La anomalía de L’Atalante

Los metazoos de L’Atalante, en el Mediterráneo oriental, desafían una vez más los límites de la vida.

Tardigrado u osito de agua, un poliextremófilo extremadamente resistente, incluso al espacio exterior.

El tardígrado u osito de agua, un invitado habitual en este blog. Pese a ser un animal como nosotros, se trata de un poliextremófilo radical capaz de sobrevivir a 6.000 atmósferas de presión, a más de 5.000 grays de radiación (10 grays bastan para aniquilar a los humanos) y hasta en el espacio exterior: en septiembre de 2007, la cápsula rusa Foton-M3 se llevó a unos cuantos de paseo por la órbita terrestre durante 12 días, expuestos al vacío cósmico y la radiación ultravioleta solar. Tras ser rehidratados a su regreso, el 68% revivieron (aunque la mortalidad posterior fue elevada.) Los huevos que llevaban con ellos resultaron esterilizados, pero los que pusieron después eclosionaron con normalidad. Fuente: Jönsson et al, “Tardigrades survive exposure to space in low Earth orbit”, Current Biology Magazine vol. 18, nº 17, R729-731.

Me fascinan los extremófilos, esos seres disidentes que por el mero hecho de existir ponen en tela de juicio todas las convenciones sobre lo que es posible en el mundo de los vivos. Desde hace algún tiempo, ya sabemos que existen seres capaces de medrar y tomarse unas cañitas tranquilamente en entornos antiguamente considerados imposibles para la vida. Arqueas que siguen reproduciéndose a 122ºC o sumergidas en ácido sulfúrico, bacterias capaces de sobrevivir a presiones suficientes como para producir diamante artificial (16.000 atmósferas) o a 30.000 grays de radiación gamma (similar a la radiación directa a 590 metros de un arma termonuclear de un megatón), líquenes que mantienen su actividad fotosintética a 20ºC bajo cero, indicios de actividad enzimática en mezclas acuosas a 100ºC bajo cero, y hasta organismos pluricelulares complejos con la habilidad de soportar buena parte de todo esto mientras viajan expuestos al espacio exterior, como nuestro querido osito de agua

Incluso sin salir de aquí, incluso sin abandonar el planeta Tierra, donde la vida ha surgido sometida a unos determinantes físico-químicos muy específicos, estamos rodeados por vivientes que podrían sobrevivir, reproducirse y evolucionar en condiciones alienígenas. De hecho, es incluso posible que la primera vida sobre la faz de la Tierra estuviera constituida por algunos de estos seres extremos, al calor de las fumarolas submarinas. Así pues, con tantas pruebas de que es posible la vida e incluso la vida compleja donde se creía imposible, surge inmediatamente la pregunta de si es posible la vida e incluso la vida compleja como se creía imposible. Por ejemplo, en ausencia de alguno de sus constituyentes fundamentales: carbono, nitrógeno, hidrógeno, oxígeno, lo que viene a llamarse por el acrónimo CHON.

Bioelementos.

Composición química del ser humano, por masa

Composición elemental del ser humano, por masa. (Clic para ampliar)

En el planeta Tierra, los elementos fundamentales para la vida son el carbono, el nitrógeno, el hidrógeno y el oxígeno. Entre los cuatro, suman entre el 97,9 y el 99,7% de lo que somos. No tiene nada de raro: todos ellos se cuentan entre los elementos más comunes de nuestra galaxia y de la corteza y atmósfera terrestres que nos vieron nacer. También se consideran esenciales el fósforo y el azufre, dando lugar al acrónimo CHONPS. Y resulta difícil imaginar vivientes como los de aquí sin sodio, calcio, potasio, magnesio, cloro, hierro y yodo. Los demás elementos que intervienen en la vida terrestre, hasta unos setenta aproximadamente, aparecen en unos seres vivos y en otros no. (+info: Esta es tu naturaleza)

De todos ellos, la clave de la vida terrestre es el carbono pero su principal componente es el oxígeno: por ejemplo, en un cuerpo humano, asciende al 62,8% de la masa que nos constituye. En las bacterias esta cifra aumenta al 73,7% y en algunas plantas, como la alfalfa, llega al 77,9%. ¿Y dónde está este oxígeno? Bueno, pues mayormente fijado en el agua; entre la mitad y las tres cuartas partes de lo que somos es agua. Pero también en un montón de las demás moléculas que nos dan forma. De hecho, es difícil concebir biomoléculas que no contengan oxígeno. Desde los lípidos más básicos que componen las membranas celulares hasta monstruos como el ADN y el ARN, todos necesitan el oxígeno para existir.

