Superbacterias: enfermedades resistentes a los antibióticos.

El abuso y mal uso de los antibióticos durante el último siglo
ha conducido a la evolución de enfermedades resistentes a los mismos.
Actualmente, se considera ya un grave problema de salud pública.

Cepa de "superbacteria" SARM resistente a los antibióticos

Cultivo de "superbacteria" SARM resistente a la mayoría de los antibióticos. Esta cepa ya sólo puede atacarse con tigecilina y colistinas.

Esta semana se celebraron en Barcelona las V Jornadas de la Red Española de Investigación en Patologías Infecciosas (REIPI), que reúne a algún centenar de médicos especialistas en cosas que se pegan bajo el amparo del Instituto de Salud Carlos III (el Instituto Carlos III alberga también al Centro Nacional de Epidemiología, lo que vendría siendo nuestro CDC castizo, o al menos parte de él). Al finalizar el encuentro, los señores doctores y señoras doctoras allí reunidos han emitido un comunicado de prensa donde inciden en un asunto que ya viene circulando tiempo ha:

La situación es que España es uno de los países con tasa de resistencia a antibióticos más alta de Europa, en concreto en E. coli. El problema radica fundamentalmente en que, en los últimos años, han empezado a aparecer unas cepas de este agente, que tienen un mecanismo de multirresistencia muy importante. Tanto es así, que las infecciones provocadas por E. coli han pasado a constituir un importante problema, tanto en el ambiente hospitalario como en la comunidad, ya que han desarrollado mecanismos de resistencia a muchos antibióticos a la vez, y son pocas las alternativas terapéuticas de las que disponemos para su tratamiento.

El E. coli, como nos recuerda el Dr. Álvaro Pascual del Hospital Virgen de la Macarena de Sevilla, es “un microorganismo que produce una gran cantidad de infecciones, y que reside en nuestra propia flora intestinal, por lo que produce infecciones endógenas. Es causante de infecciones urinarias, de sangre, invasivas, neumonías y abdominales, entre otras”.

No es el único microorganismo con resistencia a los antibióticos que preocupa a las autoridades sanitarias internacionales. Entre estos se encuentran diversos tipos de estreptococos y enterococos, la muy común pseudomonas aeruginosa, el clostridium difficile o la acitenobacter baumanii. Recientemente, uno de estos bacilos provocó cierta preocupación entre las familias de España: el neumococo resistente, que causa neumonía pero también otro gran número de infecciones como otitis, sinusitis, artritis séptica, osteomielitis e incluso meningitis y distintas afecciones cardíacas.

La razón fundamental de que hayan surgido estos superbacilos multirresistentes durante las últimas décadas no radica en oscuros experimentos, como creen los más conspis. Ni mucho menos en la inmigración, que ha venido a ocupar el lugar de las brujas o los judíos en la misma clase de mentes que antes echaban la culpa de todo a las brujas o los judíos (en su día, a los inmigrantes les echaron también la culpa de la polio). La razón es más sencilla, y a la vez más incómoda y de solución más difícil: nos hemos pasado setenta pueblos con los antibióticos. Durante décadas, en los países desarrollados y también en los que no lo están tanto le hemos estado echando antibióticos a todo lo que se movía bajo un microscopio. El comunicado de la REIPI indica:

  • El tratamiento de los pacientes afectados por infecciones bacterianas se complica por la aparición de clones multirresistentes, que se diseminan rápidamente y pueden ocasionar verdaderas epidemias.
  • Las resistencias bacterianas a los antibióticos han pasado a constituir un importante problema para los sistemas de salud de nuestro país. El uso adecuado de los antibióticos disponibles ya no es una recomendación, sino una urgencia.
Colonia de E. coli

Colonia de E. coli, un bacilo habitualmente presente en el intestino de los animales, incluyendo a los humanos. Algunas cepas pueden ocasionar enfermedades graves. La resistencia del E. coli a los antibióticos se ha multiplicado preocupantemente en los últimos años.

La preocupación es generalizada en el mundo entero. Los mencionados CDC estadounidenses ya advierten, en unas respuestas divulgativas para el público en general:

La resistencia a los antibióticos se ha denominado como uno de los problemas de salud pública más acuciantes del mundo. Casi todos los tipos de bacterias se han vuelto más fuertes y menos sensibles al tratamiento con antibióticos cuando éste resulta realmente necesario. Estas bacterias resistentes a los antibióticos pueden diseminarse rápidamente a otros miembros de la familia y los compañeros de clase y trabajo, amenazando a la comunidad con nuevas cepas de enfermedades infecciosas más difíciles de curar y más caras de tratar. Por esta razón, la resistencia a los antibióticos se encuentra entre las preocupaciones principales de los CDC.

La resistencia a los antibióticos puede ocasionar un peligro significativo y sufrimientos para niños y adultos con infecciones comunes, que antes se trataban fácilmente usando antibióticos. Los microbios pueden desarrollar resistencia a medicinas específicas. Un error común es que el cuerpo de las personas se vuelve resistente a estos fármacos. Pero son los microbios, no la gente, quienes se vuelven resistentes a estos fármacos.

Si un microbio es resistente a muchos fármacos, el tratamiento de las infecciones que provoca puede ser difícil e incluso imposible. Una persona con una infección que es resistente a un cierto medicamento puede pasar esa infección resistente a otra persona. De esta manera, una enfermedad difícil de tratar puede contagiarse de persona a persona. En algunos casos, estas enfermedades pueden causar discapacidades importantes e incluso la muerte.

El uso de antibióticos promueve el desarrollo de bacterias resistentes a los antibióticos. Cada vez que una persona toma antibióticos, las bacterias más sensibles mueren, pero los gérmenes más resistentes pueden sobrevivir para crecer y reproducirse. Los usos repetidos e inadecuados de antibióticos son causas primarias del incremento de las bacterias resistentes a los medicamentos.

¿Cuál es, entonces, el problema con los antibióticos? Bueno, con los antibióticos, ninguno en particular; ellos hacen lo que tienen que hacer, matar microbios, cada día de manera más selectiva. El problema radica en el abuso y mal uso que hemos hecho de ellos, olvidando en el proceso un pequeño detalle: el mecanismo transformador más poderoso de este universo, la evolución. Eso que los creacionistas quisieran ocultar u oscurecer, a pelo o bajo tapaderas como el llamado diseño inteligente. Para su desgracia y fortuna de todos –hasta la de ellos–, la evolución ocurre constantemente, persistentemente, en cada rincón de la realidad; y seguirá haciéndolo hasta que el cosmos entero se apague por lo menos, porque está indisolublemente vinculada a la entropía y la fluctuación.

Evolución y supervivencia.

Clostridium difficile

El Clostridium difficile, un viejo conocido de los hospitales. Es naturalmente resistente a la mayor parte de los antibióticos; cuando la flora intestinal del paciente resulta eliminada por las terapias basadas en estas sustancias, el Clostridium difficile se apodera del colon con facilidad, causando diarreas e incluso la muerte.

Todo en este universo está sujeto a evolución constante. De manera muy particular, los seres vivos están –estamos– sometidos a un tipo especial de evolución extremadamente sofisticado que llamamos evolución biológica. En toda población de seres vivos, hay unos más frágiles y otros más resistentes a una determinada amenaza. Pongamos el ejemplo tradicional de la gacela y el león. Por motivos obvios, las gacelas que corren más y reaccionan más rápidamente ante la presencia de depredadores tienden a incrementar sus probabilidades de supervivencia cuando aparece el león. Eso significa que vivirán más tiempo y tendrán más oportunidades de reproducirse, con lo que el carácter genético “correr más – reaccionar más deprisa” tiende a perpetuarse. Si hay muchos leones acosando a las gacelas –es decir, si hay mucha presión evolutiva–, las gacelas lentas desaparecerán pronto y se verán sustituidas por nuevas generaciones más veloces y despabiladas. Esto es la selección natural.

No hay mucho que una gacela pueda hacer por superarse a sí misma o evolucionar personalmente, rollo libro de autoayuda. En la naturaleza, estas características favorables o desfavorables son de índole genética: la gacela que nació con la capacidad de correr más corre más, la que nació con la capacidad de correr menos corre menos. Esto no se puede trasladar a las sociedades humanas, porque las sociedades humanas dependen enteramente de factores que no tienen más que un tenue origen genético, cuando lo tienen; la historia de la civilización es la historia de cómo aprendimos a ir contra natura. Pero en la natura, en la naturaleza, esto va así: la resistencia de un ser vivo frente a una amenaza le viene dada de manera fundamentalmente genética. Quedó determinada en el instante de la gestación, fruto de una organización específica del ADN de papá gacela y mamá gacela a través de sus óvulos y espermatozoides, más las mutaciones que se producen en el proceso. Por decirlo de alguna manera, la gacela está predestinada a correr más o correr menos cuando llega el león y no puede hacer gran cosa para cambiarlo. Así, en las gacelas, los genes y mutaciones que favorecen la rapidez tienden a prevalecer frente a los que favorecen la lentitud.

Cuando la presión evolutiva se incrementa –y con ella la selección natural– las gacelas portadoras de genes o mutaciones lentas tienden a extinguirse muy deprisa, mientras que las dotadas con genes o mutaciones rápidos tienden a sobrevivir y multiplicarse. Al final, sólo quedan gacelas veloces que producen gacelas más raudas todavía, y así una y otra vez, a lo largo de millones de años.

La evolución en marcha: Biston betularia

La evolución en marcha: las mariposas del abedul (biston betularia) han cambiado su color desde inicios de la Revolución Industrial. Su camuflaje original (arriba) se volvió inútil cuando la contaminación oscureció las cortezas de los árboles donde se posaba. Las variedades más oscuras resultaron favorecidas por este fenómeno y así, en pocas décadas, la mutación y la selección evolutiva convirtieron a la biston betularia en una mariposa de color... carbón.

Sin embargo, cuando la amenaza es distinta, la velocidad puede resultar contraproducente. Si, por ejemplo, no hay muchos leones pero sí mucha sequía y hambruna, los metabolismos rápidos tienden a consumir sus recursos más rápidamente y perecer antes. Por otra parte, si el problema es una epidemia, tenderán a sobrevivir las gacelas más resistentes a esa enfermedad en particular. No existe una única característica de supervivencia que valga para todos los casos; dependiendo del momento y las circunstancias, que son variables en el tiempo y en el espacio, pervivirán y se multiplicarán unas u otras. Así se produce la radiación evolutiva, ocupando los distintos nichos ecológicos disponibles a lo largo de los eones.

Los microbios evolucionan muy deprisa; a veces, en cuestión de horas. A lo largo de miles de millones de años, bacilos y bacterias medraron y evolucionaron sin tener que enfrentarse a una amenaza significativa procedente de los antibióticos clínicos, que surgieron en fecha tan tardía como 1927. Por eso, durante las primeras décadas, los microorganismos carecían de defensas significativas frente a estas sustancias y resultaban muy eficaces. Se parece al problema que tuvieron las poblaciones nativas americanas con la viruela cuando se la pegó el conquistador.

