500 exoplanetas

Existen innumerables soles;
hay innumerables tierras que giran alrededor de estos soles,
de manera similar a la que nuestros siete planetas giran alrededor de nuestro sol. [...]
Hay seres vivientes que habitan estos mundos.

Giordano Bruno, De l’infinito, universo e mondi, 1584.

Estatua a Giordano Bruno en Roma.

Estatua a Giordano Bruno en Campo de' Fiori, Roma, el lugar donde la Inquisición Católica lo quemó vivo y con la lengua acerrojada el 17 de febrero de 1600 por inmoralidad, enseñanzas erróneas, blasfemia, brujería y herejía. Entre estas "enseñanzas erróneas" se contaba el heliocentrismo, el principio de la pluralidad de los mundos y los orígenes más remotos de la Teoría de la Información Cuántica.

En el momento en que empiezo a escribir este post (lunes, 22/11/2010), el catálogo que mantiene Jean Schneider (CNRS-LUTH, Observatorio de París) ya cuenta 502 candidatos a planetas extrasolares. Anteayer, PlanetQuest de la NASA actualizó a 500 también. El número de mundos detectados alrededor de otros soles crece sin parar. Hay planetas por todas partes: al menos el 10%, probablemente el 25% y hasta el 100% de las estrellas del tipo de nuestro Sol podrían tenerlos girando a su alrededor. Cada día es más cierta la segunda afirmación del cosmólogo napolitano quemado vivo hace cuatro siglos por la Inquisición Papal bajo acusación de inmoralidad, enseñanzas erróneas, blasfemia, brujería y herejía. Ni más ni menos.

De la pluralidad de los mundos.

Bruno no fue el primero de los humanos en defender la pluralidad de los mundos habitados. Que se recuerde, este honor recae en los atomistas griegos, esencialmente materialistas filosóficosLeucipo, Demócrito o Epicuro acariciaron el concepto. Sin embargo Platón y Aristóteles se oponían y afirmaban que la Tierra tenía que ser única, con la humanidad (y sobre todo unas ciertas clases de la humanidad) en la cúspide de la creación.

Por motivos obvios, a los cristianos les gustaban mucho más las ideas de Platón y Aristóteles que las de los ateos atomistas. Así que cuando la Cristiandad se impuso en Occidente, lo hizo bebiendo de una cosmología clásica geocéntrica y creacionista donde la Tierra constituía un caso único y nuclear en el cosmos: el lugar elegido por Dios para encarnarse en Jesús, el escenario esencial del plan de salvación divino. La idea de que este no fuera más que un mundo cualquiera con una vida cualquiera en un rincón perdido del cosmos era –y es– difícil de conciliar con una teología salvífica antropomórfica: el Hombre creado a imagen y semejanza de Dios, el Dios encarnado en Hombre, la verticalidad del poder y de la revelación y todo ese rollo. No resulta, pues, de extrañar que los cristianos en general y los católicos en particular se tomaran cada pensamiento discrepante como un ataque frontal a su fe y a su poder. Pese a ello, al menos Nicolás de Cusa planteó ya algunas discrepancias notables al respecto.

La pluralidad de los mundos habitados aparece, aunque de pasada, en la literatura islámica medieval. Algunos de los maravillosos Cuentos de las mil y una noches –que ahora algunos fundamentalistas islámicos también se quieren cargar– incluyen elementos que hoy en día llamaríamos de ciencia ficción; entre ellos, Las aventuras de Bulukiya relata un viaje por diversos planetas habitados.

Pero Bruno sí fue el primero que planteó el asunto en términos modernos, protocientíficos. Con su muerte y la inclusión de todas sus obras en el Índice de Libros Prohibidos, aún tuvo que transcurrir casi otro siglo antes de que la idea empezara a generalizarse en el pensamiento occidental. Ocurriría en 1686, con las Conversaciones sobre la pluralidad de los mundos de Fontenelle, y más decisivamente a partir del triunfo de la Ilustración en el siglo XVIII. Locke, Herschel y hasta los padres fundadores de los Estados Unidos Adams y Franklin exploraron provechosamente la cuestión. Para los cosmistas rusos, y especialmente para el padre de la cosmonáutica Konstantin Tsiolkovsky, la pluralidad de los mundos habitados fue asunto difícilmente discutible. Al llegar el siglo XX, ya sabíamos de sobras que las estrellas del cielo son soles como el nuestro, mayormente distribuidos en grandes galaxias, y sospechábamos con fuerza que debía haber muchos más mundos alrededor de esos otros soles. Pero no teníamos ninguna prueba fehaciente al respecto. Y ya sabes que en ciencia somos muy puñeteros con eso de las pruebas fehacientes.

Detectando planetas extrasolares.

El problema con los planetas –y lunas– situados en torno a otros sistemas solares es que no emiten luz propia y están muy lejos. Actualmente, las estrellas más próximas a nosotros son el sistema Alfa Centauri, a 4,4 años-luz de distancia: lo que vienen siendo 41 billones y pico de kilómetros. Y esas son las más cercanas. La tenue luz reflejada por un planeta o una luna resulta muy difícil de distinguir a semejantes distancias, y normalmente no se puede hacer con los instrumentos del presente. Si nosotros estuviéramos situados en Alfa Centauri, la Tierra nos resultaría invisible por completo; no digamos ya mundos más lejanos.

Detección de exoplanetas por velocidad radial o espectroscopia Doppler.

La presencia de planetas girando alrededor de una estrella obliga a todo el sistema a orbitar alrededor del centro de masas común. Esta "minórbita" descrita por la estrella puede ser detectada a inmensas distancias, delatando así la existencia de planetas extrasolares invisibles a los ojos y telescopios. En la actualidad, existen métodos para aplicar esta técnica con una precisión de un metro por segundo, a muchos años-luz de distancia. Los planetas muy grandes hacen que este efecto sea más perceptible.

Por ello, la duda sobre la existencia de estas innumerables tierras girando alrededor de otros innumerables soles perduró hasta casi el siglo XXI. Así, hubo que detectarlos por vías indirectas. La más básica es la medición de la velocidad radial o espectroscopia Doppler. El principio es relativamente sencillo: todos los astros de un sistema solar, incluyendo a la estrella (o estrellas), giran en torno al centro de masas del conjunto. Cuando hay planetas, sobre todo cuando hay planetas grandes, esto se traduce en una excentricidad o bamboleo de la estrella; y como la estrella emite enormes cantidades de luz y radiación, este comportamiento puede observarse a gran distancia.

De hecho, nuestros instrumentos son bastante buenos a la hora de detectar estas anomalías. El primero en proponer la existencia de planetas alrededor de otra estrella mediante esta técnica fue el capitán W. S. Jacob del Observatorio de Madrás, perteneciente a la Compañía Británica de las Indias Orientales, ya ¡en 1855! El objeto de su deseo –del capitán Jacob y de algunos otros que vinieron después– era 70 Ophiuchi, un sistema estelar binario relativamente próximo, a 16,64 años-luz de aquí. Este sistema presenta una órbita muy excéntrica, una anomalía que condujo a pensar que allí tenía que haber un compañero invisible con un décimo de la masa del Sol. Desafortunadamente, esta hipótesis no se ha podido confirmar. Por lo que sabemos ahora mismo, en 70 Ophiuchi no hay ningún planeta con las características descritas por Jacob y los demás. Sin embargo, naturalmente, esto podría cambiar en el futuro.

La primera detección confirmada de un planeta extrasolar, usando este método, fue realizada por un equipo canadiense en 1988. Aunque al principio fueron extremadamente cautos, dado que esta observación se encontraba en el límite de los instrumentos de su tiempo, el descubrimiento se confirmó en 2002. Está en torno a la estrella Alrai o Errai (del árabe Al-Rai, el pastor), conocida sistemáticamente como gamma Cephei, y por eso lo llamamos gamma Cephei Ab o Errai A1. Se trata de un planeta grande, un gigante gaseoso con la masa de un Júpiter y medio y un poco más, que orbita con cierta excentricidad a unos trescientos millones de kilómetros de la estrella. Su año –el tiempo que tarda en dar una vuelta alrededor de su sol– equivale a unos 903 días terrestres.

Errai A1 no fue el primer planeta en ser confirmado. Este honor corresponde al sistema solar en torno al púlsar PSR B1257+12, que se encuentra en la constelación de Virgo a unos 980 años-luz de la Tierra. Los púlsares son estrellas de neutrones que emiten radiación con una frecuencia muy precisa, tanto que se consideran las radiobalizas galácticas, y por tanto la menor anomalía en el tictac de estos relojes cósmicos resulta relativamente fácil de reconocer. Esto nos conduce a otra manera de detectar exoplanetas: la temporización de púlsares.

La temporización de púlsares se parece mucho a la detección por velocidad radial; sólo que las minúsculas variaciones en las emisiones del púlsar provocadas por este mismo fenómeno multiplica su precisión por varios órdenes de magnitud. Así se han descubierto ya planetas del tamaño de la Tierra en torno a varios púlsares. Por desgracia, sólo funciona en los púlsares, y encima ninguna clase de vida ni remotamente parecida a la que conocemos puede surgir o sobrevivir en las cercanías de estrellas de neutrones como estas; sin embargo, la detección de estos planetas del tipo de la Tierra demuestra que son posibles en otros sistemas solares.