Hasta hace poco se pensaba que todos los seres multicelulares complejos necesitamos de la presencia del oxígeno libre (O2) en nuestro entorno para sobrevivir y reproducirnos. Es decir, que somos aerobios obligatorios. Sin oxígeno libre en el aire o en el agua que nos rodea, según tengamos pulmones o agallas o lo que sea, nos asfixiamos y morimos rápidamente. Eso de vivir en ausencia de oxígeno era cosa de seres unicelulares como las bacterias o las arqueas, que usan mecanismos como la fermentación o la respiración anaeróbica para conseguir lo suyo. Pero nada más complejo que un protozoo podía existir sin tirar mano del oxígeno a su alrededor; y aún estos, con dificultades. Eso creíamos.

Buque oceanográfico L'Atalante

Buque oceanográfico L’Atalante, del Instituto Francés de Investigaciones para la Explotación del Mar (IFREMER). Foto: © IFREMER

Los extraños habitantes de L’Atalante.

Cuenca de L'Atalante - Ubicación

Ubicación de la Cuenca de L’Atalante, Mediterráneo Oriental. Mapa base: © Google Maps (clic para ampliar)

Así fue hasta el año 2010, cuando empezaron a llegar noticias sobre unos bichejos francamente extraños que medran a su gusto en la Cuenca de L’Atalante, a su vez un sitio bastante peculiar. La Cuenca de L’Atalante es un lago submarino de salmuera situado en el Mediterráneo Oriental, 192 km al Oeste de Creta, a unos 3.500 metros de profundidad. No es el único; hay bastantes más. En realidad, es el más pequeño de los tres que se encuentran por la zona. Este en particular recibe su nombre por el buque francés de investigación oceanográfica que lo descubrió en 1993.

Este lago de salmuera y sus dos vecinos, Urania y Discovery, se formaron hace no más de 35.000 años, conforme los depósitos de evaporita surgidos durante la Crisis salina del Messiniense (hace algo más de cinco millones de años) fueron disolviéndose y reconcentrándose en las profundidades del Mediterráneo. Así, su salinidad se disparó. Hoy en día es ocho veces superior a la del agua marina corriente, cerca del punto de saturación. Se trata básicamente de un lago hipersalino, pero a gran profundidad.

Estos lagos submarinos de salmuera tienen varias peculiaridades. Una de ellas es que sus aguas se mezclan muy poco con las del resto del mar. Es decir, con las que tienen oxígeno libre disuelto, lo que permite respirar a los peces y demás. Eso significa que éste no puede pasar y, como resultado, son fuertemente anóxicos. Vamos, que prácticamente no hay oxígeno libre en ellos.

Así que durante los siguientes diecisiete años se supuso que en L’Atalante sólo residían los vecinos de turno en semejantes sitios: bacterias y arqueas quimioautótrofas, como las euriarqueotas aficionadas a las fuentes hidrotermales y demás extremófilos a los que sólo les molan los sitios que nos matarían rápidamente a todos los demás. Especialmente, a los metazoos. O sea, a nosotros, los animales.

Spinoloricus nov. sp.

La loricífera Spinoloricus nov. sp. de la Cuenca de L’Atalante, el primer animal encontrado que puede vivir en condiciones totalmente anóxicas. Teñida con Rosa de Bengala. Imagen: Danovaro et al. BMC Biology 2010, 8:30

Hasta que, en 2010, apareció la anomalía. Lo hizo en un paper encabezado por el profesor italiano de biología marina Roberto Danovaro, que lleva por título Los primeros metazoos viviendo en condiciones anóxicas permanentes. Es decir, animales viviendo sin presencia de oxígeno libre. Hasta el día anterior tal cosa se consideraba, esencialmente, imposible.