Sin embargo, siempre hay algún organismo más resistente a una determinada amenaza que sus congéneres (y si no lo hay o no resulta lo bastante resistente, entonces la especie se extingue). Los microorganismos, que se reproducen y mutan con velocidad asombrosa, tienen la capacidad de aprovechar el resquicio más improbable para permitir la supervivencia de algunos individuos más resistentes a esa amenaza. Y a continuación se reproducen, con lo que ya tenemos una cepa resistente. Cuando este proceso se repite una y otra vez, se van destilando cepas de altísima resistencia, hasta que la amenaza deja de ser amenazadora por completo.

En la naturaleza, las amenazas evolucionan constantemente junto a sus víctimas. Cuando las gacelas se vuelven más rápidas y ágiles, los leones más lentos mueren de hambre; eso significa que sólo los leones más rápidos sobreviven y se reproducen, y así sucesivamente, en una carrera evolutiva sin fin. Sin embargo, los antibióticos fabricados por el ser humano evolucionan artificialmente mucho más despacio de lo que los fulgurantes microorganismos pueden mutar por vías naturales. Si un tratamiento con antibióticos no extermina por completo a toda la población microbiana, algunos de ellos sobrevivirán (¡obvio!) y serán los más resistentes al antibiótico quienes tiendan a hacerlo en mayor medida. Y, por tanto, los que se reproducirán para formar nuevas cepas. Tras unas décadas de evolución (o unos meses de evolución acelerada en un laboratorio de guerra biológica, ejem, no he dicho nada…), no quedarán cepas sensibles al antibiótico y se habrán visto todas reemplazadas por cepas resistentes al antibiótico. Y así una y otra vez. Veámoslo con un ejemplo.

El día del flemón.

Hace unos meses, me levanté una mañana de muy mal café. Tenía el lado derecho de la cara como un pan de payés, con un estupendo flemón originado en una caries que me había pasado inadvertida bajo una muela. Sobre el mediodía interrumpí lo que estaba haciendo, pues ya rabiaba de dolor, y llamé al dentista para decirle que iba para allá. La conversación fue más o menos como sigue:

–Doc, tengo un flemón como una naranja, dame hora para ya y prepara las tenazas o lo que sea porque no aguanto esto.
–¿Pretendes que te saque una muela con la encía inflamada, gilip*llas?
–Uh… pues… eso es lo que hacéis los sacamuelas, ¿no?
–Pues hombre, no si podemos evitarlo. Anda, tómate una caja de Augmentine y llámame cuando te haya bajado un poco la inflamación.

Cápsulas de amoxicilina

Cápsulas de amoxicilina en una presentación norteamericana.

Claro. Cómo no. Idiota de mí, suena lógico, ¿no? Primero se reduce la inflamación y luego se saca la muela o lo que sea; ¡menuda carnicería, si no! Así que, como yo ya sé que andan por ahí los muy histéricos esos de la salud pública tratando de coartar la libertad de comprar antibióticos a los buenos ciudadanos que pagamos impuestos y respetamos la ley, o eso decimos, me voy a la farmacia de confianza. Puesto que soy grandote y peludo y cuando ando rabiando de dolor tengo poca paciencia, pido a la farmacéutica artillería pesada:

–Hola. ¿Tienes algo más gordo que el Augmentine 875?
–Pues… el de 1.000 –responde ella, no muy convencida.
–Coj*nudo. Dame una caja de eso.
–Pero…
–Venga, ¿qué no ves cómo llevo la boca o qué? Dame una caja de eso y ya lo arreglo yo luego con la jefa. ¿Qué se debe?

Así, salgo de la farmacia armado con mis veinticuatro obuses de amoxicilina calibre mil y en el mismo bar de enfrente me arreo el primero ayudado por una Coca-cola. La amoxicilina es un potente antibiótico, derivado de la penicilina, que Glaxo vende en España y otros países combinado con metralla extra de nombre ácido clavulánico bajo la marca comercial Augmentine. Mano de santo, oiga: al día siguiente, el flemón se ha rebajado de manera significativa. A los dos días, ya casi no molesta nada. Al tercer día, ha desaparecido por completo.

que hay que tomarse la caja hasta el final. Lo sé. He leído las recomendaciones, salió por la tele, he atendido a las campañas de los histéricos de la salud pública. Al cuarto día, vuelvo a llamar a mi dentista, con menos humos:

–Hola, doc. Mira, que soy yo, que a ver si me puedes dar hora para arreglarme la muela esta.
–¿Ya se te ha bajado la inflamación?
–Sí. Me estoy tomando el Augmentine, como dijiste.
–Muy bien. Pues vente mañana a las cinco y así me das tiempo para preparar las tenazas.
–Eh, que eso era… uh… una forma de hablar, jejeje… un pour parler como si dijéramos… que yo creo que con un empastito bastará, ¿no?
–Gallina. Oye, ya sabes que te tienes que tomar el antibiótico hasta que se acabe la caja, ¿no?
–¡Claro, hombre! ¿Por quién me tomas?

Una tira de antibiótico inhibe el crecimiento de las bacterias en un cultivo.

Una tira de antibiótico inhibe el crecimiento de las bacterias en un cultivo.

Estoy mirando ahora mismo la caja, olvidada en un cajón. De los veinticuatro comprimidos, quedan quince. Ni siquiera recuerdo cuándo dejé de tomármelo exactamente; supongo que algún día en que andaba muy liado y se me pasó. ¡Como ya no me molestaba…! Así, he contribuido a la Humanidad con otra potencial cepa de microorganismos infecciosos resistentes a los antibióticos, que podrían afectarme a mí o a cualquier persona a la que se los pase. Con un beso, por ejemplo.

¿Por qué? Pues porque al no completar el tratamiento, seguramente sobrevivieron algunos bacilos. Típicamente, los más resistentes a la amoxicilina. Esos son los microorganismos que conservo por ahí dentro y, por tanto, los que se reproducirían para tomar el control si se produjera un nuevo acceso inflamatorio. Durante unos días, me convertí a mí mismo en un reactor biológico que aplicó una enorme presión evolutiva sobre mis bacilos bucales, eliminando a los más sensibles a la amoxicilina y permitiendo la supervivencia y multiplicación de los más resistentes. Eso significa que mi próximo flemón puede ser mucho más intratable, y los de las personas a las que se los pegue, también. Pero no sólo eso: he contribuido también (y sobre todo) a que en cualquier otra parte del organismo (por ejemplo, el intestino, donde se encuentra el E. coli) este proceso evolutivo se produzca igualmente; esto es especialmente cierto de los antibióticos de amplio espectro.

Como no soy el único idiota que hace cosas así, los microorganismos permanecen sometidos a constante presión evolutiva en millones de estos reactores biológicos con ojos repartidos por todo el mundo. Con el mal uso y el abuso de antibióticos, provocamos constantemente la evolución de cepas resistentes dentro de nuestros propios cuerpos. En los países subdesarrollados o en vías de desarrollo, esto sucede también porque la calidad de los antibióticos que consumen es desconocida y muchas veces no pueden permitirse completar el tratamiento; en los países desarrollados, lo hacemos nosotros solitos por pura desidia, cabezonería y estupidez.

Solomillo de estreptococos con foie reducido al antibiótico. Luego, fregamos con bactericida.

El mal uso y abuso de antibióticos en humanos no constituye la única posibilidad de que aparezcan cepas bacterianas resistentes. Durante muchísimas décadas, la industria cárnica ha usado antibióticos masivamente para prevenir la aparición de enfermedades en el ganado y para favorecer su crecimiento. Es decir: no sólo le daban antibióticos al ganado cuando caía enfermo, sino también cuando estaba sano.

Esto tuvo varios resultados positivos, entre ellos la mejora de la seguridad alimentaria; la carne ya no nos liquida como chinches, cosa frecuente en el pasado. Otro efecto positivo, pero sólo desde el punto de vista de los ganaderos y las industrias cárnicas, es que los animales tratados con ciertos antibióticos crecen más y por tanto aportan más beneficio a peso. Ya en los años ’40 se descubrió que si se alimentaba al ganado con micelios secos de streptomyces aureofaciens –una fuente de antibióticos tetracíclicos– éste engordaba más debido a ciertas interacciones intestinales. Así quedó abierta la veda del antibiótico en la ganadería, que sólo en tiempos recientes ha empezado a cerrarse.

Vamos, que todos los carnívoros nos hemos tirado años y más años atiborrándonos de antibióticos sin apenas control veterinario y fomentando la aparición de cepas bacteriológicas extremadamente resistentes por todas las cabañas ganaderas del mundo. En realidad, seguimos haciéndolo (sobre todo en la carne de ave). Ya decía yo que mi amiga vegeta tenía que llevar algo de razón en lo suyo. El SARM, el campylobacter y el propio E. coli, todas ellas multirresistentes a estas alturas, campan por sus respetos.

También ha despertado preocupación el surgimiento durante los últimos años de diversos detergentes bactericidas como novedad comercial de venta al público. Aunque aún no se ha podido establecer todavía una relación directa entre estos limpiadores y la proliferación de bacilos resistentes, parece una consecuencia lógica. En general, la FDA norteamericana desaconseja su utilización por inútiles para prevenir ninguna clase de infección, a pesar de lo que digan o den a entender en los anuncios.

¿Y ahora qué hacemos?

Esta es otra de las cosas del planeta Tierra que los seres humanos hemos estropeado ya irreversiblemente. Después de décadas cultivándolos tan cuidadosamente, no podían fallarnos: los microorganismos resistentes a los antibióticos han llegado para quedarse. La pregunta es: ¿y ahora qué hacemos?

A estas alturas, existe un arsenal farmacológico para tratar muchas de estas infecciones con otro tipo de medicamentos. El problema es que estos fármacos son menos eficaces, más caros, más tóxicos y con mayores efectos secundarios, algunos de ellos graves. Por tanto, se refuerza la importancia de la prevención y especialmente de las vacunas: una correcta vacunación evita las enfermedades infecciosas, incluso si éstas se originan en cepas resistentes a los antibióticos. Sin embargo, ni hay vacunas contra todo ni parece juicioso vacunarnos contra todo.

Estructura de un bacteriófago.

Estructura de un bacteriófago. Estos virus infectan a las bacterias y algunos de ellos las destruyen.

Una alternativa prometedora a los antibióticos parece ser la terapia basada en bacteriófagos, extensivamente desarrollada en la Unión Soviética a partir de los años ’20 del siglo pasado pero poco conocida en Occidente debido a las barreras de la Guerra Fría y al hecho simple de que los antibióticos resultaban mucho más eficaces –cuando aún eran eficaces, claro–. Como su nombre indica, los bacteriófagos son parásitos naturales de las bacterias: generalmente se trata de virus muy específicos, que sólo atacan a una cepa bacteriana determinada y que se pueden cultivar sobre la marcha según las necesidades específicas. Algunos de ellos son capaces de destruirlas, por lo que tienen utilidad como tratamiento alternativo.