El exoplaneta Fomalhaut b observado por el telescopio espacial Hubble en 2004 y 2006.

El exoplaneta Fomalhaut b observado por el telescopio espacial Hubble en 2004 y 2006. Ver en ventana o pestaña nueva para ampliar. (NASA)

El primer planeta confirmado en torno a una estrella de la secuencia principal del tipo del Sol (G2) fue 51 Pegasi b, a 50,9 años-luz de aquí. Se detectó también por velocidad radial y es un Júpiter caliente, que orbita a apenas 8 millones de kilómetros de su sol. Los planetas más parecidos a la Tierra que se han hallado hasta el momento, utilizando el mismo método, se encuentran en torno a una enana roja de la constelación de Libra llamada Gliese 581, a 20,3 años-luz de distancia; aunque COROT-7b tampoco es de despreciar. COROT-7b es interesante también porque se detectó fotométricamente, que es otra técnica para localizar estos exoplanetas.

La técnica fotométrica más común es la observación del tránsito. Básicamente, cuando un planeta pasa por delante de su estrella (entre su estrella y nosotros, vaya), “tapa” (eclipsa) una parte de su luz y por tanto modifica las características de luminosidad que observamos desde aquí. Es lo más parecido a ver un planeta que podemos hacer normalmente, hoy por hoy. Por desgracia, este método produce un montón de falsos positivos; por fortuna, resulta relativamente fácil descartarlos aplicando a continuación la técnica de velocidad radial. El resto son ventajas: una vez confirmada la presencia del objeto, la fotometría permite estudiar su dimensión, su densidad, su atmósfera y sus emisiones de radiación, aportando una gran cantidad de datos sobre sus características.

Existen más técnicas indirectas para la detección de exoplanetas, entre las que se encuentran las microlentes gravitacionales, de tanta utilidad para hallar incontables cosas que no ven los ojos. Sin embargo, a estas alturas ya se ha conseguido confirmar al menos diez por observación directa. Viéndolo con un telescopio, vamos. Estos suelen ser planetas gaseosos muy grandes, muchas veces Júpiter, tanto que están a punto de encenderse como pequeñas enanas marrones y por tanto emiten su propia radiación.

El escenario actual va como sigue: las técnicas de detección que tenemos hoy en día son adecuadas para detectar grandes planetas, del tipo de los exteriores de nuestro sistema solar o más grandes aún. Los planetas pequeños y rocosos resultan más esquivos, y no digamos ya las posibles lunas de unos y otros, que de momento permanecen completamente invisibles a nuestros ojos e instrumentos. Esto quiere decir que en esos casi 400 sistemas solares que hemos detectado ya (¡y los que quedan por descubrir!) podría haber innumerables tierras esperando a que las veamos con un instrumento mejor. La constante mejora de estas técnicas está ocasionando un rápido incremento en el número de candidatos a exoplanetas, lo que sería indicativo de que existen muchísimos más:

Detección de exoplanetas entre 1989 y octubre de 2010, con detalle de la técnica empleada.

Detección de candidatos a exoplanetas entre 1989 y el 3 de octubre de 2010, con detalle de la técnica empleada. En estos momentos, estamos ya cerca de descubrir cien al año. (Clic para ampliar)

Ricitos de oro y los tres osos.

Ilustración del cuento infantil "Ricitos de oro y los tres osos". La moraleja: "ni demasiado caliente ni demasiado frío, ni demasiado grande ni demasiado pequeño..."

En busca de Ricitos de oro.

El sueño húmedo de todo investigador que se precie es, por supuesto, descubrir un planeta de características análogas a las de la Tierra. Más que nada porque, si bien se puede especular todo lo que se quiera sobre formas de vida extrañas, sabemos que en los planetas de estas características la vida es posible: nosotros estamos aquí. Estos planetas, que de momento serían hipotéticos si no fuera porque la Tierra existe y está bajo nuestros pies, se han venido a denominar –no sin cierta sorna– goldilocks (“ricitos de oro“) por el cuento infantil Ricitos de Oro y los tres osos. Y quizá, también, por la cantidad de novios que les saldrían. ;-)

Un planeta (o luna) ricitos de oro es un astro que reúne las condiciones básicas para permitir la vida del tipo de la terrestre.Vamos a detenernos un momento en el concepto, porque a veces se interpreta fatal. El interés en los ricitos de oro no presupone que la vida en la Tierra sea el único tipo de vida posible; sino que la posibilidad (que no la probabilidad) de vida en los planetas del tipo de la Tierra es total (nosotros somos la prueba), mientras que en el resto no lo sabemos. Y, por tanto, parece sensato concentrar los siempre magros recursos destinados a la búsqueda de vida extraterrestre en este tipo de mundos, al menos en primera instancia.

El propósito de las búsquedas de planetas extrasolares no es, todavía, la localización de vida extrasolar. Ni siquiera la de un segundo hogar, donde el “principio ricitos de oro” tiene aún más sentido. Por el momento, esta investigación pertenece aún al ámbito de la ciencia pura, y estamos haciendo poco más que encontrarlos, contarlos y tratar de describir algunas de sus características. Hay que aprender a andar antes de correr. Pero se notan las ganas. :-D La menor sugerencia de que se ha detectado algún planeta telúrico o casi-telúrico provoca de inmediato gran revuelo tanto entre la comunidad científica como en la sociedad; ocurrió hace poco con el descartado (de momento) Gliese 581 g. Aunque esto de descartar candidatos es un suceso habitual en la búsqueda exoplanetaria, produjo claramente mucha más decepción que el descarte de un planeta pegasiano o uno chitónico, por decir algo.

Los "seres de luz" o de "energía pura", comunes a algunas expresiones de la espiritualidad y la literatura fantástica, serían virulentamente explosivos. :-P

Los "seres de luz" o de "energía pura", comunes a algunas expresiones de la espiritualidad y la literatura fantástica, serían virulentamente explosivos y deberían estar sometidos al Tratado de No Proliferación. :-P

Por supuesto, podríamos caer en un error terracéntrico si nos concentráramos sólo en estos mundos a la hora de buscar a otras gentes (aunque no si pretendiéramos encontrar ese segundo hogar…). No obstante, la aproximación ricitos de oro tiene bastante lógica. Veamos. Por un lado, resulta muy difícil imaginar tipos de vida desvinculados de la materia. En el ámbito de la religión y el esoterismo tienen gran querencia por los seres de luz y los entes de energía pura, pero un ser de luz (o sea, de fotones) sería extremadamente inestable y lo más parecido que se me ocurre a un ente de energía pura es una bomba de antimateria.

Ya he dicho alguna vez en este blog que no hay tal cosa como algo superior o inferior a otra en nuestro universo, y la idea de que la energía es de algún modo superior a la materia resulta absurda por completo. Si algo, sería al revés: la materia es una inmensa cantidad de energía exquisitamente estructurada, con un grado de estabilidad y sofisticación mucho mayor al de la energía pura (!), que es bastante primaria y básica. Es más: antes de poder dar lugar a cualquier forma de vida sensatamente imaginable, debe presentar un mínimo grado de organización. En la práctica: ser materia bariónica. El escalón de la materia y el escalón de la materia bariónica parecen dos pasos necesarios e imprescindibles en el surgimiento de algo tan diabólicamente complejo como la vida.

Y en este universo, la materia bariónica se halla sobre todo en el espacio interplanetario e intergaláctico –demasiado esparcida para dar lugar a vida por sí misma–, en las estrellas –demasiado calientes para permitir su surgimiento y estabilidad– y en los planetas y sus lunas. Estos últimos constituyen, pues, el escenario idóneo para el surgimiento de las formas de vida más probables. Por eso la vida que conocemos apareció en un planeta; como la Tierra, por ejemplo.

Zona de habitabilitad, según distintos tamaños de estrellas, comparada con nuestro sistema solar.

Zona habitable ("ricitos de oro"), según distintos tamaños de estrellas, comparada con nuestro sistema solar. (Clic para ampliar)

Hay cosas que evidentemente favorecen el nacimiento y desarrollo de al menos una forma de vida, y otras que lo desfavorecen. La presencia de un solvente líquido como el agua ayuda mucho, pues permite que átomos y moléculas de materia muy distinta entren en contacto fácilmente entre sí. Para eso, la temperatura no debe ser tan baja que esté todo congelado e inmóvil, ni tan alta que los solventes se conviertan en vapor o plasma. La región alrededor de un sol donde un solvente como el agua puede permanecer en estado líquido se denomina zona habitable. O también zona ricitos de oro. Los planetas ricitos de oro son aquellos que se encuentran dentro de la zona habitable de sus respectivas estrellas.

Existen más condicionantes que pueden alterar radicalmente la capacidad de un planeta para albergar vida. Por ejemplo, las gigantescas estrellas de tipo O probablemente barran todo el espacio circundante con un violentísimo viento solar, impidiendo la formación de planetas en su hipotética zona habitable.

