otherwise producing significant improvements in color vision.[24] An earlier study showed very significant improvements in color vision and patient satisfaction[25]
    Later work that used these ChromaGen lenses with dyslexics in a randomised, double-blind, placebo controlled trial showed highly significant improvements in reading ability over reading without the lenses[26] This system has been granted FDA approval in the USA.
    (Las lentes Chromagen han sido usadas y se ha mostrado que tienen alguna limitación con la visión nocturna aunque por lo demás producen significativas mejoras en la visión del color. Un estudio anterior mostró mejoras muy significativas en la visión del colr y la satisfacción del paciente.
    Trabajo posterior que usó estas lentes chromagen con disléxicos en un ensayo aleatorio, doblemente enmascarado, controlado por placebo mostró mejoras altamente significativas en la habilidad lectora respecto a leer sin las lentes. Este sistema ha recibido la aprobación de la FDA en los EEUU)
    Y cita com fuente de esto último: Harris DA, MacRow-Hill SJ “Application of ChromaGen haploscopic lenses to patients with dyslexia: a double masked placebo controlled trial” Journal of the American Optometric Association 25/10/99.”
    Un saludo y felicidades por el blog, resulta apasionante.

    • Yuri dijo,
      El 29 de octubre de 2010 @ 21:37

      Josep, eso no es ninguna clase de aval científico (y hace referencia a un estudio sin verificación independiente) frente a las conclusiones de todas las instituciones mencionadas en 2007-2010. :-)

      Gracias. ;-)

      • Josep dijo,
        El 30 de octubre de 2010 @ 5:26

        Hola Yuri, gracias por tu respuesta. Como he dicho antes no soy ningún experto en la materia, sin embargo desde mi humilde opinión creo que el problema es que lo que llamamos dislexia es un cajón de sastre en el que se agrupa cualquier trastorno en el aprendizaje de la lectura y escritura. La dislexia puede venir motivada por muchas causas diferentes y si bien es cierto que posiblemente en muchos casos las dichosas gafas no sirvan para nada yo creo que haces mal en meter a todos los disléxicos en el mismo saco y considerar que a nadie le pueden servir.
        A día de hoy todos los tratamientos contra la dislexia son experimentales, no existe ninguna “cura” científicamente establecida que resulte irrebatible. Sin embargo en el “mundillo” de la dislexia hoy en día está bastante aceptado que los filtros de colores pueden significar una cierta mejora en algunos casos, que no curación absoluta, está claro que los filtros no enseñan a leer, en una minoría de estos casos la mejora puede ser bastante notable y no se trata solo de testimonios individuales, existen abundantes estudios científicos al respecto, muchos de los cuales arrojan resultados positivos al uso de filtros. Te dejo el link a una página que encontré con abundante bibliografía al respecto: http://www.aaic.org.au/researchreview08.pdf
        Yo creo que la hija de tu amiga podría probar si lee mejor con láminas de colores (no son caras) y si no nota diferencia dejar el tema pero yo le concedería el beneficio de la duda.

  63. Orlando dijo,
    El 30 de octubre de 2010 @ 0:17

    Yuri, esta vez has hecho pupa, has tocado el bolsillo de cierta gente que vive de la credulidad ajena :D

    Enhorabuena.

  64. vlad dijo,
    El 14 de noviembre de 2010 @ 22:11

    Superrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr

  65. David Ivorra dijo,
    El 14 de diciembre de 2010 @ 0:11

    Yuri, te superas día a día.

    De verdad no puedo sino agradecerte profundamente que compartas tu dedicación, tu conocimiento y tu abnegada defensa del saber con todos nosotros. No mereces menos que un aplauso y el reconocimiento de que tu labor no es en vano, que muchos de nosotros nos sentimos inspirados y orgullosos sabiendo que alguien, desde el otro lado, está difundiendo tan preciado valor y recurso como es el conocimiento.

    Un abrazo, amigo
    David

  66. Anier dijo,
    El 30 de marzo de 2011 @ 12:13

    Cuando lei este artículo me pareció muy, muy bueno, y muy elaborado. Tanto… que hoy he puesto un enlace en un foro donde la gran mayoría somos ópticos-optometristas.

    Os aseguro que no todos comercian con las ilusiones de la gente, son la minoría los que creen en estas cosas. Y hay grandes profesionales muy críticos con estos “tratamientos”.