Lo que no ayuda en absoluto es seguir abusando de los antibióticos como si no pasara nada, pues hace el problema aún mayor y evoluciona cepas aún más resistentes. Por ejemplo: sólo el 10-15% de las bronquitis están ocasionadas por bacterias; el resto son virales, y a los virus los antibióticos no les dicen ni buenos días. Tomar antibióticos para la bronquitis, a menos que haya sido diagnosticada como bronquitis bacteriana, es mal uso. Lo mismo ocurre con la irritación de garganta y algunos casos de otitis. Y no digamos con la gripe y el resfriado común, causados por dos estupendos virus que pasan de los antibióticos como si no estuvieran ahí; salvo que haya infecciones bacterianas coadyuvantes, cosa que debe determinar un médico, tomarse antibióticos para el catarro es como tomarse aspirinas para el cáncer. Lo que pasa es que si nos los tomamos, su uso se solapa con la evolución natural de la enfermedad y parece que nos han curado. En realidad, lo único que hacen en la mayoría de estos casos es molestar al organismo.

En muchos países se considera que algunos médicos no son lo bastante cuidadosos a la hora de recetar antibióticos, en general cuando les presionan los pacientes. Y todos, todos y todas deberíamos renunciar a la carne que haya sido criada con antibióticos como factor de engorde. Esa no es una práctica correcta. Sí resulta admisible, en cambio, su uso veterinario para tratar enfermedades diagnosticadas del ganado… cuando aún sirven de algo. Todo esto no es ninguna cosilla de poco más o menos: una de las más poderosas herramientas que la ciencia nos proporcionó contra la enfermedad está volviéndose cada día más inútil por abusar de ella, y eso es algo de lo que nos arrepentiremos muy, muy profundamente. No lo empeoremos más.

La resistencia a los antibióticos en un video elaborado por la FDA, EE.UU. (En inglés)

Ver también: Antibióticos para la vida

Be Sociable, Share!
¡Qué malo!Pschá.No está mal.Es bueno.¡¡¡Magnífico!!! (63 votos, media: 4,75 de 5)
Loading...Loading...
Be Sociable, Share!

76 comentarios »

  1. voet dijo,
    El 7 de noviembre de 2010 @ 16:13

    no sólo no se debe comer carne criada con antibióticos: ¡¡el mismo consejo se debe extender a la miel!!

    muchos apicultores les dan antibióticos a las abejas para aumentar la productividad de la colmena, y rastros de esos antibióticos quedan en la miel.

    muchas veces se considera que la miel es más sana que el azúcar refinado. pero aparte de que no hay pruebas fehacientes, este contaminante no deja en muy buen lugar a las abejas.

    aprovecho para promocionar que he añadido una nueva fase a mi juego de mayor éxito, que probablemente muchos amantes de la simultación física conoceréis: http://saltacol.cranf.net

    • Dubitador dijo,
      El 7 de noviembre de 2010 @ 23:39

      Sobre este tema de bacterias y virus hay unas novelas apasionantes de Greg Bear, en concreto:

      Los niños de Darwin
      La radio de Darwin
      Musica en la sangre
      Vitales

      http://www.bibliotheka.org/?/buscar/Bear%20Greg

      • voet dijo,
        El 8 de noviembre de 2010 @ 13:16

        greg bear es quizás el mejor (por no decir el único) autor de bioquímica-ficción que existe.

        sólo le veo un defectillo y es que toooodos los libros tienen la misma estructura: tres sucesos aparentemente inconexos acontecen en diversas partes del mundo, unos espabilaos los asocian entre sí y, para cuando ya se ponen a ello, se monta un apocalipsis como mínimo.

        en plan bioquímica-ficción también es muy destacable la descripción del virus de la descolada en el segundo libro de la serie de ender de orson scott card.

        • Carles dijo,
          El 9 de noviembre de 2010 @ 17:46

          Ho “descolada” no lo recordaba : D

      • jesus dijo,
        El 8 de septiembre de 2012 @ 3:05

        Las personas no se han hecho intolerante a los antibióticos, las compañías farmacéuticas, al hacer el cambio en la producción de antibióticos de orgánicos a sintéticos han disminuido la eficacia para crear tratamientos, y no cura, hay que forzar a las compañías farmacéuticas, que regresen a la fabricación de antibióticos de los años 50 y 60 y verán como si funciona, para los que son alérgicos a los antibióticos hacer clic en http://www.curadelasinfecciones.com

  2. Ceprio dijo,
    El 7 de noviembre de 2010 @ 16:44

    Cojonudo el artículo. Como microbiólogo veo que el abuso de los antibióticos es uno de los aspectos más preocupantes de la Sanidad española. Y no sólo el abuso sino (como bien señalas) el mal uso. Que tan peligroso es tomarlos en cuanto tienes un poco de fiebre como dejartelo a medias una vez que te encuentras mejor. Y creo que no son paranoias mías cuando hay incluso anuncios advirtiendo contra el mal uso de los medicamentos…
    Y de los antibióticos en los alimentos casi que ni hablo. xD

  3. Orlando dijo,
    El 7 de noviembre de 2010 @ 16:56

    En realidad no es un problema exclusivo del mal uso de los antibióticos: cualquier presión evolutiva a la que sometamos a las bacterias derivará, tarde o temprano, en la aparición de cepas resistentes. Ni siquiera el uso correcto de los antibióticos lo evitaría, si bien retrasaría la aparición de estas.

    No obstante, la terapia basada en bacteriófagos tiene buena pinta: los bacteriófagos pueden evolucionar al mismo ritmo que las bacterias. Claro que eso también puede tener su lado perverso…

  4. Adolfo dijo,
    El 7 de noviembre de 2010 @ 18:00

    No estoy de acuerdo en que la evolucion de las sociedades humanas tenga una tenue influencia genetica. Echale un vistazo a este articulo de Nature, que lo explica mejor que yo: doi:10.1038/nature09205
    Para una mayor profundizacion en el tema, el libro tambien de EO Wilson: Sociobiology: The New Synthesis.

  5. Dubitador dijo,
    El 7 de noviembre de 2010 @ 18:15

    ¿No da un algo la foto esa del cultivo de “superbacteria” SARM, expuesta así, en una placa de Petri expuesta al ambiente y manejada sin proteccion alguna?
    Si, todo depende de cual sea el modo de transmision y contagio de la susodicha, pero supongo que sigue siendo demasiado confianzudo el “protocolo” de manejo.

    • Dani dijo,
      El 7 de noviembre de 2010 @ 21:54

      Un gran artículo, Yuri. Te mueves con soltura en cualquier medio o área de conocimiento, cual microorganismo que evoluciona rápidamente :-D

      Entrando en la materia, nunca entenderé eso, que tan acertadamente comentas, sobre el abuso en la prescripción de antibióticos por la presión de los pacientes hacia los médicos. ¿Cómo es posible que un profesional ceda de esa manera?, imagino que como los médicos no tienen tiempo para explicárselo bien clarito al paciente, evitan el conflicto y no se complican. Si es así, me parece muy grave. En fin.

      Gracias, y un abrazo.

      • Dani dijo,
        El 7 de noviembre de 2010 @ 21:57

        …evidentemente, el comentario se ha colado por aquí, pero no era una respuesta a nada. Sorry…

      • marta dijo,
        El 9 de noviembre de 2010 @ 19:47

        “¿Cómo es posible que un profesional ceda de esa manera?” Sera conspiranoia, pero hay quien dice q a cambio de suculentos regalitos de las farmaceuticas

    • Ceprio dijo,
      El 7 de noviembre de 2010 @ 23:12

      No te preocupes, lo peor que puede pasar es que se contamine la placa, pero no hay peligro alguno siempre que se limiten a abrirla (si la tocas, o la lames, o te la tiras encima entonces es otra cosa). Ten en cuenta que la bacteria está plácidamente depositada sobre el medio, alimentándose a sus anchas. No puede “salir volando” ni “saltarte a la cara”.

  6. ErrRoddy dijo,
    El 7 de noviembre de 2010 @ 19:26

    Es que la publicidad vende mucho milagro y poca información.
    Hay mucha gente que desconoce que los medicamentos tienen efectos secundarios y que los antibióticos que tan bien le curaron la neumonía bacteriana no le hacen ni cosquillas a una gripe.
    Pero las promos de cremas hidratantes y milagros para la resaca se las sabe medio mundo xD

    • voet dijo,
      El 7 de noviembre de 2010 @ 22:20

      perdona roddy… ¿tu icono es un deslizador del juego de la vida de conway?

      • ErrRoddy dijo,
        El 7 de noviembre de 2010 @ 23:50

        Si, es un glider o un planeador del juego de la vida.

        • voet dijo,
          El 8 de noviembre de 2010 @ 8:02

          ¡que geek! yo pasé muchas horas en los 80, con el spectrum, y los 90, con el pc, explorando el juego de la vida.

  7. Magufo de Guardia dijo,
    El 7 de noviembre de 2010 @ 19:58

    ¡Vaya! Y yo que creía que a raíz del michurianismo la ciencia rusa estaba atrasada en biología -la propia Academia Soviética de Ciencias así lo reconocía cuando la brevísima “glasnost” de Jrushev-. Supongo que habría muchas ramas de la biología donde investigar para que el fanatismo político-científico afectase a todos.

    De todas maneras puedes tomarte todos los antibióticos que te queda de una tanda, para evitar problemas. Tal cosa hizo una vecina -una señora muy mayor- a quién le comenté que tenía que acabar con todo el tratamiento. Tanto le insistí que se acabó las pastillas en un sólo día -“Para no olvidarme”, dijo.

    Gracias.

  8. MiGUi dijo,
    El 7 de noviembre de 2010 @ 20:26

    Me ha gustado mucho el post.

    Ah eso sí, ten cuidado con los trolls new age de las medicinas alternativas que esos sí que no mueren ni con antibióticos ni con nada xDD

  9. Portavoz dijo,
    El 7 de noviembre de 2010 @ 20:56

    Hola Yuri,

    Me ha gustado mucho el post, no sabía nada de los virus bacteriófagos selectivos.

    El apartado “evolución y supervivencia” en el que hablas de “selección natural” y “evolución”(por mutaciones acumuladas en una determinada dirección evolutiva) me ha parecido poco actualizado.

    Te mando un correo con algunas cosas “extras” por si quieres profundizar en el tema en este o en otro post. Igual y ya las sabes, pero por si acaso. =)

    Un Saludo.

  10. Leydhen dijo,
    El 7 de noviembre de 2010 @ 21:02

    Como veterinaria, sé muy bien cuál es la problemática del uso y abuso de antibióticos como promotores del crecimiento. Por si sirve de algo, como tú mismo indicas, en la Unión Europea se ha prohibido su uso (por lo cual no se permite la importación de carnes desde Estados Unidos, donde aún es legal junto con la utilización de hormonas que aquí están prohibidísimas). Y cuando se utilizan (sigue estando más o menos permitida en la avicultura, por las especiales características de la cría y cebo de esos animales) siempre hay un periodo de espera en el cuál el animal no puede enviarse al matadero (ni la leche destinarse a consumo, en el caso de las explotaciones productoras de leche), porque aún quedarían residuos medicamentosos en la carne o producto.

    ¿Y esto se vigila? Pues en principio sí, aunque siempre pueden darse fraudes. Aunque si te pillan se te puede caer el pelo, lo bastante como para que tengas que echar el cierre por la multa (ignoro si las sancionen pueden llegar al extremo de cárcel). Las centrales lecheras tienen especial cuidado, aunque sólo sea porque la presencia de antibióticos en leche da al traste con la producción de quesos o yogures, por ejemplo (les duele siempre más su bolsillo). En los mataderos también se analizan las canales para determinar si no se ha respetado el tiempo de espera.