En el extremo contrario, las enanas rojas –que constituyen la mayor parte de las estrellas de la galaxia– se habían descartado tradicionalmente pero en los últimos años han suscitado nuevo interés. Por la parte mala, emiten muy poca luz y calor, con lo que su zona habitable debe ser muy estrecha y cercana; cualquier planeta que se halle en esta región estará seguramente sometido a acoplamiento de marea (como la Tierra y la Luna), dando lugar a un hemisferio permanentemente expuesto al sol y otro en noche perpetua, lo que hace muy difícil la vida fuera de la estrecha zona de transición entre uno y otro; y encima son muy variables, lo que puede cargarse durante una fase de su historia todo lo logrado en la anterior. A su favor juega que son extremadamente abundantes y sobre todo longevas: durarán billones con “b” de años, permitiendo así incontables oportunidades para que se produzcan muchas tentativas; cualquiera de ellas puede dar en el clavo con una forma de vida capaz de medrar en estas circunstancias.

Radiotelescopio de Yevpatoriya (Ucrania), el más grande de Eurasia.

Desde el radiotelescopio de Yevpatoriya (Ucrania), el más grande de Eurasia, se han enviado ya al menos dos mensajes hacia 47 de Osa Mayor y otras estrellas prometedoras. 47 UMa es un sol muy parecido al nuestro, a 46 años-luz de distancia, donde ya se han detectado varios planetas.

No obstante, los soles más idóneos parecen ser los de tipo G y sobre todo K. Nosotros surgimos en torno a una estrella de tipo G, la enana amarilla llamada Sol, pero por su larga vida y comportamiento similar las de tipo K (enanas naranjas) podrían ser aún mejores. Las estrellas G y K suman al menos el 14% de los soles en nuestra galaxia y en muchas de ellas ya hemos detectado planetas. Entre las más próximas, tenemos ya candidatos a planetas en Epsilon Eridani (K2V, 10,5 años luz), 47 de Osa Mayor (G1V, 46 años luz, interesantísima) o AB Pictoris (K2V, 148 años-luz). Con toda probabilidad hay muchos más, esperando a que tengamos instrumentos más sensibles, como quisieron serlo el cancelado Darwin de la ESA o el postergado TPF de la NASA.

Lo seguro es que cada día hay más candidatos a convertirse en esas innumerables tierras de las que habló Giordano Bruno. De momento llevamos ya medio millar y, al ritmo actual, antes de cinco años habremos alcanzado los mil como mínimo, más todo los que no podemos prever aún. Si esta es la densidad planetaria típica en una galaxia, sólo en nuestra Vía Láctea debe haber entre cientos y miles de millones de planetas, más sus lunas, lo que podría elevar el número de estos astros al orden de la decena de millar de millones. Vale, los que estén más cerca de los núcleos galácticos no valen. Ni los de estrellas demasiado grandes o demasiado pequeñas. Aceptemos que tampoco los de sistemas múltiples. Sigue siendo un número asombroso: aunque apenas uno de cada diez millones de estos mundos fuera ricitos de oro, seguirían siendo mil sólo en esta galaxia.

Se considera que la zona de habitabilidad galáctica (ni demasiado cerca del centro para que la radiación no acabe con todo, ni tan lejos que dificulte la formación de elementos pesados) tiene unos seis mil años luz de ancho, empezando a una distancia de 25.000 desde el núcleo galáctico. El disco estelar de la Vía Láctea es esencialmente plano, con un grosor de apenas mil años-luz.  Si calculamos el volumen de este disco y luego le sacamos la raiz cúbica, nos sale que debería haber un ricitos de oro de media cada mil años-luz aproximadamente, lo que seguramente aporta algo de luz a la pregunta de ¿dónde está todo el mundo? En todo caso, observa que estamos utilizando las estimaciones más conservadoras posibles, suponiendo siempre formas de vida análogas a la terrestre y contando únicamente nuestra galaxia.

Así pues, a estas alturas ya podemos afirmar rotundamente con Giordano Burno: existen innumerables soles. Dependiendo del sentido, también podemos decir con él: hay innumerables tierras que giran alrededor de estos soles. Y, sin duda, podemos seguir preguntándonos legítimamente: ¿hay seres vivientes que habitan estos mundos? Bruno y quienes fueron como Bruno apostaron a que sí. Como poco, podemos contestar ya: existe una elevada probabilidad. Y es posible que la respuesta esté mucho más cerca de lo que podemos soñar hoy.

PD: Resulta difícil determinar cuál es el “exoplaneta número 500″, puesto que los candidatos entran y salen de la lista constantemente. En estos momentos, PlanetQuest de la NASA cuenta en esta posición a HD 218566 b, situado a unos 97 años-luz de aquí: un astro algo más pequeño que Saturno orbitando en torno a una estrella de tipo K3V.

Be Sociable, Share!
¡Qué malo!Pschá.No está mal.Es bueno.¡¡¡Magnífico!!! (59 votos, media: 4,85 de 5)
Loading ... Loading ...
Be Sociable, Share!

77 comentarios »

  1. voet dijo,
    El 25 de noviembre de 2010 @ 13:27

    quiero concretar: la gran aportación de giordano bruno fue considerar que la bóveda celeste no era una precisamente una bóveda agujereada con agujeritos (estrellas) a través de los cuales se apreciaba el Fuego Original, sino que las estrellas eran soles como el nuestro, sólo que muy lejos.

    de ahí el salto de pensamiento: ¿y si hay otros mundos como el nuestro alrededor de esos soles? y si…, y si…, y si… y aquí fue cuando la cagó con la iglesia: ¿Y SI EN ESOS OTROS MUNDOS HAY OTROS CRISTOS?

    esa fue precisamente la herejía.

    ***

    por cierto que te contradices enormemente: no puede haber seres de energía pero luego reconoces que matería es energía. ¿qué somos entonces?

    más aún: si nuestra materia se renueva, ¿no podemos asegurar que nuestra naturaleza es la de un campo energético estable, codificado como información, que arremolina materia a su alrededor? tu materia no es la misma que la de hace 7 años, pero tu FORMA sigue constante.

    por cierto, tenemos un experimento privado a medias del que no he vuelto a saber nada… ejem.

    • Yuri dijo,
      El 25 de noviembre de 2010 @ 15:22

      Lo tenemos, lo tenemos. :-) Y yo un día de estos tendré algo de tiempo para dedicarle. :-/

      Hombre, cuando hablan de “seres de luz” o “de energía”, lo hacen en términos de “seres de energía pura”, libres de materia (y por oposición a la “sucia” e “inferior” materia). Y yo digo que tales seres, de existir, serían virulentamente inestables y explosivos. :-P

      Un abrazo. ;-)

      • voet dijo,
        El 25 de noviembre de 2010 @ 15:51

        yo no entro a valorar si dentro de la experiencia de la realidad HUMANA vemos todo lo que hay. con esto quiero decir que no hay que caer en el chauvinismo físico, y mucho menos olvidar que el universo lo tenemos entre las orejas, orejas incluidas.

        me temo que el problema al hablar de entidades o realidades supracorpóreas, la gente que se dedica a esas cosas utiliza la palabra “energía” con una ligereza sorprendente (pasa algo parecido con “vibración”) cuando en realidad es un concepto muy elusivo.

        mi definición favorita de energía es “aquello que permanece constante en el tiempo”. es por eso que el principio de mínima acción funciona y el principio de indeterminación se mide en julios por segundo. de hecho, cualquier par de variables que al multiplicarlas den esa dimensión se excluyen mutuamente.

        así, cuando resolvemos un problema de rampas por procedimientos energéticos no tenemos ni idea del tiempo que tarda en caer el objeto.

        entonces la cuestión es: ¿pueden existir seres estables en el tiempo sin componente material? la respuestas es la tuya: probablemente no. ¿podría existir en un dominio transtemporal? quizás.

        • voet dijo,
          El 25 de noviembre de 2010 @ 15:53

          perdón: dije julios POR segundo en el sentido de multiplicar, no de dividir (eso sería potencia).

          lo correcto sería julios-segundo o julios·segundo.

          • Yuri dijo,
            El 25 de noviembre de 2010 @ 18:08

            Tranquilo, yo también cometo ese error a menudo. :-D

        • Yuri dijo,
          El 25 de noviembre de 2010 @ 18:07

          ¿Qué es un “ente supracorpóreo” y un “dominio transtemporal”? ;-)

        • voet dijo,
          El 25 de noviembre de 2010 @ 18:18

          [ cabronazo :) ]

          “ente supracorpóreo”: una entidad que carece de materia, de cuerpo.

          “dominio transtemporal”: desde un punto de vista que trasciende el tiempo, como en un espacio de minkowski…

        • Yuri dijo,
          El 25 de noviembre de 2010 @ 18:57

          Gotcha. :-P

          Un ente sin cuerpo sería, en todo caso, “acorpóreo”. O “inmaterial” (más “pseudocientíficamente”, “no-material”), si quisiéramos darle el sentido de que carece de materia. Sin embargo, “supracorpóreo” sigue conteniendo ese elemento religioso de “superioridad” de lo no-material frente a lo material. ;-)

          Disiento de esa interpretación de los espacios de Mikowski (¿qué es “trascender el tiempo”? ;-) ); pero no es lo más importante. Lo más importante es que en este universo no hay, ni parece haber, ni tiene sentido alguno que haya “espacio libre de tiempo” (de la misma forma que tampoco tiene sentido la “energía libre de materia”). Lo impide la entropía, empujando constantemente a la flecha del tiempo.

