Un finde de ciencia-ficción

Este fin de semana ando de parranda por el Congreso Nacional de Fantasía y Ciencia Ficción. ;-)
Así pues, sólo una anotación breve.

Cartel de la XXVIII HispaCon 2010

Cartel de la XXVIII HispaCon 2010

Este fin de semana, y hasta el martes, se celebra en la Casa de la Cultura de Burjassot el XXVIII Hispacon; esto es, el Congreso Nacional de Fantasía y Ciencia Ficción. Hacía más de una década que no se realizaba en Valencia, así que no estaba dispuesto a perdérmelo. Aún menos tendiendo en cuenta que anda por ahí mi editor, un gran aficionado al tema. :-D

Aunque desconocida para muchos, ha existido en España una larga historia de excelente ciencia-ficción que se remonta por lo menos a 1532, con el Somnium del clérigo Maldonado. Y se extiende a lo largo de los siglos con el Viaje Fantástico del Gran Piscator de Salamanca (1732), el abate Marchena (1787) o el diplomático Enrique Gaspar: su Anacronópete (1887) relata un viaje en una máquina del tiempo ocho años antes que H. G. Wells. A finales del siglo XIX, los primeros congresos socialistas convocan premios de literatura utópica que exploran posibles sociedades futuras de corte socialista o anarquista: algunas de las obras surgidas en estos certámenes pueden calificarse netamente como ciencia-ficción de gran calidad; por ejemplo, La Nueva Utopía de Ricardo Mella.

La ciencia-ficción española ingresa en el siglo XX mediante una diversidad de autores y estilos; hasta nuestro Premio Nobel científico, don Santiago Ramón y Cajal, se aventuró en el género con sus Cuentos de Vacaciones a caballo entre una especie de divulgación científica y un a modo de ciencia-ficción. Si bien entre las muchas habilidades intelectuales de don Santiago no se contaba la de narrador –al menos, a tenor de estos Cuentos–, muchos otros vinieron a remediarlo. Durante las primeras décadas del siglo de la técnica hay una auténtica efervescencia creativa en el género: desde las novelas del fin del mundo tanto laicas (La catástrofe de N. Tassin, 1924) como católicas (La bestia del apocalipsis del sacerdote Juan José Valverde, 1935)  hasta los viajes a Marte de Modesto Brocos (ca. 1930) e incluso una literatura fantástica humorística en clave de ciencia-ficción. Sin olvidar, por supuesto, al coronel Ignotus (gracias, Agustín).

La Guerra Civil y la dictadura franquista arrasó todo esto, como tantas otras cosas valiosas más. Con la Ilustración y buena parte de la ciencia españolas fusiladas o en el exilio, y bajo un régimen totalitario nacionalcatólico, toda esta clase de ideas no eran muy bienvenidas (y eso que había habido un buen número de religiosos entre estos autores). Hay que esperar veinte años para que alguien tan poco sospechoso de ideas extrañas como el veterano de la División Azul, inspector de la policía política franquista y (todo sea dicho) excelente escritor Tomás Salvador publique La Nave (1959), restaurando así al menos una sombra de ficción científica como gran literatura en España.

Por lo demás, la ciencia-ficción había encontrado un pequeño refugio en torno a la Editorial Bruguera: relatos inocuos (y muchas veces infames) para inofensivo entretenimiento popular, ambientados una semana en el espacio, la que viene en el oeste americano y a la otra como folletín romántico. Es la época de las novelas de a duro, y en la mayor parte de los casos no se trata de verdadera ciencia-ficción sino de folletines ambientados en naves espaciales. No obstante, a partir de 1953 va surgiendo en Editorial Valenciana la obra del liriano George H. White, pseudónimo de Pascual Enguídanos: la Saga de los Aznar (sin coñitas :-P), que en gran medida fue reescrita por el propio autor a partir de 1973, cuando la censura era ya menos férrea. Premiada como la mejor serie europea de ciencia ficción en la EuroCon de 1978, muchos la consideran la expresión más acabada de una saga de este género en castellano. Existe un círculo de entusiastas a su alrededor, que aprovechan la HispaCon para celebrar su propia AznarCon:

AznarCon 2010

AznarCon 2010.