    Y mientras tanto… mientras tanto yo llevo casi una semana con una faringitis vírica que me está despellejando la garganta, mientras rechazo con más o menos “virulencia” los consejos y ofrecimientos de antibióticos varios por parte de mi entorno. Si es que en España todo el mundo lleva un médico en su interior.

  11. Montoya dijo,
    El 7 de noviembre de 2010 @ 21:03

    Muy estimado y honorable Yuri,

    Al hilo de su post de hoy, entro para comentarle que yo particularmente estoy muy hasta los huevos de los médicos y farmacéuticos de este bananero país. Y que, por otra parte ya lo sabrá, la supervivencia y evolución de los microbios resistentes a los antibioticos no es sino el espejo de la supervivencia y evolución de los seres humanos resistentes a esos bichos. Que igual que hay neumococos y estreptococos resistentes a la amoxicilina, habemos humanos resistentes a esos mismos microbios. Que todos sabemos de ese compañero de trabajo que nunca, pero nunca, se resfría (como lo del bruce willis en la peli esa de pseudo-super-heroes), de ese hermano nuestro al que la conjuntivitis le dura 48 horas frente al mes de convalecencia de su parienta, de esas embarazadas inmunes absolutamente a TODO aunque, eso sí, sólo durante su embarazo, o de esos niños que pasan los catarros de tres en tres, pero hay de sus pobres padres si se lo pegan…

    Aceptando que la evolución de nuestra especie seleccionará antes o después no a sus multimillonarios, pues el dinero lo único que no puede comprar la salud, sino a los más bio-resistentes, resulta estúpido obcecarse en querer controlar que los virus no aprendan a defenderse de la amoxicilina o del ciprofloxacino. Por supuesto que antes o después aprenderán… De hecho, hay unas interesantísimas teorías que te invito a investig/ar, al hilo del binomio humano-virus, de la inter-relación y mutaciones del ADN de ambos a lo largo de miles de años, de la correlación documentada en la evolución de ambas especies, de los virus que forman parte intrínseca de nosotros mismos conformando una simbiosis indisoluble, incluso de un supuesto SER VIVO que se compone de ambos organismos, puesto que ellos necesitan del huésped y nosotros, no nos engañemos, del parásito. Porque está hace ya mucho tiempo aceptado que determinados virus nos protegen de la invasión de muchos otros…

    En este contexto, acaso no es inútil pretender que la administración de sustancias antibióticas esté supeditada al control médico y farmacéutico? En un mundo interconectado por transportes intercontinentales sin posibles controles infecciosos, quién coño (con perdón) se cree que cada individuo de cada país haya respetado escrupulosamente la administración de los tratamientos completos de sustancias antibióticas?? Es una batalla perdida de antemano, y las líneas de contención de esa hipotética guerra habrá que situarlas en otras fronteras… Es ridículo pretender que los virus no se hagan en décadas resistentes a ciertos antibióticos. Es patético pretender RESERVAR para el ejército, en detrimento de la sociedad civil (como ya se está haciendo!!), los nuevos antibióticos que la ciencia consigue desarrollar. Es vergonzoso ocultar a la opinión pública la realidad en un mundo globalizado, como hemos podido ver hace una semana con la epidemia de legionela en el centro de Madrid: señores, que el viernes 29/10 la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ya tenía los resultados de los tests de legionela realizados en 125 torres de refrigeración, y resultó que 2 torres del Hospital Gregorio Marañón tenían niveles del bacilo 100 veces superiores a lo permitido. De hecho, existía la denuncia previa de la mujer de un enfermo ingresado a raíz de la infección en la UCI de ese hospital, que aseguraba que su marido se había contagiado allí. Pero esta información se ocultó a la opinión pública hasta el martes día 02/11 mientras se limpiaban esas 2 torres de refrigeración, para no interferir en el funcionamiento del hospital, por cierto dependiente igualmente de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid. Es que se creen que somos gilip*llas???

    Por eso mismo, por lo ridículo de su afán de impedir la automedicación, como si la prescripción facultativa supusiera garantía alguna de control de la mala aplicación de los tratamientos, es por lo que estoy hasta los huevos de los que nos dispensan los antibióticos, que además por culpa de unos políticos cómplices, tenemos que pagarles a precio de oro. Cómo puede negarse un farmacéutico a dispensarme una caja de Augmentine, si no le presento una receta aunque sea “privada”? Le vale acaso si imprimo en el ordenador un panfleto que ponga “Doctor Fulano, S.A.”, lo recorto en cuartilla, y escribo con mala letra, en boli azul, eso mismo?? Y que, por la connivencia de un Gobierno detrás de otro, tenga que pagarle por ello 1500 pelas por 24 cápsulas???

    Harto de que la amoxicilina no le hiciera nada a mi hijo para la otitis, conseguí enterarme por un pediatra de confianza de que hay otro fármaco, Necopen, que le va como mano de santo… a qué coño esperaban esos médicos y farmacéuticos para darme un tratamiento efectivo?? Y qué casualidad que el Necopen no esté disponible en un 75% de las farmacias de Madrid, y tengan que pedirlo al distribuidor, no???? Y qué decir de lo que podrían ganar algunos médicos con algunos farmacéuticos, los unos con los otros y los otros con los unos, por ejemplo por forzarte a consultas médicas innecesarias, o viceversa por recetarte medicamentos de dudosa eficacia pero cuyos visitadores médicos hacen muy buenos regalos a algunos facultativos por un número mínimo de pedidos de la farmacia de al lado… pero no estoy hablando de nadie en concreto, estoy solamente haciendo referencias a hipotéticos casos, que, remotamente, podrían darse… En este sentido, sería estupendo, Yuri, que dedicases un post a la vacunación, e hicieras especial hincapié con la vacuna del VPH, que deja al timo de las lentes tintadas a la altura del betún, especialmente porque los metales pesados del Gardasil y cía. sí son susceptibles de matar a una persona de cada equis (y lo dejo así en genérico para que no tengas que moderarme este comment también), pero claro, solamente una de cada equis, seguro que a las hijas de los políticos no les toca… no entiendo por qué estos eligen para sus hijas la versión de la vacuna, mucho más cara y sin coadyuvantes, especialmente indicada para mujeres embarazadas!!

    En fin, amigo, que al final nos moriremos los que tengamos que morirnos y cuando nos toque, pero mientras tanto, hay cosas mucho más peligrosas para nuestra salud que los microbios, que en el fondo los pobres no tienen la culpa de nada, más que de intentar sobrevivir, y perpetuar su especie… vamos, lo mismo que nosotros, pero ellos ni siquiera tienen ese aliciente que tú ya sabes!!

    • Magufo de Guardia dijo,
      El 7 de noviembre de 2010 @ 22:20

      Estás en una situación propicia para caer en las magufadas.

      Te recomiendo un artículo:
      http://cnho.wordpress.com/2010/10/12/la-eficacia-y-los-efectos-secundarios-de-las-vacunas-en-cifras/

      En esas mismas páginas podrás encontrar respuesta a muchas de tus dudas, y a personas que te podrán dirigir.

      Comparto parte de tus críticas (visitadores médicos y similares) pero cuidado… la delgada línea que separa el dudar de la ciencia oficial y el “creer” en otras cosas te hace caer en el abismo.

      (Ha sonado un poco mesiánico, ¿a que sí?)

      (Por cierto, Yuri, te pido perdón por recomendar otra web ¿competidora? desde la tuya. QUizá lo consideres una impertinencia, pero el comentario se lo merecía).

      • Montoya dijo,
        El 7 de noviembre de 2010 @ 23:44

        ‘amos a ver, amigo Magufo, que yo no he dicho que esté en contra de las vacunas!! Que yo a mi hijo le he puesto todas las vacunas del calendario de la Comunidad de Madrid, porque todas están probadas durante años. A diferencia de las que no lo están, como la del VPH ni la de la gripe-A. Y especialmente le he puesto a mi hijo la PREVENAR, sufragada por la Comunidad de Madrid, y probada durante años en los EE.UU. a los que debemos agradecerles habernos hecho de conejillos de indias. Y creo que no hará falta que te explique el tema de los coadyuvantes, pues pareces conocer de la materia, ni que te refiera los “casos adversos” de España, Reino Unido, Alemania, EE.UU. y alguno más. Así que no me vengas a hablar de estadísticas respecto de unas vacunas completamente innecesarias, excepto que tú tengas una hija de 14 años y puedas demostrarme que la has puesto esas dos vacunas ;)

    • baskerbill dijo,
      El 7 de noviembre de 2010 @ 22:38

      ¿…? Ah, si… 42.

    • Sergio Antonio dijo,
      El 8 de noviembre de 2010 @ 2:30

      El comentario de Montoya sobre los coadyuvantes pone a pensar mucho porque se ha visto en otros sitios las controversias de las distintas vacunas que se ofrecen al público ¿será cierto que se ofrece una vacuna más segura y sin coadyuvantes a los señores feudales… digo los políticos?

      No demerito las vacunas, ya me hubiera gustado tener una vacuna contra la meningitis a mis escasos dos años de edad en 1986 y de milagro sobreviví no sin perder el sentido del oído por completo en uno y parcialmente en otro, y pensar que apenas este año se inventó el aparato auditivo perfecto que me permite oír con increíble naturalidad (me costó un riñón, metafóricamente), tan solo por eso apoyo las vacunas porque en serio es terrible perderse partes esenciales de la vida por una mala jugada de salud, nadie se merece enfermarse así de mal.

      Espero que el buen Yuri (¡saludos!) pueda explicar la controversia de los coadyuvantes y nos saque de las dudas sobre si es cierto o no que los poderosos… ejem de nuevo… políticos tienen una versión más sana de las vacunas porque en caso de que sea cierto,. entonces si que me voy a encabronar (perdón por la expresión, en vivo desde México) porque ¿qué será de los que ya tienen familia o quieren formar una como yo? a nadie le gustaría exponer a sus hijos a semejante barbarie de malas jugadas a causa de una vacuna que no aceptarían los políticos en su sano juicio.

      Por cierto Yuri, cambiando de tema ¿has intentado hacer un artículo sobre el síndrome de Horton? a veces le conocen como hemicrania facial, o leo fascies (si no me equivoco con las letras) o sea cara de león, es un dolor brutal que supera todo dolor posible dejando a la migraña como si fuera una cosquilla agradable; desde hace años sufro dicho síndrome y me puse a investigar, fue tremendo ver que no solo era el único sino que dicho síndrome lo acompaña una escala de diez niveles, solo imagínate que he sufrido el nivel 1 o 2 muy seguido o sea se siente leve y sordo el dolor pero lo peor que me ha pasado es un nivel 7 que es más doloroso que una patada en los cojones (una vez me dieron una patada en una pelea pero eso ya es otro tema, al menos digo con causa lo que se siente) ¿sabes lo que les pasa al nivel 8? y es exponencial, si eres religioso maldices a Dios mismo y no importa que seas más santo que Jesús, del nivel 9 ni te cuento pero dicen que es bruto ¡y no te desmayas! ¿qué hay del nivel 10? prácticamente nadie vive para contarlo porque suelen suicidarse; como decía solo he llegado al nivel 7.