Y sin embargo ahí están, bien sanos y lustrosos. En las fosas hipersalinas del Mediterráneo se han pillado el apartamento al menos tres especies de Loricifera que no necesitan respirar oxígeno libre como todo hijo de madre pluricelular. Los Loricifera son unos bichitos microscópicos o casi, residentes habituales en los sedimentos del fondo marino y evolutivamente próximos a los gusanos gordianos y los gusanos-pene (sí, ese pene en el que estás pensando). Estas tres especies se llaman Spinoloricus nov. sp. (o Spinoloricus Cinzia), Rugiloricus nov. sp. y Pliciloricus nov. sp.

¿Pero cómo son capaces? Bien, según los estudios realizados hasta el momento, resulta que estos tres animalitos carecen de mitocondrias, con lo que no tienen las mismas exigencias de respiración celular que el resto de nosotros. En su lugar parecen poseer hidrogenosomas, algo más propio de ciertos hongos, protistasprotozoos ciliados. El intrincado proceso evolutivo mediante el que tales hidrogenosomas pudieron acabar en un animal pluricelular como tú y como yo es todavía desconocido. Algunos sugieren que podría tratarse de simbiontes, pero esto presenta sus propios problemas.

A decir verdad, todavía no se sabe gran cosa de ellos. Están en ello. Pero se reproducen por huevos (que nooo, que quiero decir que son ovíparos). Aunque el equipo del Dr. Danovaro no logró llevar a ninguno de estos animales hasta la superficie sin que murieran por el camino, dos de los que obtuvieron contenían huevos. Se los extrajeron y los incubaron en condiciones totalmente anóxicas a bordo del buque, con éxito. Los huevos terminaron abriéndose y dieron lugar a animalitos vivos.

Cada vez más vida, en lugares cada vez más imposibles.

Naturalmente, Spinoloricus nov. sp., Rugiloricus nov. sp. y Pliciloricus nov. sp. incorporan tanto oxígeno en sus moléculas como el resto de los terrestres y lo necesitan para sobrevivir, por mucho que lo obtengan de manera distinta. Toda la vida que conocemos en este planeta procede de un antepasado común; estos Loricifera no son una excepción. Están sujetos a las mismas reglas que todos los demás, y eso incluye ser CHONis –ya sabes, carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno ;-) –. No son animales libres de oxígeno, como se ha dicho por ahí. Simplemente gestionan su oxígeno de una manera distinta, bastante extraordinaria.

Pero también es cierto que la vida no deja de darnos sorpresas. Cada vez que alguien establece un límite sobre los lugares donde es posible la vida, al menos en un entorno planetario como la Tierra, termina apareciendo algún bicho que se lo come. Y algunos, claro, nos preguntamos dónde está el límite. Los más astrobiotrastornados, nos preguntamos lo que podría ser posible con otras biologías, bajo la luz de otros soles.

En este sentido, una de mis rayadas favoritas me la enseñó el astrofísico del pueblo Carl Sagan, y no soy el único que la sufre. Es, por supuesto, lo que llamamos el chauvinismo del agua. En las propias palabras de Carl:

Hay chauvinismo del carbono, chauvinismo del agua… ya sabes, gente que dice que la vida, en todas partes, sólo puede basarse en las mismas bases químicas en que nos sustentamos nosotros. Bien, a lo mejor tienen razón. Pero dado que los mismos tipos que hacen esa afirmación están basados en el carbono y en el agua, a mí me hace sospechar. Si estuvieran basados en alguna otra cosa, me merecerían más credibilidad.

Debo confesar que soy un chauvinista del carbono. Habiendo estudiado las alternativas, me parece que el carbono es mucho más adecuado para crear moléculas complejas, y mucho más abundante que cualquier otra cosa en que podamos pensar. (…) Sin embargo, no soy tan chauvinista del agua. Me puedo imaginar al amoníaco, o combinaciones de hidrocarburos que no son nada raras en el universo, desempeñando el papel del agua.

Luego tenemos a los chauvinistas del tipo espectral G, que dicen que sólo puede haber vida en torno a estrellas como la nuestra. Los chauvinistas planetarios dicen que la vida sólo puede ocurrir en planetas y no, por ejemplo, en estrellas o en el medio interestelar. Soy un chauvinista planetario: parece haber buenas razones para que la vida sólo pueda aparecer en planetas [o lunas].