AznarCon 2010

Mi editor, Pedro G. Bilbao, presentando una ponencia en la AznarCon 2010.

Bueno, y no os doy más la brasa. Os dejo con otro par de fotos de la HispaCon 2010:

HispaCon 2010

HispaCon 2010 por el día

HispaCon 2010

HispaCon 2010 por la noche

Stand HispaCon 2010

Stand HispaCon 2010

Y quien quiera pasarse, que recuerde que tiene hasta el martes. El programa de actividades está aquí.

Be Sociable, Share!
¡Qué malo!Pschá.No está mal.Es bueno.¡¡¡Magnífico!!! (17 votos, media: 3,94 de 5)
Loading...
Be Sociable, Share!

32 comentarios

  1. Magufo de Guardia dijo,
    El 10 de octubre de 2010 @ 22:11

    Joder, que envidia! Y muchas gracias por el artículo, desconocía los antecedentes de la SF española.

    Curiosísimo lo del concurso de los socialistas de «relatos utópicos». No creo que haya una ideología en la que respaldar la SF. Heinlein y Iain Banks, por ejemplo, son extremos opuestos en sus obras. «Que difícil es ser Dios», de los hermanos Strugatsky, es una curiosidad precisamente por la sociedad en la que es escrita… y por poner en duda ciertos análisis «científicos» del la ciencia social soviética.

    Que disfrutes. Por lo que veo en las fotos no hay demasiado frikismo dando vueltas. Una pena. Por lo menos dan colorido (o eso dice un amigo gay de los carromatos del Día del Orgullo).

    Salud y suerte.

  2. julandalf dijo,
    El 11 de octubre de 2010 @ 9:48

    envidia

  3. Fran dijo,
    El 11 de octubre de 2010 @ 10:59

    Disculpa Yuri, como se que no puedes responder a todos los comentarios en los post, repito este de hace unos días a ver si hay más suerte:

    Que grande Yuri. Haces una labor de divulgación impresionante.

    Me gustaría plantear algunos pensamientos desde mi profundo desconocimiento de estas materias, quizás alguna pregunta resulte un tanto ingenua, pero aún así, vamos allá:

    Cuando se habla de la busqueda de la inmortalidad, creo que esto suscitaría problemas demográficos que sólo podrían ser solventados con políticas de natalidad y medios anticonceptivos y sospecho que también problemas de otras indoles , así que pienso que la muerte es algo necesario y para algunas personas dependiendo de la vida que lleven hasta una bendición.

    ¿ Hay alguna mínima posibilidad de vencer ese destino final de la muerte térmica del universo? Sea como sea, entiendo la humanidad no se va a doblegar nunca ante ello por puro instinto de supervivencia. Tampoco creo en un mundo sin retos donde todo se ha conseguido ¿ Donde queda el misterio, la esperanza, el futuro? ¿ Después de la muerte térmica puede volver a surgir vida posteriormente o qué sucede?

    Si el universo es finito ¿ Qué hay fuera del universo? si es que este concepto espacial es posible.

    Me ha parecido muy interesante, el tema de la renovación del soporte físico en busca de la inmortalidad. Ultimamente he podido leer algún artículo sobre la inteligencia artificial y sobre la posibilidad de incluso implantar sentimientos en un robot ¿ Esto nos lleva a planteamientos deterministas duros? ¿ Es en realidad el libre albedrío una ficción el cual no podemos formular por ser el número de variables demasiado amplio e inabarcable ?

    Un abrazo Yuri, un placer leerte y saber en este artículo un poco más de ti.

    • Yuri dijo,
      El 11 de octubre de 2010 @ 20:34

      Luego contesto en el otro. :-)

      • Yuri dijo,
        El 13 de octubre de 2010 @ 15:05

        Lo tienes contestado en el otro.