      En serio es todo un drama y agradecería mucho ver si puedes poner dicho artículo explicado por tí mismo con tu famosa elocuencia ya que es un mal muy incomprendido, es común decir “a mí me dolió igual” y no es cierto, son mentiras, con decirte que las pocas mujeres que lo han sufrido dicen que duele más que el parto ¿puedes imaginártelo? los ataques van de minutos a días enteros, me he pasado días con un dolor sordo que da miedo de solo acordarme de hace años cuando pasé el invierno más frío de mi vida junto con una sucesión ininterrumpida de ataques de media hora promedio con nivel 5 a 7; el dolor suele ubicarse en el ojo y a veces cubriendo la cara.

      No me extiendo más pero me gustaría saber si tú con tu sabiduría y conocimiento variado pudieras encontrar algo que pudiéramos usar los afectados para aminorar dichos dolores, ya que a mí no me funcionaron ni las pastillas que se ponen debajo de la lengua para anestesiar; otros usan un tanque de oxígeno pero afortunados los que tienen seguro para poder disponer del dichoso tanque en su propia casa, saludos.

    • boticario dijo,
      El 8 de noviembre de 2010 @ 15:40

      Un par de apuntes:
      La caja de Augmentine 875/125 12 comprimidos vale 5.37 euros, si vas con receta verde de la seguridad social pagas el cuarenta por ciento. La caja de Amoxicilina – Acido clavulámico 875/125 12 comprimidos ( el genérico) vale 4.74 euros, y con receta verde pagarías el cuarenta por ciento. Cabría resaltar que los medicamentos en España son los más baratos de Europa.
      En cuanto a porque a tu hijo le mandan Amoxicilina en vez de Necopen, lo ideal seria que cuando alguien va al medico con una posible infección le hicieran un cultivo y un antibiograma para ver cual es el agente causante y cual es el antibiótico que mejor le va para poner un tratamiento. Esto normalmente no se hace así, por falta de tiempo generalmente y se suelen seguir unos protocolos. Por qué no hay Necopen en las farmacias de Madrid? Pueden darse muchas circunstancias:
      -Es un medicamento que el médico del ambulatorio de la zona en la que este la farmacia no suele mandar.
      -Ha habido un desabastecimiento en los almacenes de distribución.
      -El paciente justo delante tuyo se ha llevado el último que quedaba ( suele pasar más de lo que parece)
      – …..

      Y ya para terminar lo de por qué en las farmacias no te dan antibiótico sin receta. Lo hacen porque creen que es lo mejor para ti, y para el resto de la población. No olvidemos que una farmacia al fin y al cabo es un negocio, que vive del margen que saca de los productos que vende. Al fin y al cabo no darte el antibiótico que pides sin receta pudiera parecer tirarse piedras contra su tejado. Pocos negocios conoceras en los que se nieguen a venderte algo ( dejar de ingresar dinero) por tu propio beneficio. Pero todavía quedan farmaceúticos que buscan que su farmacia sea algo más que una tienda, es un servicio sanitario.

      Un saludo

      • Montoya dijo,
        El 9 de noviembre de 2010 @ 20:50

        Pues al respecto de los precios oficiales, un par de cuestiones:

        Realmente existe algún tratamiento que se complete con los 12 comprimidos de Augmentine? Todos los que he conocido en los últimos 20 años han estado en un mínimo de 14 comprimidos y un máximo de 21 comprimidos… Para qué sirve entonces la caja de 12? Por qué no hay cajas de 18? El precio de la caja de 24 es realmente de más de 1500 pelas, sin receta de la SS? Es cierto que los facultativos de la SS no recetan desde hace mucho tiempo Augmentine, sino el “genérico”? Es cierto que la eficacia del “genérico” es menor que la del Augmentine, sea por el motivo que sea? Los medicamentos en españa siguen siendo más baratos que en Alemania, Noruega o Reino Unido, al ponderarlos por el salario medio, la renta media disponible, o la pensión mínima? A esto último ya me auto-respondo yo: que va a ser que no…

        En cuanto a lo que algunos farmacéuticos crean que es mejor para mi, digamos la verdad: existe una directiva del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmaceuticos de no dispensar antibióticos sin receta, y existe en función del criterio de las autoridades sanitarias españolas, que se limitan a seguir a pies juntillas las estupideces que salen de la OMS. Como con lo de la gripe-A, que en España hemos tirado a la basura unos cuantos millones de euros en vacunas innecesarias, y luego nos enteramos de las conexiones con multinacionales farmacéuticas de algunos asesores que participaron decisivamente en los criterios de la OMS al respecto. Que solamente esto daría para un post entero, como lo del Gardasil, y demás…

        Y ojo, que mi percepción de los boticarios de nuestro países es excelente, creo que son de los mejores profesionales que tenemos, abnegados, sacrificados, con un conocimiento excepcional de su trabajo… pero no creo que deban tutelar mis decisiones sobre los antibioticos, teniendo en cuenta todo lo que he dicho en mi primer comentario y que no quiero repetir. Sí quiero, por supuesto, que me asesoren, pero que me denieguen un tratamiento un domingo, por ejemplo, porque no he pasado antes por un médico de urgencias!!?? Hombre, por Dios, como si a nivel mundial la Escherichia coli se fuese a hacer resistente a la amoxicilina por culpa mía!!!

      • Jose dijo,
        El 10 de noviembre de 2010 @ 21:26

        Entonces cómo es que hay tantas farmacias que ofrecen a sus clientes tratamientos homeopáticos?

  12. alfonso dijo,
    El 7 de noviembre de 2010 @ 21:16

    Muy buen articulo y facilmente comprensible por cualquiera. Deberia leerse en los institutos.
    Ahora dos observaciones:
    -uso de bacteriofagos como medicina: escasamente viable.Tambien se generan resistencias (trasladamos el problema a otro nivel), y no solo eso, sino problemas añadidos. Por ejemplo, los fagos pueden transfectar material genético de una bacteria a otra y crear nuevas cepas o extender caracteristicas indeseables de las mismas al recombinar caracteres indeseados que por separado no son peligrosos, pero juntos si (por ejemplo producción de toxina y capacidad de resistencia).
    – La extensión de los hábitos higienicos es una conquista social y la principal medida preventiva, pero tambien tiene una serie de consecuencias que empiezan a aparecer y una de ellas es que debido a la baja exposición a agentes biológicos, el sistema inmune de los individuos de las generaciones más recientes no es tan competente como los de las generaciones anteriores, apareciendo problemas inmunológicos no deseados o la incapacidad de reacción frente a determinados agentes biológicos. Y esto si que es realmente grave: la mutación provoca la variabilidad de los agentes biológicos (resistencias, toxigenicidad, etc.) pero la verdadera línea de defensa que no puede ni debe ser batida es nuestra propia inmunidad natural ya que responde a la variabilidad con la variabilidad (nuestro organismo puede generar un numero astronómico de posibles anticuerpos). Y esto es en ultimo término lo que puede asegurar nuestra supervivencia (y es de hecho lo que hace frente a las enfermedades víricas).

  13. alfonso dijo,
    El 7 de noviembre de 2010 @ 21:32

    Ademas, en otro plano el equilibrio logrado entre patogenicidad y resistencia da lugar a efectos que afectan a la historia de la humanidad: caso de la conquista de América. Las enfermedades del continente europeo afectaron a las poblaciones nativas y minaron su capacidad de resistencia al invasor (coadyuvado además por las zoonosis portadas por los animales que llevaron); y las enfermedades importadas (p.ej. la sífilis) tambien afectaron a la sociedad europea.

  14. alfonso dijo,
    El 7 de noviembre de 2010 @ 21:34

    Hay un interesante estudio de esto de Jared Diamond: “armas, germenes y acero”.

  15. Ana dijo,
    El 7 de noviembre de 2010 @ 22:29

    Hola,

    He caído en este blog varias veces vía meneame y siempre me han encantado tus posts. El de hoy es particularmente informativo y asequible para los que no tengan conocimientos profundos del tema.

    Sólo una nota, las especies se definen con dos palabras, y la primera (la que determina el género taxonómico), debe ir en mayúsculas. Así:
    “la muy común pseudomonas aeruginosa, el clostridium difficile o la acitenobacter baumanii.”
    sería
    “la muy común Pseudomonas aeruginosa, el Clostridium difficile o la Acitenobacter baumanii.”
    Esta misma norma sería la que habría explicaría que con Escherichia coli, se ponga en el texto abreviada en mayúscula (E. coli).

    En cualquier caso, en los pies de figura se hace referencia al Clostridium dificile, y la “biston betularia” en vez de mantenerse la grafía. Las cursivas están bien puestas, pero al igual que antes, hay que mantenerlas en todo el texto, como los pies de figura mencionados.
    Pongo aquí un par de enlaces:
    artículo 4. 25 http://buscon.rae.es/dpdI/SrvltGUIBusDPD?lema=may%FAsculas
    http://ec.europa.eu/translation/bulletins/puntoycoma/96/pyc964_es.htm

    Ya sé que es una pijadita, pero a mi me parece preciso indicar estas cosas.

    Muchas gracias por tus post.
    Un saludo

    • Ceprio dijo,
      El 7 de noviembre de 2010 @ 23:15

      No es para nada una pijadita, hay que escribir bien aunque se trate de ciencia ;)

  16. felisuco dijo,
    El 8 de noviembre de 2010 @ 0:45

    ¿que opináis de los enjuagues bucales? ¿deberían estar prohibidos? Se dice que es mas peligrosa la mordedura de un humano a un perro que viceversa :P Un saludo.

  17. Ceprio dijo,
    El 8 de noviembre de 2010 @ 1:27

    El ser humano tiene en la boca una colección impresionante de microorganismos, de ahí que su mordedura pueda producir más infecciones que la de un gato o un cerdo. La boca de los perros también tiene una buena colección, pero aún así siempre se ha dicho que las mordeduras de los humanos son las más peligrosas

    • Isabel M. dijo,
      El 8 de noviembre de 2010 @ 13:32

      Lo es. Una amiga mía que es médico, me comentó que el bebé de unos amigos suyos, mordisqueó la oreja de un perrillo que tiene la familia cuando le empezaban a salir los dientes… El perro acabó con la oreja tan infectada que casi se la tuvieron que amputar.
      Es más, no es aconsejable toca los delfines (al menos al rededor del espiráculo y ojos) porque las uñas humanas están cargadas de bacterías fatales para ellos y un simple arañazo les puede valer una gangrena.

      Podría ser que evolutivamente eso fueran métodos de defensa de nuestra especie. No tener una mordedura potencialmente hiriente pero sí venenosa.

  18. Undry dijo,
    El 8 de noviembre de 2010 @ 7:56

    Interesante artículo. A ver lo que tarda en aparecer un homeópata usándolo como argumento para justificar lo suyo (me quedé de piedra cuando un amigo que creía en esas chorrada me dijo que había decidido dejar de vacunar a sus hijos)

    • Fagus dijo,
      El 8 de noviembre de 2010 @ 17:08

      No sé si los que se sirven de una observación crítica como la de esta entrada para justificar tratamientos de naturaleza mística y/o alquímica lo hacen por maldad al obtener réditos económicos, o quizás por auténtica ignorancia e incapacidad de comprender nada de lo que aquí se expone. Dependerá, creo, de si se es charlatán o paciente…

      • Undry dijo,
        El 8 de noviembre de 2010 @ 19:19

        De todo habrá. Supongo que habrá gente que se lo cree como mi colega y algún presunto médico homeópata. Los que seguro que lo hacen por interés son los laboratorios que ganan dinero con tan “milagrosos” productos aunque sepan que de lo suyo no hay ninguna evidencia que lo respalde. Lo que si me llama la atención es como retuercen argumentos reales para llevar el ascua a su sardina.