El chauvinista extremo dice: “si mi abuela estaría incómoda en ese ambiente, entonces la vida es imposible ahí.” Uno se encuentra con eso a menudo. La conocida expresión “la vida tal y como la conocemos” se basa exactamente en esa idea. Pero hay muchos microorganismos exóticos en la Tierra a los que les va bien en soluciones calientes de ácido sulfúrico concentrado y otras muchas cosas. Si no has oído hablar de ellos, te crees que nadie podría vivir en semejante entorno. Pero hay bichos que lo adoran.

Creo que una de las grandes delicias de la exobiología es que nos obliga a enfrentarnos al provincialismo en nuestras suposiciones biológicas. Toda la vida en la Tierra es esencialmente la misma; químicamente, somos idénticos a las bacterias o las begonias. (…) Creo que es ahí donde estará la realidad en la búsqueda de inteligencias extraterrestres. No se va a ajustar a nuestras fantasías, y no se va a ajustar a nuestro chauvinismo.

–Timothy Ferris [1973], entrevista a Carl Sagan en la revista Rolling Stone.

(Recogida por Tom Head [2006], Conversaciones con Carl Sagan, pp. 10-12)

No, por el momento seguimos sin tener el más mínimo indicio de vida extraterrestre, pese a todos los creyentes en los OVNIs y contactados que en el mundo son. Hoy por hoy, la paradoja de Fermi (más o menos: “si la vida es común en el universo, ¿dónde está todo el mundo?”) sigue tan en vigor como cuando se formuló.

Fotografía del exoplaneta Beta Pictoris b

La primera fotografía directa de un exoplaneta: Beta Pictoris b, a 63 años-luz de aquí, Obtenida por el Very Large Telescope (VLT) del European Southern Observatory en Chile. (Clic para ampliar)

Sin embargo, la hipótesis de la Tierra especial, de que la Tierra es un caso excepcional en el universo con una rarísima capacidad para albergar vida, se sostiene cada vez menos. Para empezar, estamos detectando exoplanetas sin parar. En estos momentos, se han confirmado 1.074 en 812 sistemas solares, de los cuales al menos 178 son sistemas múltiples como el nuestro, y hay varios miles de candidatos más. Incluso con nuestras precarias capacidades de detección actuales –los planetas y lunas no emiten luz propia, con lo que requieren instrumentos extremadamente sensibles para captarlos–, vamos estando en condiciones de extrapolar que hay al menos cien mil millones de planetas sólo en nuestra galaxia, un promedio de uno por cada estrella como mínimo. Es de suponer que muchos de estos planetas tendrán lunas, demasiado pequeñas para distinguirlas con nuestra tecnología actual. A poco que los sistemas solares se generen de manera parecida en el universo observable, y no tenemos ningún motivo para sospechar lo contrario, puedes ir multiplicando eso por los al menos cien mil millones de galaxias que hay (probablemente bastantes más.) Eso es un uno seguido de veintidós ceros, sólo para empezar.

Los sistemas solares no son raros en absoluto. Suponiendo que sólo las estrellas de tipo G (como el Sol) y unas pocas de las más parecidas entre las F y las K pudieran albergar vida (el chauvinismo del tipo espectral G que mencionaba Sagan), representarían al menos un 10% de todas ellas. Continuamos teniendo un uno seguido de veintiún ceros. Vamos a descontar también las que pudieran estar fuera de las zonas de habitabilidad galáctica, un concepto en parte controvertido que algunos nos tomamos con un grano de anís. Pero lo daremos por bueno, y además en una de sus variantes más severas: metámosle a la cifra un hachazo de otro 90% (en vez del 60% habitual o el 40% optimista) y seguimos teniendo un uno seguido de veinte ceros de estrellas como la nuestra instaladas en las zonas más habitables de sus respectivas galaxias. Y a cada una de ellas le corresponde un sistema solar como el nuestro, compuesto por planetas y lunas como las nuestras. Si esto de incluir a todas las galaxias te parece demasiado atrevido y sólo quieres contar la nuestra, mil millones.