  4. voet dijo,
    El 11 de octubre de 2010 @ 11:07

    Jo, yo soy fan total de la SF. el gran problema que encuentro es que, aplicando el Principio de Sturgeon (qué casualidad) el 90% es una caca y considero que pocos autores son realmente buenos hasta el punto de ser casi incondicional de ellos.

    Me gustan precisamente Heinlein (aunque tiene auténticos ladrillos) y Iain Banks, los que mencionó Magu, que en el fondo describen mundos muy similares, aunque el primero a lo libertariano-anarcofascista y el segundo a lo libertariano-anarcocomunista. Banks, de hecho, es el único autor que conozco que realmente prescinde de navecitas a lo Star Wars para destruir estrellas en segundos mediante chorros de antimateria lanzados a través del hiperespacio a varios años-luz de distancia. Y su sistema económico-político funciona al ser gobernado por mentes artificiales hiperdimensionales totalmente incorruptibles dotadas de un gran sentido del humor. Y además escribe MUY bien.

    El mejor heredero de Heinlein (¿leísteis «La Luna es una Cruel Amante»?), al que homenajea abundantemente con su ficticia sociedad futura de los heinlenianos, es John Varley, también muy recomendable (la novela «Playa de Acero» o el relato «Perdido en el Banco de Memoria»). Es casi una mezcla entre los dos que cité.

    De entre los clásicos merece la pena mencionar a Weinbaum, Ross Rocklyne (de los primeros hard, precioso relato «Los Hombres y el Espejo») o el relato «Thumitak de los Corredores» que todavía me estremece a pesar de su ingenuidad. Sin embargo creo que gente como Asimov está sobrevalorada y que Clarke es, sin más, un cutre y un mal escritor que tuvo la suerte de contar con Kubrick, a pesar de sus puntuales predicciones tecnológicas.

    Hay otros autores buenos sin duda mucho menos conocidos por estar fuera del ámbito anglosajón, como Primo Levi, especialmente desazonante, o Herbert W. Franke (no confundir con Frank Herbert) cuya novela «Ypsilon Minus», hoy inencontrable, destaca bastante. También a los «compatriotas» de Yuri… Ivan Efremov, Ilya Varsavich o los más conocidos hermanos Strugatski.

    Pero sin duda el que más me gusta es el grandísimo Stanislaw Lem, del que ya hablé aquí y al que ya linké un resumen que escribí hace años, http://textos.cranf.net/vcwstanislawlem.htm

    Respecto a las novelas de Bruguera, me gustó mucho que últimamente se reclamara la figura del que a mí me parecía el mejor cuando de niño leía ávido las novelitas de a duro, A.Thorkent, que ahora se sabe era el pseudónimo de A. Torres Quesada. Pero muchas eran muy infames. Recuerdo un autor especialmente sangrante apodado Law Space (menudo nombre).

    Pero de los españoles al que me gustaría conocer sería al relativamente poco conocido, pero una auténtica autoridad mundial aunque sea sólo por sus abundantes traducciones, Domingo Santos. Sólo por él iría a una convención que me pillara cerca de casa.

    • Etyper dijo,
      El 11 de octubre de 2010 @ 14:16

      ¿Qué opinas voet de Phillip K.Dick, al que tanto Lem como Heinlein han aclamado?

      • voet dijo,
        El 11 de octubre de 2010 @ 16:33

        pues que no sé como se me olvidó dick teniendo en cuenta que tengo en casa unos 15 libros de él y un par de biografías. sorry.

        a dick hay que echarle de comer aparte, eso sí. mi favorita, la inencontrable «gestarescala» que sin embargo está en internet. busca «la página preservadora» en google.