        También me preocupa el cariz que toma el asunto. En el trabajo hemos cambiado el seguro médico a uno con bastante fama y renombre (con logo de color azulito y con un dibujo que parece un pulso cardiaco …) que dice que tengo tratamientos médicos …. y homeopáticos. Vale que la gente los reclama, pero leñe, se supone que estos son serios.

        He escrito lo que pienso al respecto.

        http://calderodemurias.blogspot.com/2010/10/la-homeopatia-y-la-madre-que-la-pario.html

        • Fagus dijo,
          El 9 de noviembre de 2010 @ 3:04

          Personalmente tengo varios amigos/as, de los buenos, convencidos de las bondades de la homeopatía y nuestras discusiones siempre acaban mal. Conocimiento adquirido por la emoción e intuición vs. conocimiento adquirido mediante la observación racional de los fenómenos. Nada. Me pregunto en qué equivoco al explicarme para que no se me entienda. Esto me provoca una gran frustración.
          Lo de la aseguradora es lamentable. Triste que el márketing ahora tire por estos derroteros. Aún por encima les resultará superbarato.

  19. LukiSkywalker dijo,
    El 8 de noviembre de 2010 @ 10:16

    Genial artículo, como siempre.
    También estamos pasando al otro extremo, médicos que no recetan un solo antibiótico aunque el paciente esté con una infección de campeonato. Hace menos de dos meses un quiste cerca del ojo me dio la lata. Se me infectó y simplemente me recetó el dermatólogo un analgésico a pesar que ya casi no podía abrir un ojo y tenía la cara hecha un cuadro. Total, “esas cosas en 10 días se curan solas”. A los dos días tuve que ir a mi médico de urgencia ya que empezaba a parecerme el hombre elefante y sufría una fiebre altísima y dolor de cabeza. Luego claro, antibióticos a saco, tomándomelos durante mucho más tiempo, más de una semana de baja, etc.
    ¡saludos!

  20. Boca dijo,
    El 8 de noviembre de 2010 @ 13:05

    Muy buen artículo, pero voy a poner una nota de discordia, tras una intervención quirúrgica ambulatoria sin mayor importancia, me recetaron ciprofloxacino durante 5 días, no me convenció mucho la corta duración del tratamiento pero, por una vez, decidí que el médico debía tener razón: resultado, al sexto día se infectó un punto, la infección llegó al hueso y pille una preciosa osteomielitis.

    ¿El resultado final?: casi un año y medio de terapia combinada de ciprofloxacino y septrin, una cepa de Streptococcus aureus resistente a ciprofloxacino y septrin y dos meses con linezolid (un antibiótico de uso hospitalario), tres intervenciones quirúrgicas, veinte días de hospitalización, ocho meses de baja…

    Usar antibióticos para una gripe es una estupidez generalizada, el uso inadecuado de antibióticos es un atentado a la salud pública pero escatimarlos como se hace ahora también lo es. Si, estamos pasando al otro extremo.

  21. Vid dijo,
    El 8 de noviembre de 2010 @ 14:11

    http://www.youtube.com/watch?v=ulrHZFnOnnY
    Hablando de homeopatía.

  22. manuel dijo,
    El 8 de noviembre de 2010 @ 18:46

    Asi que las bacterias son resistentes a los antibioticos por evolucion natural. Si desde que se invento el mundo hay bacterias y el hombre llego hace nada, como las bacterias no han acabado con todo signo de vida ? Como en la carrera evolutiva de leones y gacelas, nadie gana la carrera y todos la corren para no quedarse atrás. Si alguien se queda atrás la especie se extingue. Desde la historia del hombre hemos vivido con bácterias y sin penicilina y hasta ahora seguimos todos aqui … algo no me cuadra

    • Undry dijo,
      El 8 de noviembre de 2010 @ 19:21

      Porque los antibióticos (usado por el hombre) llevan pocos años en la Tierra.

  23. fernando dijo,
    El 8 de noviembre de 2010 @ 20:33

    La resistencia a los antibióticos no tiene nada que ver con la selección natural. Uno de los más eficaces mecanismos de resistencia que han desarrollado las bacterias frente a los antibióticos es la segregación de una enzima, la penicilinasa, que hidroliza el antibiótico, haciendo inoperante su acción. La producción de esta enzima se debe a una mutación en su genoma, a una modificación de una secuencia de su ADN capaz de sintetizar la enzima enemiga. Por consiguiente, la mutación en la secuencia de ADN no es espontánea sino consecuencia inducida por el medio (el antibiótico). Un factor ambiental, el antibiótico, perturba la existencia de la bacteria y ésta reacciona desactivando los sistemas que normalmente controlan que la replicación del ADN sea la habitual.

    Barry G. Hall ha demostrado que las modificaciones del medio ambiente multiplican el número de mutaciones génicas de las bacterias. En condiciones de tensión ambiental, las células entran en una fase de hipermutaciones en las que aumenta la probabilidad de que adquieran un fenotipo que ayude a su supervivencia. La bacteria desarrolla una enorme cantidad de mutaciones en su genoma, genera numerosas variantes de sus secuencias de ADN. Algunas de ellas resultan ser resistentes al antibiótico, y entonces empiezan a proliferar. El fenómeno, por lo tanto, es a la vez cuantitativo y cualitativo. Es cuantitativo porque en presencia del antibiótico aumenta la frecuencia de las mutaciones de 10 a 10.000 veces, hablándose entonces de hipermutaciones. Los antibióticos actúan como si fueran las hormonas sexuales de las bacterias.

    Es también cualitativo porque no se trata de mutaciones al azar sino dirigidas por el medio y adaptadas a él. No se modifica cualquier región del genoma sino precisamente aquellas que permiten a la bacteria subsistir en un medio modificado. Pero lo interesante es que el fármaco crea resistencias nuevas que luego se heredan en las sucesivas generaciones de bacterias. Es más: éstas intercambian ADN que les permite modificar la secuencia de ADN no sólo dentro de la misma especie, sino de una a otra especie bacteriana por medio de transferencia horizontal de ADN.

    • Jose dijo,
      El 10 de noviembre de 2010 @ 21:32

      Por eso nunca me acabo de decidir a hablar mal de Lamarck, que nunca se sabe lo que pueda pasar en el futuro. XD

  24. Rober dijo,
    El 8 de noviembre de 2010 @ 21:36

    Jo, Yuri, cuando escribes un artículo de mecánica cuántica o de física nuclear recibes un montón de comentarios alabando el artículo y dándote las gracias.

    Pero se te ocurre poner uno de microbiología y a todo el mundo nos parece oportuno opinar al respecto, tengamo o no ni idea del asunto.

    Qué país (sin acritud ¿eh?)

    P.D.: ¿se sigue acentuando país o qué?

  25. Viden dijo,
    El 9 de noviembre de 2010 @ 3:09

    Este artículo te ha salido un pelín catastrófista. =P

    Demasiado de hecho.

    La E. coli es una bacteria oportunista. Esto significa que es tan débil que en circunstancias normales el sistema inmunológico la mantendrá a raya sin despeinarse. Solo en caso de que este no esté presente (Por ejemplo, debido a inmunosupresión) nos encontraremos con una infección y tampoco es que sea demasiado seria (Que sí, que puede matar, como la gripe o la tuberculosis, pero para llegar a eso el paciente tiene que ser la cosa más delicada del mundo y tener un pie en el otro barrio).

    Y lo mismo pasa con la pseudomona aeruginosa, el acitenobacter o el difficile. Son oportunistas, es decir, la clase más débil y miserable de todos los patógenos infecciosos. Cualquier persona sana infectada por ellos aniquilará la infección sin darse cuenta siquiera de que la ha contraído. Y lo digo por experiencia. La de veces que me habré infectado del difficile.

    En cuanto a lo de tomarse todo el tarro de amoxicilina… Me parece aberrante. No sé como se suele recetar fuera de los hospitales, pero dentro de ellos los antibióticos se dan lo justo para tratar la infección. Cuando los datos confirman que la hemos aniquilado, se corta el tratamiento ipso facto (Profilaxis aparte, claro). No tiene sentido continuar dándolo, porque no hará nada, aparte de generar más resistencias.

    Que esa es otra. De este artículo se destila que todas las bacterias son superesistentes, y eso no es así. Por hacer un simil napoleónico, si las bacterias de la calle son la Guardia Nacional, los de los hospitales son la jodida Guardia Imperial.

    Para los que no seáis aficionados a la historia: Son unos mierdas.

    Ese es el problema sanitario, las infecciones intrahospitalarias que son muchísimo más resistentes que las comunes. Y aún así, muy raro es el caso que comporte muerte (Y casi nunca si el paciente está por lo demás sano). De todas formas, los antibióticos son puramente auxiliares. El principal encargado de lidiar con la infección será siempre el sistema inmune.

    En cuanto a lo de que la medicación, también veo mucho alarmismo: “El problema es que estos fármacos son menos eficaces, más caros, más tóxicos y con mayores efectos secundarios, algunos de ellos graves”.

    Precisamente la dirección en la que ha eviolucionado la farmacología en las últiams décadas es la liquidación de efectos secundarios. Y no son tan “menos eficaces”. Ah, y TODOS (Así, en mayúscula) los medicamentos tienen efectos secundarios graves, hasta el AAC (La aspirina de toda la vida). Cito de la wiki:

    ” (…) los efectos adversos más comunes de la aspirina son la irritación gástrica, náuseas, vómitos, úlcera gástrica o duodenal, mientras que la hepatotoxicidad, asma, cambios en la piel y nefrotoxicidad son menos frecuentes. (…) Su ingesta abusiva produce nefritis (…) A dosis altas algunos pacientes han reportado vómitos, acúfenos, disminución de la audición, delirio, psicosis, estupor y vértigo los cuales son reversibles al reducir la dosis. A dosis aún mayores de salicilatos aparece una respiración profusa y coma resultado de un efecto directo sobre el bulbo raquídeo. (…) En ciertas ocasiones, puede aparecer un ligero sangrado gastrointestinal, por lo general causado por una gastritis erosiva que, con el tiempo, puede producir una deficiencia de hierro. (…) no se debe administrar en niños menores de 12 años que padezcan gripe o varicela (por lo general se usa paracetamol en vez) y/o usar en conjunto con otros salicilatos, ya que puede conducir al Síndrome de Reye, enfermedad rara, pero muy grave. (…) La administración de aspirina durante un cuadro de dengue no se recomienda por razón de un aumento en el riesgo de hemorragias. La administración de aspirina en madres antes del parto puede causar trastornos hemostásicos en recién nacidos, incluyendo petequias, hematuria, cefalohematoma, hemorragia conjuntival y sangrado durante o después de una circuncisión. Por su parte, las madres pueden presentar con sangrado confinado al período intraparto o puerperio.”