          Lo que me estás diciendo, corrígeme si me equivoco, es que un ser de “energía pura” podría ser estable en ausencia de tiempo o en un “tiempo congelado”. Ya, como cualquier otra cosa. El problema es que no hay tal cosa como un tiempo universal congelado (lo que, por otra parte, impediría la formación de ese ser tanto como de cualquier otra cosa). Esto es: un “ser de energía pura” necesita dos cosas. La primera, poder formarse; cosa ciertamente incomprensible. La segunda, poder mantenerse, cosa más complicada aún.

          La idea de los “seres de luz” es muy poética pero difícilmente compatible con el funcionamiento de un universo donde materia y energía constituyen dos aspectos de la misma realidad, con la materia ganando por goleada en el lado de la complejidad. De hecho, se puede considerar a la luz como una forma de materia sin masa, con lo que hasta esos mismísimos “seres de luz” serían tan energéticos como materiales. :-P

        • Tachikomakun dijo,
          El 26 de noviembre de 2010 @ 17:38

          “Jo encara diría més”, que dirian los Dupont, un ser de “energía pura” o de “luz pura” que vienen a presentar, de no tener materia, sólo me los puedo imaginar como fotones, y si una cosa tienen los fotones, por el hecho de no tener masa, es que no pueden estar quietos, irán siempre a la velocidad de la luz (la máxima que permita el medio por el que se mueven), así que no sería algo que te encuentras flotando por el aire quieto, la verdad.

        • Yuri dijo,
          El 26 de noviembre de 2010 @ 21:16

          Exacto. Un ser de luz sería un ser de fotones, fotones hiperconcentrados en un único punto, es de suponer que con un nivel de energía muy elevado. Eso pinta a rayos gamma y X. :-D Y las únicas concentraciones de fotones “previos a su expansión” que se me ocurren son francamente explosivas. ;-) Por eso hacía la broma del Tratado de no Proliferación.

      • voet dijo,
        El 25 de noviembre de 2010 @ 23:09

        a ver, lo de minkowski era una imagen. de hecho nisiquiera lo planteaba desde un punto de vista matemático. pero me has entendido. y lo de supra- lo dije conscientemente, sí, como algo que no necesita de materia para ser.

        y estoy de acuerdo con casi todo, pero: “El problema es que no hay tal cosa como un tiempo universal congelado (lo que, por otra parte, impediría la formación de ese ser tanto como de cualquier otra cosa). ”

        creo que afirmas eso porque efectivamente la cuántica se carga el determinismo. ¿pero quién asegura que aunque a nivel de detalle haya un margen para el azar, a un nivel macroscópico no esté efectivamente, más o menos, definido el universo como un bloque inamovible. es una idea que muchas filosofías abrazan, incluso religiones, y no es tan descabellada.

        no creo que se deba descartar que pueda existir un tipo de consciencia trascendente al tiempo. bueno, discutí eso aquí (en plan un poco poético) así que no me voy a repetir: http://glob.cranf.net/?p=206

        • Yuri dijo,
          El 26 de noviembre de 2010 @ 16:24

          Voet, esto es lo de siempre… como “no poderse descartar”, tampoco se pueden descartar los unicornios rosas que se esfuman cada vez que miramos en su dirección y reaparecen cuando dejamos de hacerlo. :-)

          Mira, para que algo exista en este universo, tiene que cumplir las normas de existencia en este universo. Causalidad, flecha del tiempo, azar cuántico, entropía, campos, termodinámica en general son algunas de las leyes que hay que cumplir para siquiera poder “asomar la patita” a este lado de la realidad.

          Por desgracia, el campo de la espiritualidad parece ser el campo de la ambigüedad (y ya no lo digo por ti, sino en general). Una “consciencia trascendente al tiempo”. ¿Qué es una “consciencia trascendente al tiempo”? Lo más parecido a eso que se me ocurre es un dios. Pero la existencia de un dios plantea los problemas sobradamente conocidos.

          Realmente no entiendo el afán de proponer “sobrenaturalidades” (¿ves? “sobre-”, ¿por qué no “infra-”?) que no parecen interactuar de ningún modo con este universo, ni parecen respetar las normas de existencia en el mismo y por tanto o no están ahí o es como si no estuvieran. La respuesta tradicional a esto era “Dios es Dios y no está sujeto a sus propias normas / las crea según le conviene / es externo a esas normas”. Pero esto no es nada, no explica nada, no aporta nada, no es. Puedo cambiar “Dios” por “el ratoncito Pérez” y la frase funciona igual.

          Con las “conciencias inmanentes” y demás ocurre lo mismo (pues no dejan de ser “paradeidades”). Si por “conciencia” entendemos “conocimiento de la propia existencia”… va a ser que no. Si por “conciencia” entendemos una especie de “trama global de ineracciones cósmicas”… pues a eso lo llamamos física. :-)

          PD. Leí a Victor Frankl, que mencionas en tu post, en su día. No me resultó convincente. Su “hay que creer en un sentido porque si no todo sería horrible” es un ejemplo notorio de falacia por argumentum ad consequentiam.

        • voet dijo,
          El 26 de noviembre de 2010 @ 17:30

          ya, pero tampoco puedes hacer lo contrario, que es intentar justificar todo desde lo ya conocido, o mejor dicho, restringirse a admitir aquello que sólo puede ser justificado desde un paradigma.

          tú sabes que a finales del siglo XIX la comunidad científica, tras hacer completado el electromagnetismo, estaba convencida de que había completado también la física, y que a la philosophia naturalis le quedaba por explicar el lenguaje y poco más.

          la situación ahora es muy similar. hay mucha gente que está esperando por el bosón de higgs para felicitarse y fumarse un puro. pero estoy total y completamente seguro de que algo va a salir raro y vamos a tener que repensarlo todo de nuevo.

          creo sinceramente, y esto lo hablamos en otro post, que el futuro paradigma de la física va a ser de orden psíquico, y además la cuántica lo asume sin problemas: habla de observables, no de medidas. pero paradójicamente sin llevar las consecuencias hasta el extremo.

          ¿recuerdas que te justifiqué como puede saber un electrón, para elegir como comportarse, si lo que está al otro extremo de la trayectoria es un detector de partículas o un detector de óndas? yo lo atribuí al hecho de que no hay diferencia entre el observador que coloca el experimento y el electrón: el electrón sabe lo que sabes tú. sois la misma cosa: un puro acto de observación, ni observador ni observado: consciencia.

          ¿qué contestas a esto? la otra vez no me respondiste.

          ¿acaso no puede ser la materia un artefacto de la psique, el entero universo una construcción apoyada sobre sí misma, un gigantesco y fractal ciclo en que causa y efecto son lo mismo y por eso puede existir.

          otra cosa. viktor frankl puede no convencerte en ese razonamiento posiblemente falaz, aunque creo que es sin más vitalista, pasional, irracional.

          pero su argumento de que el pasado inamovible está ahí permanente, congelado en el espaciotiempo a medida que se despliega el futuro es acorde con todo lo que conocemos. y como sea cierto ya podemos procurar tomar la vida muy en serio

        • Tachikomakun dijo,
          El 26 de noviembre de 2010 @ 18:07

          Lo cierto es que puedo imaginarme una conciencia formada por fotones que va saltando a medios materiales donde puede autoreplicarse (por emisión estimulada) y donde suceden sus procesos metabólicos. Un mal salto a un medio con una estructura inadecuada, con un ángulo incorrecto o con otros fotones corriendo por el podrían acabar con ese ser.

          O cosas como un ejemplo del programa redes, materia inteligente, los estados cuánticos de la materia de los objetos ordenados de forma que se convierten en maquinas que procesan información, incluso autoconscientes, el universo vivo, los humanos como instrumento del universo para adquirir su propia inteligencia.

          Pero sin un componente de materia en el que ordenarse, por narices mas pronto que tarde esa conciencia acaba dispersa e incapaz de computar nada, y menos reproducirse.

        • Yuri dijo,
          El 26 de noviembre de 2010 @ 21:28

          Voet:

          Vamos a ver, cosas por orden:

          Yo soy el primero (bueno, de los primeros) que quedaría inmediatamente fascinado si mañana surgiese un nuevo ámbito del conocimiento que hasta ahora no podamos sospechar. Si surgiera de veras, claro, no uno de esos muchos “nuevos paradigmas” que rulan por ahí y que no sirven para nada: o sea, algo nuevo como nuevo fue el electromagnetismo, la relatividad o la cuántica.

          Recuerdo que hablamos del electrón y del observador, y yo te dije que “observador” es una de las palabras peor elegidas de toda la física. ;-) Y está mal elegida, precisamente, porque parece presuponer conciencia. En mi opinión, “interactuador” sería enormemente más correcto (aunque también más feote, la verdad…). El electrón no “se decanta” porque haya alguien “observándole”, sino porque interactúa: la observación no es más que un tipo de interactuación. Y esto no presupone psique ni conciencia de ninguna clase. En ese sentido, tienes razón en que “no hay diferencia entre el observador que coloca el experimento y el electrón: el electrón sabe lo que sabes tú. sois la misma cosa: un puro acto de observación, ni observador ni observado: consciencia”.