Y si sólo uno de cada mil planetas son de tipo terrestre y se hallan en las zonas de habitabilidad estelar de sus respectivos soles (una estimación considerablemente estirada a la baja), nos siguen quedando un millón en esta galaxia y cien billones en el universo observable presente. Y aún no hemos empezado a contar satélites, que no se pueden descartar en absoluto, porque algunos de ellos pueden ser de notable tamaño, con atmósfera propia, aunque orbiten en torno a planetas de tipo no-terrestre. Como, por ejemplo, Titán de Saturno, que presenta una densa atmósfera de nitrógeno, agua en forma de hielo e hidrocarburos líquidos superficiales. Sólo en nuestro sistema solar, hay 19 lunas que han alcanzado el equilibrio hidrostático y por tanto se podrían considerar planetas o planetoides si orbitaran directamente alrededor del Sol. Muchos de estos exosistemas solares presentan también grandes gigantes gaseosos, que algunos consideran importantes para el surgimiento de la vida.

Gliese 667C c - impresión artística superficial

Impresión artística de una puesta del sol en la súper-Tierra Gliese 667 Cc. Las estrellas son el sistema ternario Gliese 667 A/B/C; el planeta orbita en torno a esta última. Imagen:
European Southern Observatory / L. Calçada (Clic para ampliar)

En estos momentos, los exoplanetas confirmados que creemos más similares a la Tierra son Gliese 667C c, a 12 años-luz de aquí, y Kepler-62e, a 1.200. Ambos se encuentran dentro de esa supuesta zona de habitabilidad galáctica de nuestra Vía Láctea y en la zona de habitabilidad estelar de sus respectivos soles, si bien al lado caliente, lo que podría hacer de ellos planetas “súper-tropicales” (!). Hay otros candidatos pendientes de confirmación muy interesantes. En general, la probabilidad de que haya otros mundos capaces de albergar vida se multiplica con cada una de estas detecciones. Y no paran de producirse, conforme nuestros instrumentos mejoran más y más.

Por el extremo contrario, descubrimientos como el de L’Atalante nos demuestran que la vida, incluso la vida pluricelular compleja, incluso los animales como nosotros, son posibles en condiciones cada vez más extremas sin ni siquiera salirse de la biología terrestre, ni del ADN ni de los eucariontes. Sin salirse de los que son como nosotros. Con otras bioquímicas, surgiendo y evolucionando a partir de condiciones distintas hacia dominios insospechados bajo presiones evolutivas radicalmente diferentes, las posibilidades son inmensas y están más allá de lo que puede soñar la más desbocada imaginación.

Be Sociable, Share!
¡Qué malo!Pschá.No está mal.Es bueno.¡¡¡Magnífico!!! (62 votos, media: 4,84 de 5)
Loading...
Be Sociable, Share!

64 comentarios

  1. Yuri dijo,
    El 8 de Febrero de 2014 @ 10:43

    Y ahí vamos con el primero. ;-)

  2. Pepe dijo,
    El 8 de Febrero de 2014 @ 11:01

    Un enorme placer volver a leerte, Yuri.

  3. Moisés dijo,
    El 8 de Febrero de 2014 @ 11:08

    Excelente reestreno, Yuri. Enhorabuena.

  4. Enrique dijo,
    El 8 de Febrero de 2014 @ 12:05

    Enorme,Yuri, como siempre. ¿Cuál es para ti la explicación más posible a la paradoja de Fermi?

    • Yuri dijo,
      El 8 de Febrero de 2014 @ 12:41

      No lo sé. :-)

      Quizá estén ahí y su ciencia-tecnología sean tan avanzadas que usan medios que a nosotros nos resultan inimaginables e indetectables en la actualidad. Quizá no tengan interés en comunicarse de ninguna manera en particular. Quizá estén demasiado lejos para detectarlos con nuestra tecnología actual. Quizá, como suele temerse, la vida inteligente tenga una existencia breve (aunque personalmente no lo creo… más adelante hablaré de esto). Quizá sean tan “alienígenas” que no hacen nada que podamos comprender en estos momentos. Quizá no estén, aunque esto me resulta absurdamente improbable.