    Y esto sin incluir los niveles tóxicos.

    Esto no quiere decir que no haya que tomar medicamentos. Si están en el mercado es porque estos efectos aparecen una vez cada cientos de miles o más. Peso existir existen.

    De todas formas, el artículo es de calidad y me parece cojonudo que intentes concienciar a la gente de este tema, que buena falta hace. Los antibióticos, como cualquier medicina, cuanto menos se usen, mejor. ;)

    PD: La entrada de la wiki del diseño inteligente no vale una mierda. Ni apareció ni se desarrollo en EEUU ni lo hizo en torno a 1987. En realidad es tan antiguo como la religión.

  26. MiGUi dijo,
    El 9 de noviembre de 2010 @ 11:31

    Por cierto, que esta pregunta: http://cientifi.net/preguntas/4119/las-bacterias-supervivientes-a-antibi%C3%B3ticos-se-vuelven-mas-vulnerables-ante-el-sistema-inmunol%C3%B3gico complementa bastante bien este post :)

  27. babau dijo,
    El 9 de noviembre de 2010 @ 17:45

    Un artículo interesante para hacer de contrapeso
    http://www.redcientifica.com/doc/doc201004080002.html

    • Viden dijo,
      El 10 de noviembre de 2010 @ 1:17

      No parece un gran artículo, la verdad. Se basa en supuestos erróneos como que el objetivo es erradicar los mciroorganismos en general y no solo los patógenos, o en que son necesarios para regular la población (Que no es así, por ejemplo, cuando la “regulaban” nacían diez veces más niños para compensar dicha “regulación” y al final llegaban a adultos más o menos los mismos), atribuyéndoles una importancia que no tienen (¿Qué cojones es eso de relacionar cosas tan dispares como el cáncer con los virus? ¿Tumores emisores de virus? ¿Acaso no es obvio que con la exhaustiva monitorzación que se realiza a todos los cánceres una cosa así se habría detectado? [Recuerdo que se detectó hace mucho la metástasis]) o inventándose chorradas como esta:

      “Si tenemos en cuenta que la inmunidad es un fenómeno natural que cuenta con sus propios procesos para garantizar el equilibrio con los microorganismos del entorno (del exterior y del interior de los organismos), la introducción artificial de microorganismos “atenuados” o partes de ellos en el sistema circulatorio saltando la primera barrera inmunitaria ¿no producirá una distorsión de los mecanismos naturales incluyendo un posible debilitamiento del sistema inmune que favorecería la posterior susceptibilidad a distintas enfermedades?”

      La respuesta es obvia: NO. Precisamente el efecto es justo el contrario, el fortalecimiento del sistema inmunitario, que mejora su rendimiento a base de estar en contacto con el microorganismo de turno. Por no hablar que la introducción ni es artificial (Lo es tanto como cuando se te cuelan los mismos microorganismo a través de una herida [De hecho eso es la vacunación, colar el microorganismo a través de una herida]) ni se salta la primera barrera inmunitaria (Que es precisamente la que actúa en el caso de las vacunas).

      En fin, que no está al a altura de Yuri ni por asomo. Y no voy a mencionar las insinuaciones conspiranoicas…

      • babau dijo,
        El 10 de noviembre de 2010 @ 9:08

        Los virus se relacionan o se intentan relacionar con el cáncer desde hace mucho. Mírate la bibliografía y busca un poco. Tal vez las cosas funcionan de manera distinta.
        En cuanto a las vacunas no es lo mismo vacunarse de tétanos, que infecta a través de las heridas, que de gripe, que se respira, etc.
        En el segundo caso sí que se rompe la primera barrera inmunitaria.
        El hecho es que las vacunas funcionan, pero no todas ni con todo el mundo.
        El hecho es que los antibióticos funcionan, pero puede que lo hagan de forma distinta a la que se supone.

        • Viden dijo,
          El 11 de noviembre de 2010 @ 0:17

          La gripe se respira… Y entra en la sangre. Que es cuando el sistema inmune actúa.

          No se rompe la primera barrera inmunitaria. Formulado así literalmente, estamos hablando de la piel y las mucosas, caso en el que si que se rompería… Básicamente porque si no se rompe no hay infección y a sea vacuna o enfermedad.

          Si por el contrario nos referimos al sistema inmunitario primario, hablamos de los glóbulos blancos y un cojunto de mecanismos defensivos que solo pueden “romperse” cuando la infección es tan poderosa que justamente hace eso, romperlos. En ese momento entran en acción los linfocito y los anticuerpos.

          ¿Que las vacunas no funcionan siempre ni con todo mundo? Pues claro, como cualquier medicamento. La panacea no existe.

          Y la verdad, pretender que las vacunas debilitan el sistema inmunitario es absurdo. Primero porque su función es justo la contraria: Fortalecer al sistema inmune. Y un porrón de años de puesta en práctica confirma su eficacia (La vacunación es uno de los motivos por los cuales el presente no es una mierda =P).

          Y sí, vacunarse del tétanos es lo mismo que hacerlo de la gripe. Da igual que el tétanos no se transmita por el aire, lo importante es hacer que el sistema inmunitario reconozca dichos microorganismos como enemigos y desarrolle mecanismos para combatirlos. Ambas vacuns tienen los mismos efectos y las mismas complicaciones. Las diferencias se deben exclusivamente a que la enfermedad tiene características diferentes.

          A lo de los virus y el cáncer te lo constesto junto a voet.

      • voet dijo,
        El 10 de noviembre de 2010 @ 9:28

        la relación entre cáncer y virus no es ninguna gilipollez.

        hay familias enteras de virus que se dedican a integrarse y desintegrarse en nuestro ADN y cuando lo hacen, en ocasiones cortan y pegan donde no deben, desregulando procesos de la célula como la reproducción. véase gen p53 en internet.

        luego hay otros, como el del papiloma humano (HPV) que provocan proliferación celular (verrugas, son como tumores) para reproducirse en más cantidad. algunas variantes son peligrosísimas y son responsables de la casi totalidad del cáncer de útero.

        ¡más aún, en la naturaleza existen bacterias que producen cáncer! agrobacterium tumefaciens, por ejemplo, provoca tumores en los árboles con un sofisticado sistema de “control mental” en vistas a su propia supervivencia.

        ya como colofón, me parece muy jevi que despotriques contra el artículo de yuri como lo haces, que no será completo pero es impecable, y que en plan machito, desde el total desconocimiento, digas que la relación entre cáncer y virus es una gilipollez. ah, la ignorancia, que atrevida.

        • babau dijo,
          El 10 de noviembre de 2010 @ 10:30

          No estamos hablando de lo mismo.
          Qué gracia lo del machito.
          Si alguna vez despotrico será evidente, créeme.
          Yo creí que eras tú el que no encontraba relación entre cáncer y virus, qué cosas!
          Y aprovecho para decir que si hay un error en la replicación, lo más probable es que se derive de un cambio en el ambiente. No es que el virus sea “malo” o “egoísta”

        • voet dijo,
          El 10 de noviembre de 2010 @ 11:15

          se lo decía a viden.

        • Jose dijo,
          El 10 de noviembre de 2010 @ 21:39

          La verdad es que los vegetales son un mundo aparte, y también muchos insectos les hacen formar tumores.
          En los robles, por ejemplo, los forman himenópteros que depositan sus huevos haciendo que la hoja se deforme y sirva de nido.

        • Viden dijo,
          El 11 de noviembre de 2010 @ 0:32

          Me he explicado mal. Lo que me parece absurdo es lo de “tumores emisores de virus”. Que hay virus que producen tumores lo sé de sobra, pero no hay tumores que produzcan virus. Y aún en el caso de los primeros, son muy pocos.

          A menos que por “producir virus” se refiera al mecanismo clásico de replicación viral. Pero eso no tendría nada que ver con que sean células tumorales. De hecho, existen terapias experimentales que se basan en infectar con ciertas enfermedades virales las regiones tumorales porque ésta replicación viral destruye las células cancerígenas.

          Aparte de esto, no existe tal “despotricar”, solo analizaba las cosas que veo con fallos, y en ningún momento he dicho que el artículo sea una mierda o nada por el estilo. En cuanto a lo del “en plan machito, desde el total desconocimiento” y “la ignorancia, qué atrevida”, aplícate el cuento, porque estás llamando ignorante en sanidad a un enfermero sin tener ni puta idea de con quién hablas.

          No sé tu, pero yo me las veo casi a diario con las bacterias “super resistentes” del artículo, infectándome de ellas en muchas ocasiones, y no son tan indestructibles (Y eso que, repito, las bacterias del hospital están a años luz de la resistencia que puedan presentar las normales). Y en todos mis años de estudio (Incluyendo, mira tu por donde, oncología) nunca se ha mencionado siquiera que haya tumores que fabriquen virus sin desintegrarse en el proceso.

  28. Carles dijo,
    El 9 de noviembre de 2010 @ 17:53

    Increible:

    Justo hoy he ido al dentista tras una noche de sufrimiento con mi muela del Juicio y su inflamación colindante.

    He comprado en la farmacia mi ración de matabichos (la primera que compro por mi cuenta en mi vida)
    y me ha asaltado la pregunta: ¿Tan fácil es comprar antibióticos? (Creí que requerían receta seria) (Bueno tengo un papel del dentista pero es un trozo de folio con su nombre en Times New Roman y la infalsificable ortografía que te enseñan en medicina SÒLO cuando te has graduado) (el truco debe radicar en no cometer faltas ortográficas y ser ilegible, no ambas)

    Gracias por recordarme que debo terminar la caja, a mi solo me han comentado eso de: tomate-lo 3 días…

  29. babau dijo,
    El 10 de noviembre de 2010 @ 12:04

    Joer Voet que fallo.
    Perdona

    • voet dijo,
      El 10 de noviembre de 2010 @ 13:31

      no pasa nada onvre… los comentarios jerárquicos tienen sus ventajas y sus inconvenientes, y uno de ellos es que parece que estás respondiendo justo al de arriba, y no la rama anterior. por eso no los tengo activados en mi glob.

  30. Eustaquio dijo,
    El 10 de noviembre de 2010 @ 18:07

    Por si interesa:

    Mas mal uso de antibióticos:
    – Uso indiscriminado en agricultura sobre todo con hortalizas de invernadero.
    – Inoculación del gen de resistencia como marcador de plantas modificadas, que suele ser en forma de plásmido, muy dado a transferencias de genes.

    Terapia de fagos:
    – La explicación que suelen dar es que temen los riesgos de trasmisión horizontal de genes,
    pero mas bien parece tema politico y de patentes ya que en occidente se experimenta con virus mucho mas peligrosos en terapias génicas.

    Petición para Yuri: Un articulo sobre el IKAROS y las velas solares.

  31. Yuri dijo,
    El 10 de noviembre de 2010 @ 20:12

    Perdón por no venir a comentar, pero… en fin, ya sabéis.