          Pero precisamente mi discrepancia procede en el uso abusivo de la palabra “observador” suponiéndole el significado “mente observadora”. En mi opinión, una idea no se deduce de la otra. La psique humana no es más que un fenómeno local, situado en nuestro cerebro. La materia y la energía siguen interactuando cuando y donde no hay psique: antes de que surgiéramos, allá donde no alcanzamos. Si no, nosotros nunca habríamos llegado a surgir.

          Desde otro punto de vista, podrías decir que “todo es psique” en el sentido de “todo es información”, pero de nuevo estaríamos abusando del término. “Información” no es igual a “psique”.

          Desconfío hondamente de los paradigmas científicos antropocéntricos, porque este universo no es antropocéntrico. El antropocentrismo está muy bien para las sociedades humanas, pero no para la búsqueda de la verdad científica. Sin pruebas fehacientes al respecto, eso de que en el cosmos haya una “psique como la nuestra” me parece una aproximación enormemente antropocéntrica y carente de indicio alguno en su favor.

          Tachikomakun:

          Exacto. Pero aún digo más: ¿por qué autoconsciente? ¿Por qué esa “instrumentalidad del universo”?

        • voet dijo,
          El 27 de noviembre de 2010 @ 2:28

          tus argumentos son correctos, pero yo no hablo desde un punto de vista antropocéntrico. no hablo de la mente humana, lo que solemos entender como mente, que no es más que una articulación de gruñidos. hablo del cosmos entero como psique.

          por otra parte, cuando escoges “interactuador” en vez de “observador” no haces más que reconocer que todo lo que hay es interacción.

          si insisto en todo esto no es por tocar los cojones, mi muy estimado yuri. y nunca trato de invalidar la ciencia como tal, sino la falsa seguridad y la complacencia que puede sugerir. al contrario, nunca me atreveré a decir nada que comprometa lo que ha sido mil veces comprobado.

          sobre el tema de la validez (que pareces entender como aplicabilidad) de un paradigma así: ¿y si un día fueramos capaces de crear máquinas conscientes con capacidad de alterar la realidad “desde dentro”? por poner un ejemplo que no me parece tan extremo.

        • Tachikomakun dijo,
          El 27 de noviembre de 2010 @ 3:03

          “La materia y la energía siguen interactuando cuando y donde no hay psique: antes de que surgiéramos, allá donde no alcanzamos. Si no, nosotros nunca habríamos llegado a surgir.”
          Exacto, es lo de “si un árbol cae en el bosque y no hay nadie que lo escuche, ¿hace ruido?”

          Bueno, lo de autoconscientes supongo que porque suena guay, poder hablar con las piedras, con los ríos, con los arboles… es como darle espíritu a las cosas, es muy goloso, pasaríamos de crear dioses a nuestra imagen y semejanza para intentar explicar el mundo a ejercer el papel de dioses que crean espíritus a su imagen y semejanza. Crear un Dios-Universo donde no lo había que puede desde ejercer de gran red y supercomputador hasta guardar una memoria de todos los que mueren y mantenerlos su estructura mental en una vida más allá. Toma Teogénesis.

          Ya en un nivel más técnico, si puede hacerse una consciencia en materia por sus calidades cuánticas, como el que hace un virus de ordenador, puede sacarse un provecho y difícilmente puede impedirse. Y el hecho de crear una conciencia autoconsciente que se replique a si misma y se expanda por toda materia de universo por sus propios medios suena lo más inteligente para expandirla rápidamente y a coste nulo. Una consciencia que pueda catalogar mundos a los que jamás visitaremos por lejanía. Yo que soy personalmente vago y me gusta hacer las cosas para que me quiten trabajo en el futuro veo grandes ventajas en ello. Podría ser un paso posible en la evolución de la complejidad del universo, primero átomos simples, luego complejos, moléculas, moléculas autorreplicantes, organismos celulares, y finalmente por azar aparecen seres inteligentes que ponen toda la materia a pensar y “encienden” la inteligencia del universo.

          También podría ser una solución a paradoja de Fermi, llega un momento en la evolución de las especies inteligentes que aprenden a replicar sus conciencias en estados cuánticos y pasan de ser seres biológicos a “seres de información pura” (toma ya, esto tiene mas sentido que energía pura), prescindiendo quizá gran parte de seguir como cuerpos (y por eso ya no se comunican por radio :P).

  2. SERGI- dijo,
    El 25 de noviembre de 2010 @ 16:41

    No seré yo el que venga a cuestionar las creencias de nadie, pero cuando uno intenta hacerse una idea de lo increiblemente grande que es el espacio, la enorme cantidad de estrellas que contiene y las grandes posibilidades de que existan otros mundos que contengan vida en muchas de esas estrellas, se da cuenta de lo insignificante que es nuestro planeta en esta enormidad y lo ridículo que es nuestro antropocentrismo y lo absurdo de la postura de muchas religiones que nos otorgan la virtud de ser los “elegidos por dios”

    • Yuri dijo,
      El 25 de noviembre de 2010 @ 18:09

      Un día de estos tengo que escribir sobre los tres “pasos para la fe” y los supuestos sobre los que surge. En todo caso, como bien dices, las ideas de las religiones tradicionales resultan muy extrañas en un mundo con perspectiva cósmica.

      • Orlando dijo,
        El 25 de noviembre de 2010 @ 22:43

        Yo siempre he pensado que la religión es un efecto secundario de nuestra tendencia a buscar las causas de todos los acontecimientos, reales o imaginadas. Por eso la ciencia resulta tan antipática a tanta gente, porque es un sistema negativo de creencia, que prohíbe creer en una determinada relación causa-efecto, salvo que no haya sido posible falsarla, que diría Popper.

        • Yuri dijo,
          El 26 de noviembre de 2010 @ 16:28

          Los seres humanos siempre buscamos relaciones entre las cosas, incluyendo relaciones causa-efecto. Son connaturales a la especie humana.

          Cuando no tenemos información suficiente para completarlas, nos sentimos confusos y frustrados. Entonces empezamos a “dar saltos” e inventarnos cosas. De hecho, lo hacemos automáticamente, en una especie de “pareidolia” (eso de “ver caras en las nubes”) extendida a todos los ámbitos de la realidad. No se puede excluir, en efecto, que el surgimiento de las religiones esté directamente relacionado con esta característica de homo sapiens.

          Me pregunto si neandertal tenía dioses. Es sabido que era menos creativo. Quizá se extinguió porque no era capaz de mentir ni de mentirse a sí mismo.

        • voet dijo,
          El 26 de noviembre de 2010 @ 17:37

          un día puedes hacer un artículo sobre la historia de la psicología gestalt.

        • Yuri dijo,
          El 26 de noviembre de 2010 @ 21:31

          ¿Por qué de la Gestalt en particular? :-)

        • voet dijo,
          El 27 de noviembre de 2010 @ 2:30

          porque lo que acabas de explicar es muy propio de la psicología gestáltica: la necesidad de la mente humana de realizar gestalts, “totalidades”.

          Cuando no tenemos información suficiente para completarlas, nos sentimos confusos y frustrados

          la gestalt es muy interesante porque nació como una hipótesis para entender la percepción por parte del cerebro y se acabó convirtiendo en una psicología que extendió el concepto a la totalidad de la persona. échale un vistazo, que te sorprenderá.

        • voet dijo,
          El 27 de noviembre de 2010 @ 2:37

          te lo había sugerido porque pensé que habías usado el argumento siendo consciente de que es el núcleo de la psicología gestáltica.

          vale que no es una cosa muy científica, al menos en su evolución (en su origen sí), pero es muy interesante. no me seas ciencio-talibán, ¿eh?.

  3. Dani dijo,
    El 25 de noviembre de 2010 @ 17:23

    Gran artículo, Yuri.
    Impresiona positivamente saber que fue en 1988, hace relativamente poco, el descubrimiento confirmado del primer exoplaneta . Impresionan gratamente las espectativas que tenemos por delante, prácticamente cada día hay nuevos descubrimientos y nuevos interrogantes…Apasionante la época que nos ha tocado vivir.

    Giordano Bruno. Una alegría que vuelva a este blog uno de los primeros personajes que aparecieron en él. ;-)

    Gracias y un abrazo

    • Yuri dijo,
      El 25 de noviembre de 2010 @ 18:10

      Hace dos días como quien dice.

      Y Bruno seguirá apareciendo este blog. Está dedicado a su memoria. ;-)

      Un abrazo.

  4. Bai dijo,
    El 25 de noviembre de 2010 @ 17:52

    Fantástico artículo, pero yo creía que la existencia de otros planetas habitados había quedado demostrada en “Men in Black”, que como todos sabemos, está basada en hechos reales.
    Un saludo

    • Yuri dijo,
      El 25 de noviembre de 2010 @ 18:10

      Mentira, fue con la Guerra de las Galaxias. :-D

  5. Bouvet dijo,
    El 25 de noviembre de 2010 @ 19:07

    Yuri, perdón el offtopic, pero esto lo tienes que leer:

    http://www.eleconomista.es/economia/noticias/2631101/11/10/Vladimir-Putin-propone-un-acuerdo-de-libre-comercio-entre-Rusia-y-la-UE.html

    Un abrazo.