    • Orlando dijo,
      El 11 de octubre de 2010 @ 15:20

      Que Asimov está sobrevalorado… Que Asimov está sobrevalorado…

      Si nos olvidamos de «Los propios dioses», «La última pregunta», «Anochecer», «El hombre bicentenario» (cómo te odio, Chris Columbus), «El niño feo», «Fundación» y «El fin de la eternidad», puede ser que esté algo sobrevalorado…

      • voet dijo,
        El 11 de octubre de 2010 @ 16:42

        OPINO que asimov está sobrevalorado porque es muy limitado como escritor en sentido estricto.

        tanto en él como en clarke (aunque este es peor aún) los personajes suelen ser bastante planos, sin sutilezas psicológicas de ningún tipo, y están en función de la historia contada, y no alrevés. si nos metemos ya a considerar personajes femeninos apaga y vámonos.

        es verdad que a gente como heinlein se le puede echar en cara que toooodos los personajes son avatares del autor. pero es que el onvre da tanto de sí por peculiar, trabadete e impúdico que se lo perdono. genial en «time enough for love» cuando el prota se las arregla para tirarse a su madre, viajando en el tiempo, y a sus dos hijas gemelas púberes pelirrojas clones de sí mismo (!).

        en otras ocasiones asimov, más que un escritor de ciencia ficción, es un escritor de misterio/policiaco que utiliza la ciencia ficción como excusa. las tres leyes de la robótica, por ejemplo, las utiliza en docenas de relatos para exponer silogismos bastante tontorrones.

        yo creo que de todos los mencionaste (que los leí) «los propios dioses» es el más original y trabajado, y la descripción de los ET gaseosos del universo alternativo son bastante meritorios.

        pero la fundación, a excepción del libro dedicado a «el mulo» (no me acuerdo cuál) es un auténtico peñazo: «ah, ah, pasa esto» / «a ver que predijo hari seldon» / «ah, pues hay que hacer esto». y así hasta la náusea. y la franquicia fue estirada en exceso.

        entiendo que para un niño o un adolescente asimov está muy bien, y así es que en aquellos años devoraba, literalmente, a asimov. pero resiste mal una lectura adulta.

        • Orlando dijo,
          El 11 de octubre de 2010 @ 20:04

          Sé que en el fondo tienes razón… Pero si no podemos sentirnos como niños al leer ciencia ficción, creo que nos perdemos una parte muy importante de lo que se siente. Los anglófonos lo llaman «sense of wonder».

          http://en.wikipedia.org/wiki/Sense_of_wonder

        • José dijo,
          El 11 de octubre de 2010 @ 23:19

          Es probable que tenga idealizado a Asimov por haberle leído en plena preadolescencia -y adolescencia-. No obstante, le tengo un hueco en mi cabeza por haberme mostrado que el ser humano no era tan libre como parece ser y que puede ser explicada su conducta en base a unas leyes. :-)

  5. Manuel Nicolás dijo,
    El 11 de octubre de 2010 @ 12:53

    Gracias Yuri por la divulgación de la CF en España, que falta nos hace y me alegro que Pedro sea tu editor.
    Y gracias Voet por la divulgación de la CF internacional, que falta nos hace también a pesar de las mierdas (que por cierto, están en TODOS los géneros literarios).
    Y en cuanto a la falta de «frikis» para dar color a las fiestas, os asombrariais de la cantidad de aficionados al género que no vamos por la calle disfrazados de Dar Vader. Lo que sí me asombra es ver chicas en dichas fiestas, de las cuales andamos más bien escasos. En fin.

    Un saludo

    • voet dijo,
      El 11 de octubre de 2010 @ 13:01

      Manu, el principio de Sturgeon, que toma su nombre del autor de SF Theodore Sturgeon, se aplica a TODO, y no sólo a la literatura.

  6. Manuel Nicolás dijo,
    El 11 de octubre de 2010 @ 13:56

    No, si estoy de acuerdo, sobre todo en la novela del propio Sturgeon, «Más que humano» que es un ñorda tamaño elefante.

    • voet dijo,
      El 11 de octubre de 2010 @ 16:43

      a mí tampoco te creas que me vuelve loco.