    Menos mal que tengo por aquí público especialista. ;-)

  32. matabyte dijo,
    El 11 de noviembre de 2010 @ 10:02

    En españa se abusa de los medicamentos y por aquí, en japón tienden a no usarlos, la de veces que me han dicho cada vez que duele algo “que se cure solo” o “aguanta el dolor y que el cuerpo lo cure”. Si bien usan pocos antibióticos, no se si es peor el remedio que la enfermedad…

    Y como bien dices, menos mal que empezaron a retirar del ganado todo lo que usaban ( aunque siguen usando bastante). A este paso mejor que venga una superbacteria y reduzca 1/3 la humanidad, al menos asi se acabaria con el problema del paro, del co2 (sera por lo poco que respiramos los humanos), deforestacion, eliminación de especies, etc…

  33. iscebe dijo,
    El 11 de noviembre de 2010 @ 14:17

    Aprovecho para felicitar a Yuri y a todos los que poneis los comentarios, acabo de leerme este articulo y el del Antrax y estoy encantado de haber descubierto esta pagian. Saludos.

  34. Axel dijo,
    El 11 de noviembre de 2010 @ 22:49

    Menuda sorpresa ver que mencionas la terapia con bacteriófagos en el contexto de las resistencias a los AB.
    En mi época de estudiante de biotecnología, en el Berlín de los noventa, me entusiasmé mucho cuando me enteré (por vía extraoficial) de esta posibilidad de combatir infecciones de bacterias. No hace falta tener muchas luces para ver enseguida el potencial que tiene:

    – Los bacteriófagos coevolucionan con las bacterias que parasitan, los AB no.

    – Los bacteriófagos suelen ser muy específicos, llegando incluso a poder diferenciar cepas de una misma especie. Permiten actuar con mucha más precisión, dejando indemne a la flora natural que el organismo necesita para su buen funcionamiento.

    – Los bacteriófagos se administran en dosis bajas, ya que se reproducen en el foco de infección. Desaparece la infección, desaparece el bacteriófago. El sistema inmunitario los diezma, sin castigar hígado o riñones.

    – En comparación con los AB, es muchísimo mas sencillo encontrar un bacteriófago. Para empezar, existe en la naturaleza un “pool” inmenso y fácilmente accesible de bacteriófagos. Las aguas residuales de centros hospitalarios suelen ser el lugar idóneo para encontrarlos. Y segundo: los metodos de cribaje (“screening”) para dar con el bacteriófago que buscamos son muy sencillos, dado que el bacteriófago se amplifica a si mismo. Casi, casi se puede hacer en un cubo de plástico. (Que no me oigan los de seguridad biológica! ;-)

    Obviamente también existen dificultades y problemas técnicos a resolver:
    – Posibilidad de transfección de factores virulentos entre bacterias.
    – Respuesta inmunológica a los fagos.
    – Shock séptico causado por lisis masiva de bacterias debida a la cinética poblacional de los fagos.
    – Excesiva especificidad y necesidad de formular cocktails de fagos.
    – Riesgos asociados a la necesidad de cultivar organismos patógenos para poder fabricar fagos.

    Todas estas dificultades técnicas sonaban a cantos de sirena para un joven ingeniero con ganas de hacer un doctorado en algo útil. Pero a medida que iba leyendo sobre la larga historia de la terapia de bacteriófagos y entrevistándome con personajes relacionados con el tema (recuerdo un ortopeda georgiano que me quería enredar en sus negocios oscuros, usando como cebo sus supuestos contactos con el George Eliava Institute) fui entendiendo las verdaderas dificultades que bloquean el desarrollo de esta tecnología:

    – No se pueden patentar organismos vivos. Ni las vacas, ni los fagos. Y eso que los fagos, estrictamente hablando, no son ni “organismos”, ni “vivos”. En el mejor de los casos se puede patentar una modificación genética introducida en ellos por el hombre, pero no el fago tal cual lo encontremos en una charca.
    – No se puede mantener en secreto la fabricación de un fago: se reproduce a si mismo.
    – Cribar y fabricar fagos no requiere alta tecnología: se puede hacer en Pakistán o en un garaje.
    – El “establishment” médico es muy reacio a revalidar el potencial de una tecnología que haya empezado con mal pié o que viole dogmas establecidos (ejemplo H.pylori).

    Vaya! Muy difícil encontrar patrocinio para esta idea en la industria farmacológica!
    Luego vino la fase en la que mi joven idealismo chocó de lleno con la realidad del financiamiento estatal de la investigación farmacológica.
    Véase p.e. http://video.google.com/videoplay?docid=-7758662442132419447
    La voz de la ponente es horrible, pero más perverso es lo que expone. Nada nuevo. Esto se sabe desde hace siglos: p.e. novela “Arrowsmith” Sinclair Lewis. Es un problema endémico en la economía de mercado.

    Así que al final acabé desistiendo y dedicándome a desarrollar métodos para la “evolución dirigida” y mega-fashion de encimas para detergentes que funcionen a las temperaturas de lavado que estiman apropiadas las amas de casa europeas. Oh yeah!

    • voet dijo,
      El 11 de noviembre de 2010 @ 23:20

      en mi época de estudiante conocí personalmente a una mujer, brillantísima, que había desarrollado una técnica para criar células de tejo como si fueran churros.

      el tejo produce taxol, un veneno con propiedades antitumorales notables. actualmente se fabrica por el procedimiento de plantar tejos y, a los 5 años, cuando apenas son como hierbajos, extraerles el miserable taxol que contienen.

      ¿la respuesta de la industria? básicamente, que el taxol estaba muy bien al precio que está.

      es absolutamente necesario acabar con la cultura económica del beneficio y pasar a otra de las necesidades.

      • Axel dijo,
        El 12 de noviembre de 2010 @ 0:50

        El caso del Taxol no lo conozco en profundidad, pero diría que no tiene lógica que la industria se niege a abaratar costes de fabricación. En definitiva lo que les (nos?) interesa son los márgenes, no el precio final. Incluso interesa que baje, para poder abarcar un mayor segmento de mercado (países chungos y tal).
        Pero por lo visto el taxol actualmente si que se fabrica mediante cultivo celular: http://en.wikipedia.org/wiki/Paclitaxel#Production
        ¿Va a ser que esa mujer se esta forrando a base de royalties y tú compadeciéndola? ;-)
        Supongo que no habrá sido ella. A finales de los noventa había un montón de gente dedicada al taxol. Centenares de mentes brillantes, husmeando en el mismo rincón.

        Intuyo que inicialmente los de Bristol-Myers Squibb fueran reacios a repetir las pruebas farmacológicas y a registrar patentes nuevas. Al ganar confianza de que se trataba de un “blockbuster drug”, se habrán decidido a invertir dinero en mejores métodos de fabricación. Hasta ahí todo correcto. No hay que ver maldad en donde no la hay. Estas situaciones son más bien una disfuncionalidad de naturaleza emergente que acontece en nuestros sistemas económicos/políticos. Si todo fuera tan fácil como mandar al paredón a algún cabrón maligno y culpable de todo… XD

        De hecho antes me olvidé de mencionar uno de los mayores obstáculos al desarrollo de la terapia con bacteriófagos: los ensayos clínicos son terriblemente exigentes y están enormemente enfocados a moléculas químicas. No existen apenas antecedentes de aprobaciones de organismos con fines terapéuticos. Solo conozco el caso de la “Maggot Therapy” http://en.wikipedia.org/wiki/Maggot_therapy#Regulation

        Imagina lo tedioso que sería pasar los ensayos clínicos para uno y cada uno de los fagos que se quisiera usar como antibiótico. Y para cada una de las combinaciones de fagos, habría que repetir el proceso de aprobación!
        El sistema de ensayos clínicos es cada vez mas lento y costoso; los procesos adaptativos de las bacterias son más ágiles. Habría que explicarles la “Red Queen Hypothesis” a algunos burócratas.

        Y no, los malos en este caso no son los señores trajeados de la industria: Los ensayos clínicos son su pesadilla.

        Y no, tampoco podemos culpar a políticos o funcionarios que regulan las aprobaciones clínicas y las ralentizan y encarecen con su burocracia.

        Quizás los malos seamos nosotros mismos, los consumidores, porque exigimos seguridades garantizadas y certezas absolutas.
        Y eso no existe.

        Axel.

  35. Nombre_Obligatorio dijo,
    El 29 de noviembre de 2010 @ 15:35

    Una pregunta probablemente muy inocente:

    – las “superbacterias” son bacterias normales adaptadas a un cierto ambiente. Pero esa adaptación probablemente tendrá un coste (energético). ¿Sería posible comparar el crecimiento de esas superbacterias con bacterias de la misma familia, normales, en diferentes medios?. Entonces el protocolo para “sanar” (provisionalmente) a una persona con una cepa de superbacterias sería:

    1 – tratamiento sintomático (que no se nos muera)
    2 – reinfección con una cepa que crezca mejor en el medio
    3 – esperar ….. hasta que estimemos que la cepa nueva llega a un cierto % del total de bacterias
    4 – antibiótico normal

    Claro que seguiríamos con la cepa original tras el antibiótico. Ese sería el momento de cobrar y salir corriendo :)

    • Nombre_Obligatorio dijo,
      El 29 de noviembre de 2010 @ 15:36

      Vaya, ya me estoy respondiendo otra vez:

      Bueno, en realidad no seguiríamos exactamente con la cepa original: si conseguimos que la cepa introducida reemplace a toda o casi toda la población original!

      ¿Será esto posible? Sobre el papel, lo parece …..

      CJ

      • Axel dijo,
        El 2 de diciembre de 2010 @ 12:30

        Creo que olvidas que la cepa no-resistente a los antibióticos no deja de ser patógena. Si no es patógena, difícilmente tendrá una ventaja competitiva in-vivo.

  36. Yuri dijo,
    El 29 de noviembre de 2010 @ 17:20

    No he tenido tiempo de contestar en esta entrada. :-/

    Si alguien quiere indicarme algo, que me lo diga al correo, por favor.

  37. LiaesBu dijo,
    El 20 de abril de 2013 @ 1:58

    Mal uso por parte de los españoles…… y médicos que recetan antibiótico para los hongos. ya ves, así vamos…

Escribe un comentario

 

7 Trackbacks \ Pings »

  1. noviembre 7, 2010 @ 16:29

    […] Superbacterias: enfermedades resistentes a los antibióticos http://www.lapizarradeyuri.com/2010/11/07/superbacterias-enferme…  por unikoke hace 2 segundos […]

  2. noviembre 7, 2010 @ 16:36

    […] This post was mentioned on Twitter by Fidel Palma, Andrea Fernández, Cendrero, Blogs Culturales, Carpeta_Apple and others. Carpeta_Apple said: Superbacterias: enfermedades resistentes a los antibióticos.: El abuso y mal uso de los… http://goo.gl/fb/3AMzv […]

  3. noviembre 7, 2010 @ 21:56

    […] » noticia original […]

  4. noviembre 7, 2010 @ 22:36

    […] » noticia original […]

  5. noviembre 8, 2010 @ 1:38

    Superbacterias: enfermedades resistentes a los antibióticos….

    La resistencia a los antibióticos se ha denominado como uno de los problemas de salud pública más acuciantes del mundo. Casi todos los tipos de bacterias se han vuelto más fuertes y menos sensibles al tratamiento con antibióticos cuando éste resulta re…

  6. noviembre 8, 2010 @ 8:54

    […] » noticia original […]