    • Yuri dijo,
      El 25 de noviembre de 2010 @ 19:38

      Algún día, Rusia formará parte de la UE. O la UE de Rusia, según se mire. :-P Hay muchos motivos para que esto sea así:

      Geográficos/históricos: La Rusia al oeste de los Urales constituye el 40% del contiente europeo. Hablar de Europa sin hablar del 40% de su territorio es absurdo. Es como hablar de España ignorando a Andalucía, Extremadura, Castilla-León y Galicia juntas. Hasta la última ampliación de la UE, había más “territorio europeo ruso” que “territorio europeo de la UE”.

      Sociales/culturales: Lo que llamamos “cultura indoeruopea” se originó en el urheimat primordial, que se encuentra completamente en territorio ruso (hipótesis Kurgan). La cultura rusa es una cultura europea, originada en los vikingos del Kievan de Rus (el primer estado eslavo oriental). La gran mayoría de la población rusa pertenece a etnias europeas y vive en el lado europeo (el 78% de la población). La “Rusia asiática”, aunque mucho más extensa, ha sido siempre un “lejano Este” para una civilización esencialmente europea. Todos los gobernantes importantes de Rusia (los zares, los comunistas y los actuales) fueron muy mayoritariamente europeos.

      Económicos: Europa Occidental carece de recursos naturales, pero tiene un sustrato económico potente y altamente tecnificado. Rusia posee inmensos recursos naturales, con un sustrato económico más frágil pero con una población bien formada en materias científico-técnicas. Visto desde “los ojos de un extraterrestre” (ignorando las realidades políticas tradicionales), cualquiera consideraría lógico que estos dos ámbitos se coordinaran y unificaran.

      Si no ha ocurrido aún, es por la historia que nos separa. En realidad, la historia de Francia y Alemania les separaba aún más hasta finales de la II Guerra Mundial, y ahora ya ves. No es imposible y, si somos mínimamente racionales, tarde o temprano sucederá.

      • Undry dijo,
        El 25 de noviembre de 2010 @ 22:49

        Leyendo el tercer comentario del enlace de Bouvet no he podido evitar acordarme de algo:
        - Oceania; América del Norte + UK
        - Eurasia: UE + Rusia
        - Frente malabar: ¿China?

        si es que ya “tá tó inventao”

        • Undry dijo,
          El 26 de noviembre de 2010 @ 8:20

          Sorry.

          Estasia, no frente malabar.

        • Yuri dijo,
          El 26 de noviembre de 2010 @ 16:31

          Hombre, sí, también se puede plantear así. :-D

          Yo no veo mal esa clase de uniones. Me parecen preferibles a las naciones-estado tradicionales, y un posible paso intermedio para una “unión planetaria” en algún futuro.

          PD: Por cierto, ya he visto que habías hablado de este tema del “exoplaneta 500″ en tu blog. ;-)

        • Undry dijo,
          El 26 de noviembre de 2010 @ 16:49

          Contesto al post que está dos más abajo aquí porque no me sale el responder ahí:

          - Veo que tengo pocos lectores, pero de calidad. Lo cierto es que me encanta el tema de los exoplanetas y estaba esperando como agua de mayo a que el exoplanets del ipad me dijera que habían aparecido un par de ellos que me faltaban para escribirlo. En el blog de Daniel Marín aparece también el tema. Curiosamente un comentario me acusa de plagiarle … dos días antes (el mío lo saco un sábado, el lo saca el lunes y con mucha más calidad que el mío)

          El enlace al de Daniel:

          http://danielmarin.blogspot.com/2010/11/mas-de-500-exoplanetas.html

          Un saludo

        • Yuri dijo,
          El 26 de noviembre de 2010 @ 21:10

          Pues entonces, todos hemos plagiado a Dani. :-D

          (O, más probablemente, a esos gadgets que tenemos de seguimiento de exoplanetas… ;-) )

      • Tachikomakun dijo,
        El 26 de noviembre de 2010 @ 19:01

        No se si se podría dar semejante unión entre la UE y Rusia, ya se plantean dudas sobre si Europa puede “metabolizar” la unión con Turquía como para hacerlo con una “masa” como Rusia, especialmente porque es un país con mucha personalidad mentalidad imperial mientras que Europa es heterogénea. Lo suyo sería ir absorbiendo territorios poco a poco, Francia y Alemania eran mas o menos comparables, y se juntaron con varios otros estados más como lubricante. Así que Europa difícilmente puede tragarse a Rusia y tendría graves inconvenientes en dejarse fagocitar por Rusia, en especial sin una democracia occidentalizada, y no hay países en la órbita que ayuden a facilitar la digestión.

        Así que para una unión formal seguramente haya que esperar una Europa con mas masa, quizá con parte de Africa o Suramérica. Pero económicamente no hay razón para no integrar las economías, los derechos de residencia, un mercado común… de hecho no es difícil de ver, un mercado europeo con la UE por un lado como ente político, Rusia por el otro, Inglaterra en la UE o por su cuenta y todas formando parte del Espacio Económico Europeo como Suiza, Noruega… y otros tratados, como Schengen (si es que podemos confiar que un país con la frontera que tiene Rusia pueda mantener la vigilancia, claro).

        Por otra parte, me pregunto si se podría llegar a hacer una unión iberoamericana o euroamericana, integrando varios de estos países en la UE o directamente, haciendo una unificación con España. Son países con los que compartimos mucho a pesar de que solemos vivir de espaldas y la mayoría tienen un esquema muy europeo y un tamaño bastante manejable.

        Aunque supongo que a EEUU se le podrían los pelos de punta tanto si Europa intenta unirse a Rusia o integrar su “patio trasero”.

        • Yuri dijo,
          El 26 de noviembre de 2010 @ 21:42

          No será un proceso rápido, y seguramente tampoco exento de conflictividad. Pero, ¿de qué manera podría permanecer Rusia fuera del concepto político “Europa” cuando es “la espalda de Europa”? (O el pecho, según se mire…) Mientras eso siga siendo como es, será un asunto pendiente. Algunos, en el pasado, intentaron resolverlo conquistándola e integrándola así en su propio concepto de Europa: pero eso de conquistar Rusia ya nos ha enseñado la historia cómo va. Y desde que tienen armamento especial, ni te cuento. En mi opinión, Europa y Rusia no pueden permanecer eternamente dándose la espalda: Rusia es europea y Europa tiene el 40% de su territorio en Rusia… que además, es el más valioso en términos de recursos naturales. Eso, tarde o temprano, tendrá que salir por alguna parte.

        • guss dijo,
          El 3 de diciembre de 2010 @ 12:23

          Estoy casi más con Tachikomakun en que es bastante díficil que ocurra la unión con Rusia.
          Incluso antes puede ocurrir la unión con Turquía, que tiene algunos elementos históricos, y circustanciales occidentales de los que creemos.
          Cuando empezarón a unirse los paises ex-soviéticos a la UE, Polonia, Bulgaria, Eslovenia, Eslovaquía, etc. Cada vez me iba convenciendo más que Rusia se uniría más tarde, o más temprano.
          Pero al leer hace un tiempo un libro sobre la historia de Rusia, sus claves étnicas, su caracter, etc.
          Acabe comprendiendo porque Rusia es casi imposible que acepte hacerse de la Unión.
          Tienen como pueblo, o nación; un caracter nacional, o de independencia, que ahora pienso “que antés muerta, que unida”.
          Es un suponer.

  6. Mosca dijo,
    El 25 de noviembre de 2010 @ 22:09

    Ya que están hablando de seres inmateriales y solo por poner una mosca y un guarisapo en la sopa, ocultistas señalan que NADA es inmaterial, probablemente ángeles, súcubos e íncubos tengan una materialidad de distinta definición, pero sin embargo tb regida por sus propias leyes ó “la ley”. Gurdjieff habla de “hidrógenos” señalando tb una especie de partícula elemental transversal a toda la creación, que se distinguen entre sí por un número. Madame Blavatsky habla de “energía nerviosa”, es posible que a mayor complejidad en organización de la materia se den tb sustratos de intercambio (intercambio de qué ? siempre de algún flujo por la existencia de gradientes) de “mayor nivel” también. Es decir nadie es capaz de entender una base de datos en mysql en binario, pero a un mayor nivel abstracción quizá sea “la energía nerviosa” la moneda de intercambio. De existir una realidad inmaterial ya hablando paradójicamente “en cristiano” en algún momento saldrá a la luz y nuestro instrumental podrá medirla, espero con ansias ese día.

    • Yuri dijo,
      El 26 de noviembre de 2010 @ 16:35

      Lo que pasa es que no parece estar ahí. :-)

      Nuestro instrumental es asombrosamente sensible ya a estas alturas. Puede que existan ámbitos enteros de la realidad que se nos estén escapando, como antiguamente no teníamos ni idea del electromagnetismo o la relatividad o la cuántica, pero no se me antoja que esos ámbitos vayan a estar directamente relacionados con las formas de espiritualidad de las que se ha ido dotando el ser humano.