      …quizá aún no sabemos lo suficiente. ;-)

      • Enrique dijo,
        El 8 de Febrero de 2014 @ 13:19

        Recuerdo que Lawrence Krauss, el físico,decía en una entrevista “Creo que mi respuesta depende del día que tenga”, seguiremos buscando, como siempre =).

        Muchísimas gracias por volver, esto estaba muy aburrido sin ti :-)

      • Eugenio dijo,
        El 10 de Febrero de 2014 @ 14:12

        Quizá hay muchos objetivos donde apuntar y no se puede disparar a todos al mismo tiempo ni eternamente y nosotros no podemos escuchar desde todos los ángulos ni eternamente tampoco. Ademas las señales que nos lleguen, si las captamos, deben ser catalogadas como de procedencia inteligente pero…Si la inteligencia es tan distinta como los entornos donde se puede desarrollar, su sistemas de comunicación y sus señales serán tan variadas cono ellos mismos, por tanto nosotros solo identificaremos señales de inteligencias iguales o muy parecidas a la nuestra y eso reduce mucho las posibilidades.

        • Antonio dijo,
          El 11 de Febrero de 2014 @ 15:54

          Cada vez tengo más claro que la única forma de resolver el misterio es dejarnos de elucubraciones y de telescopios, salir ahí fuera y darnos una vuelta por nuestro vecindario estelar a ver lo que hay de cerca.

      • Husita dijo,
        El 11 de Febrero de 2014 @ 18:06

        Tal vez las posibilidades de autodestruirse aumentan llegado a cierto nivel tecnológico (Esperemos que no :-) ).
        Sobre ello,hay un tema que seria muy interesante que yuri explicara, el Cenit del petroelo.
        De vez en cuando leo la pagina de Turiel sobre el tema http://crashoil.blogspot.com.es y el futuro pintado de aqui a 10 -20 años es dantesco. Los datos parecen reales, seria muy interesante contrastarlo con otra opinión científica como la de Yuri.

        Gracias por volver.

      • TOSHACK dijo,
        El 12 de Febrero de 2014 @ 17:39

        Hay que tener en cuenta que aunque las probabilidades de que haya vida inteligente son muy altas, el espacio-tiempo que nos separa puede ser enormemente enorme ;-)

        Lo guay seria descubrir vida inteligente a pocos años luz, porque como este mas lejos lo normal es que desaparezcamos antes de que nos encuentre nadie (porque si seguimos sin salir de la tierra, solo con telescopios y sondas va a ser mas difícil que una aguja en un pajar).

  5. Miguel dijo,
    El 8 de Febrero de 2014 @ 12:13

    Gracias Yuri por volver. Fantástico retorno.

  6. julia dijo,
    El 8 de Febrero de 2014 @ 13:02

    ¡Guau, qué tarde de sábado me voy a pasar leyéndote, Yuri!
    Gracias
    (pienso pinchar en la publi todas las veces que haga falta)

  7. felix dijo,
    El 8 de Febrero de 2014 @ 13:23

    Mi mujer me mata. No he limpiado la cocina leyéndote…

    Gracias por volver, hacías falta.

    • Yuri dijo,
      El 8 de Febrero de 2014 @ 13:57

      Tranquilo, yo tampoco he limpiado la mía escribiéndolo, y va siendo un problema NBQ… :-PPP

      Gracias a ti. ;-)

      • retropcode dijo,
        El 8 de Febrero de 2014 @ 17:26

        ¿Con que ingredientes cocinas para necesitar una limpieza NBQ? Voto porque vayas a MasterChief y hagas una receta en directo.

        Muchas gracias por volver.

  8. Hernán dijo,
    El 8 de Febrero de 2014 @ 13:40

    Genial, Yuri, felicitaciones.

  9. Yuri dijo,
    El 8 de Febrero de 2014 @ 13:57

    Y eso, pues que muchísimas gracias a tod@s. :-)

  10. Ruben dijo,
    El 8 de Febrero de 2014 @ 14:33

    Bienvenido!

  11. Michell Ramos dijo,
    El 8 de Febrero de 2014 @ 15:17

    Enhorabuena yuri! Temia que no volvieras, aunque con esperanzas revisaba el blog de vez en cuando.
    Con respecto al tema, en ocasiones pienso como asimov y otras como hawking. En una el hecho que no vengan es la mayor prueba y en la otra el peligro de tratar de contactarlas.