    Un saludo.
    :)

  67. Flipper dijo,
    El 30 de marzo de 2011 @ 16:59

    Me he enterado de la existencia de éste artículo gracias a Anier, y quiero darle mi enhorabuena por él. Soy óptico-optometrista y suelo trabajar con niños que tienen problemas de aprendizaje dentro de un equipo multidisciplinar y no puedo estar más de acuerdo con sus conclusiones. Lo que más me duele de todo ésto es, que como bien dice, la información está al alcance de cualquiera y el idioma (inglés) no debe ser un problema puesto que es el idioma “oficial” de la ciencia. No hay excusa que valga. “No hay mayor ciego que el que no quiere ver”.

    Un saludo.

  68. mike dijo,
    El 3 de abril de 2011 @ 20:23

    Hola yuri. Soy óptico optometrista y aunque esporádicamente me deje caer por tu blog no había caído en este post hasta que la compañera ainer nos dió el aviso en un post dentro del foro de ópticos-optometristas, donde ha salido el tema de la llamada optometría comportamental (es la optometría que se dedica a hacer este tipo de prácticas de dudosa demostración científica).

    Como bien dice Anier, este tipo de prácticas son tan desconocidas para el público en general como para la mayoría del propio gremio de la optometría, y si bien aquellos que la practican no lo pregonan a los cuatro vientos (nadie dice “soy optometrista comportamental, o por lo menos pocos lo hacen).

    No está de más que, como tu bien dices, dar la oportunidad a la propia optometría comportamental de “intentar explicarse”, cosa que se ha hecho en dicho foro en multitud de ocasiones.

    Mi intención al nombrar dicho foro no es hacer “publicidad”, sino dejar ver a a quien tenga curiosidad qué opinamos la mayoría de los optometristas en general de dichas prácticas, y de algunos optometristas comportamentales que han aparecido en dicho hilo y a los cuales se le ha abierto la puerta para que nos dieran alguna explicación sobre el tema en dicho hilo. Quien quiera verlo que pinche en mi nick.

    Enhorabuena por el blog y espero que este tema se de a conocer por todos y se pueda diferenciar lo que es la optometría demostrada, practicada por la mayoría de las personas, y este otro “tipo” de optometría que está últimamente muy de moda… como otras muchas pseudociencias :(

  69. ana paula dijo,
    El 23 de junio de 2011 @ 20:34

    Sabeis también sufro de migraña, hace poco me enteré de DR HealthCare. En este momento se está llevando a cabo un estudio para disminuir la migraña crónica, creo que se puede hacer hasta el 30 de Junio. Aquí hay más información sobre el estudio. http://biofuncionalismo.com/935/

  70. FranManuel dijo,
    El 8 de septiembre de 2011 @ 19:03

    Debo ser una persona bastante extraña.
    Cuando tengo un problema busco la solucion y la aplico, o al menos lo intento (por este orden)

    Lo que nunca hago es solucionar el problema y luego buscar la solución.

    Pero yo soy una persona bastante extraña.

  71. rocio dijo,
    El 8 de octubre de 2011 @ 17:24

    Hola Yuri.
    Soy maestra de educación especial, e indignada y cabreada con todos estos “pseudo cientificos semidioses” que te “curan” desde un uñero hasta los trastornos mas complicados con un par de cositas aqui y dos arreglitos un poco mas alla. Harta de ellos, por que no hacen mas que colapsar la red de teorias sin mucho fundamento, haciendo la busqueda de información aun mas complicada, harta por que eclipsan a verdaderos cientificos y estudiosos que se llevan media vida investigando con su charlataneria milagrosa. Y MUY cabreada por que no hacen mas que aprovecharse de gente, en la mayoria de los casos desesperada, que se agarran a un clavo ardiendo para encontrar la solución a sus problemas.

    Felicidades por el articulo!!!!!!!!!! Genial!!!!!! y muchisimas gracias, buscando herramientas para trabajar con un niño con dislexia, me aparecieron estas gafas de colores y ” anonadada me hallaba” al ver los efectos milagrosos que esto tenia, y yo sin conocerlo, y partiendome la cabeza por realizar un buen trabajo. Gracias por destapar a los cuatro gatos que se quieren aprobechar de quie sea por “cuatro duros” y por supuesto por evitarme un montón de trabajo en la busqueda de información sobre las gafitas en cuestión. :p

    • Yuri dijo,
      El 11 de octubre de 2011 @ 13:03

      Para eso estamos. ;-) Un placer.