      Más que nada, porque todas esas formas de espiritualidad son burdamente antropocéntricas. Y este universo no es nada antropocéntrico. De hecho, cuanto más sabemos, menos antropocéntrico parece ser. Si quieres mi opinión (y es una opinión) el desarrollo del conocimiento conducirá a una comprensión del universo casi-cero-antropocéntrica; y en esa concepción, difícilmente queda hueco para esos entes.

  7. Orlando dijo,
    El 25 de noviembre de 2010 @ 22:47

    Enorme, Yuri, como siempre (y temo que vuelvo a repetirme).

    Lo que no entiendo es cómo “osas” escribir sobre exoplanetas sin decir ni una palabra de la misión Kepler. ¡Si hasta sueño (literalmente) con el día que den sus primeros resultados relevantes!

  8. SERGI- dijo,
    El 25 de noviembre de 2010 @ 22:53

    Por cierto Yuri, hablando de las posibilidades de vida en otro planeta ¿qué opinión te merece el proyecto SETI?

    • Yuri dijo,
      El 26 de noviembre de 2010 @ 16:40

      El proyecto SETI me ha parecido siempre una iniciativa muy interesante y una forma de “mantener encendida la vela”.

      Parte sobre unas tesis originadas en los años ’50, y probablemente algunas de sus asunciones sean más que especulativas y menos que modernas, pero es algo que hay que intentar. Y además, sirve para el progreso de la ciencia. Sin el proyecto SETI, nunca nos habríamos llegado a plantear estas cosas y la astrobiología no habría llegado a existir.

      De hecho, sigue siendo perfectamente actual: aún está pendiente esa “búsqueda todo-cielo” al menos en la frecuencia del agua. Mientras no seamos capaces de hacer eso, no podremos considerarlo mínimamente superado. :-)

      • SERGI- dijo,
        El 26 de noviembre de 2010 @ 17:37

        Yo al menos intento poner mi granito de arena con el SETI@Home (entre otros proyectos) ;-)

        • Yuri dijo,
          El 26 de noviembre de 2010 @ 21:43

          Yo también lo tengo instalado en un par de máquinas por ahí. :-)

  9. Fedaykin dijo,
    El 25 de noviembre de 2010 @ 23:53

    Saludos, Yuri!
    Una vez más debo felicitarte por tus tremendos y apasionantes artículos.
    Quería hacer mención respecto a que nuestro planeta vecino, Marte, también forma parte de la zona de habitabilidad de nuestro Sol, aunque bien en el extremo, ya que puede alcanzar temperaturas superiores al punto de congelación (hasta 17°C han sido medidos) y en ciertas zonas la presión atmosférica supera el triple punto del agua.
    El gran problema de marte fue su pequeña masa, ya que conllevó un enfriamiento acelerado de su núcleo, desapareciendo de este modo su campo magnético por lo que el viento solar fue – y continúa haciendolo – barriendo su atmósfera. Esto ha producido una disminución continua de su presión atmosférica y ha impedido la acumulación de gases de invernadero que elevarían aún más su temperatura.
    Es por esto que continuamente existe la pregunta de si existió o no alguna vez vida en marte, en un tiempo en que su núcleo aún era lo suficientemente cálido como para producir un campo magnético suficiente.

    • Yuri dijo,
      El 26 de noviembre de 2010 @ 16:41

      Es cierto. Y Venus también debería estarlo: si no fuera por la catástrofe del carbono de su atmósfera, debería haber agua líquida en él. Cuando se dice que “Venus es la hermana de la Tierra”, se dice en muchos sentidos distintos.

  10. Borja dijo,
    El 26 de noviembre de 2010 @ 2:32

    Muchas gracias por otro articulo muy interesante.
    Te queria dar algo de trabajo, si no te importa. Acabo de leer esto y me ha llamado mucho la atencion
    http://www.teleprensa.es/almeria-noticia-258740-El-desierto-de-Almer26iacute3Ba-podr26iacute3Ba-producir-todo-el-petr26oacute3Bleo-que-necesita-Espa26ntilde3Ba-diariamente.html
    La pagina web de la susodicha empresa es esta
    http://www.biopetroleo.com/index.html
    Que posibilidades ves a este proceso? A mi me ha dejado un poco fuera de lugar, porque hasta ahora no habia oido absolutamente nada sobre ello
    (perdona la falta de acentos, estoy en un teclado ingles)

    • Yuri dijo,
      El 26 de noviembre de 2010 @ 16:49

      Lo de siempre: que me expliquen el mecanismo de acción y el balance energético total.

      De entrada, no encuentro ningún paper en su sitio web; y la explicación que da el video me suena a “motor de agua”. Precisamente el CO2 es otro subproducto de la combustión, algo que ya “está quemado”. Me pregunto de qué manera pretenden revertir el proceso sin meterle más energía de la que ya produjo cuando se formó.

      Suena a pufo por todas partes. Le echaré un vistazo más detallado cuando tenga un rato.

      • Petoro dijo,
        El 26 de noviembre de 2010 @ 17:28

        Sí :-)

        El artículo viene a decir que se utilizaría la energía depositada por el Sol en el desierto de Tabernas, en Almería.

        Y que esto (280 km2) bastaría para sustituir todo el petróleo consumido en España.

        Me parece que no especifica si serían con bichitos o plantas rediseñadas. La posibilidad existe, claro.

        • Yuri dijo,
          El 26 de noviembre de 2010 @ 21:58

          Como existir… si fuese posible extraer ese rendimiento al sol, una planta de energía solar y asunto resuelto. :-D

          Por otra parte, tampoco entiendo a qué se refieren con eso de “petróleo limpio”. ¿Quieren decir que al quemarlo no vuelve a producir CO2?

          Me parece todo muy raro.

        • Petoro dijo,
          El 27 de noviembre de 2010 @ 1:29

          Bueno, más que “petróleo limpio” sería “petroleo neutro”, claro.

          Ya que si todo el mundo lo usara en lugar del combustible fósil, habría un equilibrio entre lo que se emite y lo que se “cosecha”.

          Añadiendo a esto un recolector extra de CO2 si resulta que hay demasiado en la atmósfera, o un quemador de combustible fósil si hay un defecto… Podríamos regular bastante bien su nivel y su impacto en la temperatura debido al efecto invernadero.

          Además se puede aducir una ventaja frente a las células solares: y es que el mundo ya tiene una infraestructura muy desarrollada para transportar y consumir combustible líquido, pero creo que carece de una con el mismo grado de sofisticación para transportar electricidad.

          Aunque seguramente lo más probable es que durante bastantes años puedan coexistir varias de estas “energías limpias”.

        • Petoro dijo,
          El 27 de noviembre de 2010 @ 1:50

          Por supuesto que todo esto lo único que significa es que existe la posibilidad de generar un combustible líquido bastante limpio.

          Otra cosa es que se consiga, o que dispongamos / dispongan de la tecnología para hacerlo, claro.

          A mi me gustaría :-)

  11. Ramon dijo,
    El 26 de noviembre de 2010 @ 12:40

    Sobre este tema de exoplanetas y para aquellos que sean usuarios del smartphone de la manzana mordida, hay una app llamada “Exoplanet” de un tal Hanno Rein (http:/hanno-rein.de) que es una auténtica enciclopedia interactiva del tema.
    Ademas de ser gratuita, se actualiza automaticamente y te lanza un aviso cada vez que se agrega un nuevo exoplaneta a la lista. Ahora mismo en el listado aparecen 504, siendo el último un tal Kepler-9 d.

    • Yuri dijo,
      El 26 de noviembre de 2010 @ 16:49

      Anotado. :-)

    • SERGI- dijo,
      El 26 de noviembre de 2010 @ 22:35

      Instalado.. ;-)

  12. Manuel Nicolás dijo,
    El 26 de noviembre de 2010 @ 12:43

    ¡Vaya por Dios! ¿O sea que Raticulín no está en Ganímedes? ¿Que Andercheran no es un ser de energía pura? ¿Y Michael?
    Joer con el Yuri pro-rus este que nos quita las ilusiones planetarias.
    Pero yo aún no pierdo la esperanza:
    ¡MIL MILLONES DE NAVES VENDRÁN! (aunque sea desde 47UMa)

    • Yuri dijo,
      El 26 de noviembre de 2010 @ 16:50

      Jejejeje. :-) Gracias. ;-)

  13. Dani dijo,
    El 26 de noviembre de 2010 @ 21:02

    Señor articulazo. muy interesante y muy bien escrito

    • Yuri dijo,
      El 26 de noviembre de 2010 @ 21:58

      Gracias. :-)

  14. Carles dijo,
    El 26 de noviembre de 2010 @ 22:03

    Ha sido un placer leer esto.

    • Yuri dijo,
      El 26 de noviembre de 2010 @ 22:04

      Me alegro. ;-)

  15. Tachikomakun dijo,
    El 26 de noviembre de 2010 @ 23:39

    Mirando los enlace he llegado a la wiki sobre los mensajes de Arecibo y demás mensajes en las cápsulas, y la verdad es que Sagan sería muy buen divulgador, pero la verdad es que los mensajitos no es que sean una maravilla, y son algo antropocéntricos.