  12. El 8 de Febrero de 2014 @ 16:30

    Muchísimas gracias por volver. Tu libro es de lo mejor que he leído en años (y leo mucho). Y este artículo demuestra que vuelves con el mismo magnífico nivel. Gracias, gracias.

  13. sargentopez dijo,
    El 8 de Febrero de 2014 @ 19:17

    ¡Feliz de que hayas vuelto!
    Solo un comentario chungo, vayan mis disculpas anticipadas:
    Me parece correcto lo de incluir publicidad, pero creo que deberías revisar el nuevo diseño de la página. Las columnas tan estrechas son bastante molestas de leer, algunas junto a las imágenes (al menos en mi navegador) solo contienen 2 palabras. Pero bueno, igual solo me molesta a mi.
    Y nada más que objetar.
    Bienvenido.

    • Yuri dijo,
      El 9 de Febrero de 2014 @ 19:47

      Sí, lo sé, es cierto. Estamos viendo de hacerle un pequeño rediseño, pero una cosa detrás de otra. ;-)

      Un saludo y gracias.

  14. El 8 de Febrero de 2014 @ 19:44

    Добро пожаловать!

    • Yuri dijo,
      El 9 de Febrero de 2014 @ 19:46

      Спасибо, г-н Даниэль!

  15. Dubitador dijo,
    El 8 de Febrero de 2014 @ 19:54

    Me parece que tiene que haberse colado un error en las proporciones de oxigeno (62%) e hidrogeno (10%).

    Esas proporciones aparecen tanto en la grafica de la silueta humana, como en el yuri-texto:

    “…su principal componente es el oxígeno: por ejemplo, en un cuerpo humano, asciende al 62,8% de la masa que nos constituye”

    Los seres humanos tenemos entre el 65% al 75% de peso corporal de agua y la formula H2O determina que en el agua hay el doble de hidrogeno que de oxigeno: dos átomos de hidrógeno (H) y uno de oxígeno (O).

    • Dubitador dijo,
      El 8 de Febrero de 2014 @ 19:59

      Acabo de replantearme el asunto…dice: composicion del cuerpo humano por masa

      1,00794 ± 0,00001 u
      Hidrógeno, Masa atómica

      15,9994 ± 0,0004 u
      Oxígeno, Masa atómica

      • Yuri dijo,
        El 9 de Febrero de 2014 @ 19:45

        Exacto. ;-)

        Un saludo. :-)

  16. Rodi dijo,
    El 8 de Febrero de 2014 @ 20:46

    No te puedes imaginar con que ansia he estado esperando todo este tiempo hasta este dia. Creo que junto con la nueva Cosmos que se estrena este Marzo, pocas cosas dentro de este mundillo me hacían tanta ilusión. A ver si hay suerte y la nueva Cosmos es lo suficientemente buena como para merecerse una entrada tuya aqui.

    Ya sería la mezcla perfecta!

    Muchisimas gracias por enseñarme algo, una vez más, de una manera tan agradable.

  17. SuperCarlitos dijo,
    El 8 de Febrero de 2014 @ 21:07

    Dice Carl Sagan:

    “Hay chauvinismo del carbono, chauvinismo del agua… ya sabes, gente que dice que la vida, en todas partes, sólo puede basarse en las mismas bases químicas en que nos sustentamos nosotros. Bien, a lo mejor tienen razón. Pero dado que los mismos tipos que hacen esa afirmación están basados en el carbono y en el agua, a mí me hace sospechar. Si estuvieran basados en alguna otra cosa, me merecerían más credibilidad.”

    Hombre, creo que precísamente unos tipos cuya vida no estuviera basada en el agua o el carbono dijesen que la vida sólo puede estar basada en el agua o el carbono… pues como que se contradecirían :P

  18. Guiller dijo,
    El 8 de Febrero de 2014 @ 21:12

    Si hay algo más bonito que el tiempo para regalar a una persona, eso es el conocimiento.

    Gracias por tu generosidad.

  19. lombardo dijo,
    El 8 de Febrero de 2014 @ 23:23

    Creí alucinar, miré dos veces, hasta dudé en que tiempo vivá, si pasado o presente.