  72. Albert dijo,
    El 24 de octubre de 2011 @ 15:09

    Hola Yuri.
    Felicidades por el articulo, en tu linea habitual, o sea excelente!!

  73. Juan Cruz dijo,
    El 7 de diciembre de 2011 @ 8:27

    Estimado Yuri:
    Un artículo muy bueno, que lleva la discusión al nivel en el que tiene que estar ¿hay evidencias de la eficacia de esto o no?

    Por si quiere ampliar su documentación le incluyo el enlace a una entrada que escribí sobre el mismo tema:
    http://clbe.wordpress.com/2011/06/27/sobre-entrenamiento-perceptivo-motor-integracion-sensorial-y-lentes-de-colorines-y3/

    Pero lo que más me haría recelar del uso de las lentes tintadas es la propia web de Chromagen. Por ejemplo en:
    http://www.chromagen-spain.com/web/component/content/article/119-quienes-somos.html
    dice cosas como
    “Últimas comprobaciones afirman que la sincronización artificial de la frecuencia de la luz natural al entrar el ojo por medio de una nueva tinte Chromagen, aplicada a una lente óptica, desvela otra manera de corregir y mejorar la percepción visual. Este descubrimiento significa un adelanto importante en el identificar y tratar a muchos pacientes de diversos síntomas y trastornos, no identificados ni relacionados con la percepción visual hasta hace poco.”

    Yo no quiero que mis hijas acaben escribiendo así.

  74. Milagros dijo,
    El 21 de febrero de 2012 @ 19:17

    Hola. Mi aportación: Sí, creo que las lentes Chromagen son un timo. Por desgracia, lo sé por experiencia. Fui a hacerme el test, me convenció la señora Nicole King de que eran la pera y que me iban a cambiar la vida, las encargué hace unos cinco meses, las pagué, y ahora no las puedo ni usar. Veo oscuro y borroso con ellas, pese a que la graduación es la misma que la de las gafas normales que llevo ahora mismo puestas, y que no me dan problemas. Me dijeron que me lo iban a solucionar, pero todo son largas y tomaduras de pelo. ¿La razón? Están esperando a que pasen seis mese para que no tenga derecho a reclamar. Repito, las lentes Chromagen son un timo y deduzco que ellos lo saben mejor que nadie. Si tienen algo, es el efecto placebo, y muy poco más. Con unas gafas de sol polarizadas mejora también la agudeza visual.

  75. Juan Luque dijo,
    El 5 de mayo de 2013 @ 1:30

    Estimado Yuri,
    veo que hace tiempo que no se habla de este asunto. Soy profesor del Departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación de la UMA. Doy clases e investigo sobre la dislexia desde hace unos años. No le había prestado mucha atención a la teoría magnocelular de la visión porque nunca había visto un caso claro donde aparecieran los síntomas de un disléxico de este tipo. Creo que tengo ahora un caso de este tipo, reconozco no saber bien cómo tratarlo. Esta mejorando con el tratamiento convencional, pero tengo dudas. He estado leyendo y revisando bibliografía. Así he llegado a este blog. Me ha gustado tu trabajo y comparto tu forma de pensar sobre cómo se debe probar algo y argumentar. Te presento una referencia muy reciente publicada en una revista con garantías. Son los mismos autores que llevan años defendiendo que existen disléxicos que tienen un problema visual. El doctor Stein propuso en su momento la teoría magnocelular general (Stein y Walsh, 1997). Entiendo que es una teoría dentro del acalorado debate sobre la etiología de la dislexia. Al contrario que otros piensan que no es necesario una cara lente para tratar el problema, (sus lentes son baratas) pero aquí está el estudio. Defienden el uso de lentes. Me pregunto cómo es compatible los escritos de las Sociedades científicas que has citado con este tipo de publicaciones. Me gustaría conocer tu opinión y la de los ópticos sobre esta línea de investigación que sí está publicada en revistas científicas.
    Roger Hall, Nicola Ray, Priscilla Harries, and John Stein. (2013). A comparison of two-coloured filter systems for treating visual reading difficulties. Disability and Rehabilitation. DOI: 10.3109/09638288.2013.774440
    un cordial saludo y enhorabuena por el blog
    Juan Luis Luque

  76. Irene dijo,
    El 12 de septiembre de 2014 @ 17:29

    Querido Yuri,

    Yo no podría hablar mejor que Juan Luis Luque está muy informado, pero he llegado hasta aquí porque estudiando para Profesora de Educación Primaria en Irlanda, me encuentro que dentro de los niños con necesidades educativas especiales, sí recomiendan que los profesores de niños con dislexia o problemas similares hagan el esfuerzo de fotocopiar los apuntes en folios de colores, o, lo que se más práctico, simplemente que dispongan de unos buenos forros de colores pseudotransparentes de los de toda la vida para que el niño coloque el forro del color que más le ayude sobre el texto del libro o libreta que va a leer.