  7. José dijo,
    El 11 de octubre de 2010 @ 14:45

    ¿Has oído sobre el Congreso de «El ser creativo» que se celebrará la próxima semana en Málaga? Van personas relevantes de varios campos, incluso iba a ir Gorbachov pero -desconozco por qué- al final se ha echado para atrás. ¿Qué te parece? Si quieres ver el plan: http://www.elsercreativo.com

  8. AsensiFc dijo,
    El 11 de octubre de 2010 @ 15:58

    Yuri, Lliriano, se dice Lliriano, para una vez que tenemos alguien importante en nuestro pueblo(aparte de Francis Montesinos, o hector Faubel, o Nacho Rodilla…), escribelo bien :p

  9. Dani dijo,
    El 11 de octubre de 2010 @ 18:58

    Un ilustre olvidado: «Escuela de mandarines» de mi paisano -ya fallecido- Miguel Espinosa. Dicen los que saben de ello, que es una obra maestra de la ciencia- ficción (por clasificarlo de algún modo). Realmente es un libro muy difícil de clasificar.

    Ahí lo dejo. Y lo recomiendo.

    Interesante artículo, Yuri. Gracias.

    • Dani dijo,
      El 11 de octubre de 2010 @ 19:06

      Dejo la introducción del libro que he reseñado por si algún valiente se atreve.

      http://www.um.es/acehum/miguelespinosa.html

      Dicen que la «Feliz Gobernación» es estructura de la universidad pública española, entre otras cosas…Quiém quiera entender, que entienda.

      • voet dijo,
        El 11 de octubre de 2010 @ 21:32

        ¡¡¡grandísimo miguel espinosa!!! ¡¡qué descubrimiento, dani!! ¿es fácil encontrar en librerías?

        no es estrictamente ciencia ficción, sino más bien fantasía como la de borges, kafka, lem… me recuerda sobretodo a algunos libros de italo calvino. te recomiendo «las ciudades invisibles», de este último, que es muy en el estilo de los mandarines.

        • Dani dijo,
          El 12 de octubre de 2010 @ 0:33

          Hola Voet. Creo que no hay problema con Miguel Espinosa en las librerías. «Escuela de mandarines», «Asklepios», «Reflexiones sobre Norteamérica», …

          Que lo disfrutes. Y creo que «Escuela de Mandarines» es superior a ese gran libro de Calvino, «Las ciudades invisibles»…vamos, es una mera opinión.

          Saludos

  10. Yuri dijo,
    El 11 de octubre de 2010 @ 20:33

    Perdón por no contestar, pero estaba (y estoy) preparando otra cosa. Veo que os habéis apañado bien. ;-)

  11. jashugun dijo,
    El 12 de octubre de 2010 @ 0:15

    Pues ya que se ha hablado de autores españoles, a mi me parecen muy buenas las novelas de Aguilera y Redal :»mundos en el abismo» e «hijos de la eternidad» ciencia ficción hard en un marco muy interesante.

    En cuanto a autores extranjeros: Frank Herbert y su «dune» que debío quedarse en un único libro. Y Joe Haldeman y su «guerra interminable» entre otros muchos libros.

    Y el ciberpunk representado por William Gibson y Neal stepheson con «Snowcrash» y aunque no es sci fi su saga geek «criptonomicón».

    • josemi dijo,
      El 12 de octubre de 2010 @ 1:28

      Aguilera y sus compinches son tan buenos como cualquier americano. Quiza no sea el mejor del mundo mundial, que eso es muy dificil, pero si que esta entre los buenos. Si fueran americanos hoy serian unos super clasicos. He leido novelas famosas de autores muy famosos y han resultado ser un truño comparado con las obras de aguilera. Muchos autores y obras estan sobrevalorados.

      Dune a mi no me gusto mucho (sinceramente, menos que Aguilera), pero es que las continuaciones no estan escritas, estan perpetradas.

  12. josemi dijo,
    El 12 de octubre de 2010 @ 1:23

    Antes de que fuera conocido un tal Aznar, yo tenia la coleccion de la saga de los Aznar en comic. Por desgracia mi madre me lo tiro a la basura :-(

    No sabia que habia reescrito los libros en los 70, y que luego hubiera añadido bastantes mas libros. El comic, o mejor dicho los comics, por que hay que yo sepa 2 comics distintos aunque dibujados sobre el mismo guion, se quedan en el «arco principal», llegan hasta la batalla con Nahum.