    Los números de 1 a 10? Habiendo números binarios son ganas de contar con los dedos, aun siendo una especie de BCD, y los símbolos no es que fueran muy elegantes. Lo de poner las medidas del telescopio suena a cachondeo, es como poner la forma del bolígrafo al final de una carta. La distribución de los pixeles no se puede decodificar si se pierde parte del mensaje (a ver como deduces 23*73 si no recibes 1.679) sin embargo se podría marcar un ancho de columna tan simplemente como con una pausa, o un bit, con unas lineas de entrenamiento por ejemplo mostrando los numeros.
    0000 0000 0000 0000 1
    0000 0000 0000 0001 1
    0000 0000 0000 0010 1

    0000 0000 0000 1111 1
    1111 1111 1111 1111 1
    MENSAJE

    De todas formas no se puede garantizar que llegaran correctamente, algún bit puede perderse e interpretarse erróneamente, sin embargo es bastante sencillo meter códigos de paridad o incluso redundancia para recuperarlos, pueden parecer mas complicados, pero son tremendamente sencillos de interpretar, o en todo caso de dejar de lado si no pudieran interpretarlos.

    A partir de ahí, el mensaje tiene bastante mas interés por si mismo que hacer un complicado dibujito que pueden no ver y requiere interpretación. Con números es sencillo enseñar unas cuantas operaciones y explicar de forma simple cosas mas complejas, como descodificar datos comprimidos, a dibujar representaciones vectoriales.

    Y luego queda el como se presenta. Seguramente debe darse al mensaje un aspecto atractivo, que permita descubrirlo. Darle una visibilidad a simple vista, una variación en frecuencia de 10Hz para una señal de 2 GHz puede pasar totalmente inadvertida, y ni siquiera “sonaría” para un humano si se colara en una transmisión de audio. Debería ir por capas, una mas evidente e ir bajando con más información, menores tiempos de bit, basados en cambios de fase, de amplitud… Que el mensaje aparente y mas básico aparezca evidente y los demás si se rasca un poco.

    Otro el mensaje en el disco musical de la Pioneer (o era la Voyager? Ahora no se.). Primero gran sobre representación de Alemania, USA, incluso Perú. Segundo, suponer que eso va a sonar igual en otra atmósfera y en rangos que pueda escuchar otro ser.

    En resumen, que puede que fuera un mensaje de muestra, enfocado a un cúmulo a 25.000 años que no estará allí cuando llegue, pero se puede ser algo mas riguroso. Si el único contacto que vamos a tener con una posible civilización va a ser este, lo mínimo es hacer un mensaje claro, autoevidente, no buscar los tres pies al gato y transmitir la máxima información posible, suponer que puede perderse parte del mensaje. Y también que por muy distinto que sea ese ser de nosotros, las leyes de la transmisión y datos son las mismas, hay situaciones optimas y se hacen evidentes incluso sin saber que piensa el que está detrás, y requieren menos interpretación que saber que un numero es producto de dos primos.

    Jo, me ha salido la vena teleca. Quizá deberia desarrollar mi propio mensaje de “Hello Universe”.

    • voet dijo,
      El 27 de noviembre de 2010 @ 2:44

      el mensaje de arecibo es una mierda. yo lo intenté descifrar a pelo después de acabar la facu, teniendo información de sobra sobre todo lo que contenía, y el tema de codificación de los números es cualquier cosa menos sistemática.

      las fotos del voyager también son muy criticables, y hay un documental sobre el tema y como fueron condicionadas por la corrección política.

      la única foto del voyager en la que se ve un hombre y una mujer juntos no salen precisamente en la cama. los ET van a pensar que nos reproducimos por esporas.

      el docu: http://akas.imdb.com/title/tt0410165/
      [en la mula busca "un beso para la eternidad"]

  16. jadesh dijo,
    El 28 de noviembre de 2010 @ 21:10

    Buen artículo, como siempre.

    Hace poco leí “El hereje impertinente”, biografía de Bruno.

    “Teneis mas miedo al pronunciar mi condena que yo a recibirla” (o algo así; lo digo de memoria)

    Parece ser que mientras lo llevaban a la hoguera, la plebe le gitaba e insultaba y el les respondía argumentando hasta que algun hijode… se le ocurrió atravesarle la lengua con dos pinchos.
    Solo así lograron hacerle callar. 500 planetas extrasolares ya… Dan ganas de viajar en el tiempo y restregarselos en la cara a los inquisidores.

    Me preguntaba yo como es posible que existieran imágenes de planetas, que ya había visto por ahí la foto de fomalhaut. Duda despejada :)

  17. jadesh dijo,
    El 28 de noviembre de 2010 @ 21:21

    Por cierto yuri, creo que cometes un error al decir “billones”. He consultado el diccionario y tal y como creía, un billón es un millón de millones (el universo “sólo” tiene unos 13500 millones de años).

    Creo que el error viene porque en inglés “billion” son 1000 millones en la “short scale”. En “long scale” son, efectivamente un millón de millónes. No es la primera vez que veo en un periodico hablar de “billónes” cuando quieren decir “miles de millónes”

    No se si estoy en lo cierto, pero en el diccionario de la RAE efectivamente la única definición que viene es “un millón de millónes”

    • Yuri dijo,
      El 28 de noviembre de 2010 @ 21:36

      Donde ponga “billones” me refiero a “millones de millones”. Yo siempre uso los billones europeos. :-) Y si en algún sitio está mal, entonces es que me he equivocado. ¿A cuál de los “billones” te refieres? ;-)

  18. jadesh dijo,
    El 28 de noviembre de 2010 @ 23:15

    Ya veo mi error.

    Entendí mal lo que decías.
    No es que tengan billones de años, es que se estima que llegarán a tenerlos, suponiendo que el universo no se acabe antes, claro.

    Lo mejor de tus artículos es que siempre dan ganas de buscar mas info. LLevo un par de horas entretenido leyendo sobre los big crunch-freeze-bounce-rip…

    Acojonante la duración que podría tener todo esto en el caso del big freeze… esta vez si, ¡¡en billones con b de burrada!!

    • Yuri dijo,
      El 28 de noviembre de 2010 @ 23:26

      Lo cierto es que tal como está redactado es ambiguo.

      Corregido. ;-)

  19. Montoya dijo,
    El 2 de diciembre de 2010 @ 10:19

    Buenos días!! Parece que hoy la NASA va a confirmar la aparente existencia de vida extraterrestre en Titán…

    • Montoya dijo,
      El 2 de diciembre de 2010 @ 18:48

      Pues sigo esperando la rueda de prensa… Aquí la convocatoria oficial:
      http://www.nasa.gov/home/hqnews/2010/nov/HQ_M10-167_Astrobiology.html

      Parece ser que “alguien” se está bebiendo allí el hidrógeno y el acetileno, jejeje!! Menuda cogorza se van a pillar las bacterias esas. La ersaca de acetileno es peor incluso que la de anís!!!

  20. guss dijo,
    El 3 de diciembre de 2010 @ 12:59

    Sobre el gran Giordano Bruno, suponer que aquellos fueron muy malos tiempos para la lírica científica.
    Pero si me gustaría comentar que en muchas ocasiones he pensado lo avanzada que estaría la humanidad, sino hubieramos estado perseguidos, y controlados por las iglesias.
    La católica ha provocado desde el siglo V, un control sobre sus fieles científicos, a los falsos, y los verdaderos cristianos, obligándoles a no profundizar en según que partes de la Ciencia. Incluso como con Giordano, o Galileo fueron sacrificados, o encarcelados de por vida.
    Lo que ha evitado que las Ciencias evolucionaran a su propio ritmo, sin cortes, o lagunas.

  21. Enrique dijo,
    El 7 de diciembre de 2011 @ 1:11

    Siempre vengo a echar un vistazo a este artículo (y a otros también) cada vez que sale alguna noticia como la de estos días ^^.

    Dos mil y pico posibles planetas detectados….de vértigo.

Escribe un comentario

 

5 Trackbacks \ Pings »

  1. noviembre 25, 2010 @ 12:56

    [...] 500 exoplanetas http://www.lapizarradeyuri.com/2010/11/25/500-exoplanetas/  por amromero hace 2 segundos [...]

  2. noviembre 25, 2010 @ 13:05

    [...] » noticia original [...]

  3. noviembre 25, 2010 @ 14:07

    [...] This post was mentioned on Twitter by Mauricio Zapata, Auringal de Mirasala and Blogs Culturales, Carpeta_Apple. Carpeta_Apple said: 500 exoplanetas: Existen innumerables soles; hay innumerables tierras que giran alrededor de… http://goo.gl/fb/ybc6b [...]

  4. noviembre 26, 2010 @ 16:20

    [...] exterior establecido: sin ese mundo, el humano no podría vivir (recordemos que es un animal que vive en unas condiciones muy especiales en el Universo) y, por lo tanto, no sería objeto de estudio. Y con esa idea clara, construyamos una base. Y [...]

  5. diciembre 6, 2010 @ 12:12

    [...] Artículo original (y completo) en: http://www.lapizarradeyuri.com/2010/11/25/500-exoplanetas/ [...]