    Como era la primera vez que escuchaba nada sobre esta teoría de los colores (lo cual es una lástima porque mi tía ha tenido dislexia toda la vida y tal vez podría haberle ayudado algo, ya que tratamiento no ha seguido ninguno nunca), me puse a investigar sobre los “overlays”.

    Los overlays en sí, (forros de colores) son de bajo coste, la verdad, y no me parece una locura probar con varios a ver si el niño o adulto siente que se centra mejor con un color u otro. Tenga o no dislexia, en realidad, porque yo he hecho la prueba hoy mismo y leo mucho mejor con fondo amarillo y letras en negrita, he descubierto que me resulta mucho más cómodo.

    La teoría de las gafas, por lo que he visto, se basa en estos “overlays” o forros. De hecho, se trata de poner un “overlay” al mundo en vez de al papel. Y en cuanto al precio, yo he encontrado hoy algunas a 13 libras.

    Con esto lo que quiero decir es que incluso aunque sea simple comodidad o efecto placebo, yo no recomendaría meter 700 euros en ello, pero hacer la prueba imprimiendo el texto en folios de colores o usando los forros y ver si tu niño siente mejoría o no, aunque sea puro efecto psicológico más relacionado con la colorterapia que con la dislexia, no cuesta tanto y puede conllevar unos beneficios, aunque solo sean que la persona rebaje nivel de estrés al enfrentarse a un texto y darle confianza.

    Total, que si tu amiga puede leer inglés, que supongo que sí, yo le aconsejo que eche un vistazo a la información sobre la aplicación de los forros de colores (“overlays”) en las escuelas y que si quiere, pruebe, que si no le sirven luego los usa para forrar los libros y si le solucionan algo, bienvenido sea. Siempre por supuesto como método adicional y no como único método (aunque para gente como mi tía que no se trató ni se tratará jamás, puede ser la diferencia entre hacer “algo” o “nada de nada”).

    Desde luego, yo como profesora en este país tendré que aplicarlo.

    Gracias y enhorabuena por el blog.

    Irene

  77. Irene dijo,
    El 12 de septiembre de 2014 @ 17:31

    P.D. Tras forzar la vista con más de 10 horas de ordenador en el trabajo, parece que soy yo la que tengo dislexia. Ruego disculpéis el baile de letras (que por otro lado es de lo más ilustrativo para el caso que nos ocupa).

Escribe un comentario

 

7 Trackbacks \ Pings »

  1. octubre 7, 2010 @ 12:41

    [...] ¿Gafas de colores contra la dislexia? http://www.lapizarradeyuri.com/2010/10/07/%C2%BFgafas-de-colores…  por eboke hace 11 segundos [...]

  2. octubre 7, 2010 @ 13:41

    [...] This post was mentioned on Twitter by laureano silva, fran eirin. fran eirin said: ¿Gafas de colores contra la dislexia? otro timo estilo powerbalance y similares http://bit.ly/cQ12Y8 [...]

  3. junio 21, 2014 @ 3:57

    garcinia cambogia reviews 2014

    La pizarra de Yuri » Blog Archive » ¿Gafas de colores contra la dislexia?

  4. septiembre 20, 2014 @ 21:04

    simply click the up coming web site

    La pizarra de Yuri » Blog Archive » ¿Gafas de colores contra la dislexia?

  5. septiembre 30, 2014 @ 20:58

    garcnina cambogia extract

    La pizarra de Yuri » Blog Archive » ¿Gafas de colores contra la dislexia?

  6. octubre 29, 2014 @ 14:04

    Hotels in Hong Kong Macau Ferryresort offerslate hotel resort discounts.

    La pizarra de Yuri » Blog Archive » ¿Gafas de colores contra la dislexia?