    • El 12 de octubre de 2010 @ 21:19

      Pues chico, la saga esta reeditada por completo en libros chulos , portadas guais y comentarios a cada novela, ejem, pásate por http://www.silente.net y míralo
      Lo mejor de la saga es cuando la gente se harta de los aznar y los exilian en Atolón a todos
      ¿habéis leido Mundo Anillo de Larry Niven? Pues el Atolón de la Saga es tropecientas mil veces mejor…

  13. Magufo de Guardia dijo,
    El 12 de octubre de 2010 @ 21:06

    Rompiendo dos lanzas en favor de Asimov y Clarke… nadie que me haya hecho pasar los ratos que ellos me han hecho pasar son malos escritores. Aunque, confieso, tenía la sensación con Asimov de que releía la misma novela una y otra vez. Quizá lo mejor suyo sean sus Memorias, y su gran trabajo de divulgación.

    En cuanto a Clarke… lo siento, pero me gusta las COSAS que describe, más que sus personajes. Es el primero al que leí la idea (que no es suya, como siempre aclara) de subir a órbita las cargas… con una cuerda (o con un ascensor espacial, después). Me ha hecho soñar con obras de ingeniería grandiosas, y eso para mí es mucho. Quizá no sea un gran escritor, pero si ha logrado «conectar» conmigo -y con miles de chavales más- es bueno.

    Quizá, ahora que peino canas, me decante más hacia los ensayos que hacia la ficción. Pero de vez en cuando eso tan denostado como «evasión» es la mejor y más sana droga que ha inventado la humanidad: es literatura. Y quienquiera que se atreva a escribir tiene todo mi respeto.

    Gracias, por cierto, por los comentarios. Hay escritores que tendré que descubrir. Por favor, seguid apuntando nombres.

    • voet dijo,
      El 14 de octubre de 2010 @ 15:31

      del sr.clarke no olvidaré nunca, creo que en el segundo libro de la serie de «rama» una escena en la que describe como una mujer, sin traje espacial, cae dentro de un pozo metálico de gran profundidad, muy estrecho, fondo plano, etc..

      la tía se pasa más de una semana en el pozo hasta que un bichejo la saca.

      el sr.clarke se da cuenta de que, necesariamente, la chica pasa hambre y sed durante su ordalía. de lo que no parece darse cuenta, es de que NECESARIAMENTE también debería estar empapada en su propia orina y sus propias heces.

      sin embargo de lo único que parece preocuparse a su salida es de papear y privar. de pegarse una ducha o, por lo menos, pasarse una toalla húmeda, ni se acuerda.

      dejando aparte la falta de verismo, si los personajes de asimov son planos, en el caso de clarke son puras marionetas.

      PS: «el espectro del titanic» ha sido de los pocos libros que he tirado a la basura después de leerlo.

  14. El 12 de octubre de 2010 @ 21:27

    Ya que estamos…
    En la saga aparecen numerosos desarrollos cientificos de ciencia ficción, es decir, ciencia que no es tal sino pura especulación literaria que se convierte en la base de la historia narrada.

    el metal de alta densidad, con un número atómico altísimo pero estable con propiedades sorprendentes (la dedona)

    los fotones acelerados a C+n siendo n una fracción mínima pero que logra la expansión de la masa del fotón y vuelve el rayo en «luz sólida» (la luz solida)

    la maquina convertora de energia en materia y viceversa (la karendon)

    los planetas huecos, los seres vivos sobre bases de silicio y no de carbono, etc

    en fín, sanas locuras insertas en aventuras de ficción… española

  15. Lanarch dijo,
    El 15 de octubre de 2010 @ 19:04

    En la foto de la Hispacon de noche, el tipo de la camiseta blanca de la izquierda es Juan Carlos Herreros, editor de Ediciones Sombra, que publican Exo, el juego de rol español de cifi más importante (y casi casi único). También es uno de sus principales autores.

  16. El 20 de febrero de 2011 @ 9:05

    tres interessant, merci

3 Trackbacks \ Pings