    La mejor noticia del día, la vuelta de Yuri.

    UIn abrazo !

  20. Rcubo dijo,
    El 8 de Febrero de 2014 @ 23:35

    Me alegro de tu vuelta, ademas,como microbiologo que soy, me ha encantado la entrada, y mi pensamiento va bastante en esa linea.

    Saludos

  21. Daniel dijo,
    El 9 de Febrero de 2014 @ 0:24

    ¡¡Acabo de leer el articulo y ya estoy deseando que salga el siguiente!!

  22. Operacion Gladio dijo,
    El 9 de Febrero de 2014 @ 2:57

    ¡ Forza Ositos de agua ! Estupendo retorno Yuri, que deja con ganas de más. Abrazos.

  23. Dani dijo,
    El 9 de Febrero de 2014 @ 11:38

    Exobiología para comenzar. Así, sin vaselina…
    Menudo comienzo ;-)
    Gracias, de nuevo :-)

  24. javier dijo,
    El 9 de Febrero de 2014 @ 13:17

    gracias Yuri por volver

  25. Dani dijo,
    El 9 de Febrero de 2014 @ 13:43

    Recién mudado a mi casita nueva y con el Internet precario que tengo por ahora descubro que vuelves !! Fantástica semana llevo !!

    Gracias y bienvenido de nuevo :)

  26. Gustavo dijo,
    El 9 de Febrero de 2014 @ 14:21

    Excelente artículo.

    Lo de la paradoja de Fermi yo lo explico de una forma muy sencilla. Muestra galaxia es muy grande y el universo aún más. Por el momento y mientras no se demuestre lo contrario tenemos la teoría de la relatividad.

    Pero bueno, eso para otro artículo.

    Saludos

  27. Eugenio dijo,
    El 10 de Febrero de 2014 @ 14:29

    Gracias por este artículo Yuri.
    Uno de los mejores profesores de química que he tenido decía a menudo: ” El primer paso hacia la equivocación es la suposición y el siguiente la generalización”.
    Cada mundo podrá generar vida tan exótica como él mismo y el universo es un lugar enormemente grande y variado.

  28. maribel dijo,
    El 10 de Febrero de 2014 @ 15:07

    Fabuloso. Como siempre.
    A mi, particularmente, me falta imaginación.
    Pero ya estoy cogiendo el diccionario de nuevo.
    Un abrazo.

  29. Pi dijo,
    El 10 de Febrero de 2014 @ 18:06

    Tan interesante como siempre… ¡Y que sean muchos más! :)

  30. Ozelu dijo,
    El 10 de Febrero de 2014 @ 19:13

    Bienvenido, Yuri. Me alegro de volver a leerte. Te hemos echado mucho de menos…

  31. Ariadna dijo,
    El 10 de Febrero de 2014 @ 21:06

    la vida nos enseña que cada vez que los humanos ponemos unos límites geográficos donde hay posibilidad de vida, nos damos una batacazo contra un muro imaginario, el cual no queremos acechar más allá, perdiendo la ventaja de percibir y reflejar los milagros que el planeta Tierra es competente para hacer crecer todo tipo de organismos en sí misma.

  32. Iván dijo,
    El 10 de Febrero de 2014 @ 22:21

    ¡¡Que alegria volver a leerte Yuri!!

  33. Antispam dijo,
    El 11 de Febrero de 2014 @ 12:14

    OJO: cuidado con el email que ponéis al comentar. Lo inflan a SPAM.

    • Yuri dijo,
      El 11 de Febrero de 2014 @ 19:49

      Esto es totalmente falso. Nadie más que yo ve esos emails, y desde luego te aseguro que no los utilizo para enviar spam ni para ninguna otra cosa (más que para contestar a alguna persona en particular si se da el caso). Si tienes algún problema de spam, desde luego no viene de la Pizarra. :-/

  34. Esteban dijo,
    El 11 de Febrero de 2014 @ 21:08

    me alegro mucho de tu vuelta, Yuri, el artículo es fantástico…, ositos de agua, Carl Sagan, exoplanetas… :)

  35. Jesus dijo,
    El 11 de Febrero de 2014 @ 21:32

    Gracias por volver!!!

  36. Julio dijo,
    El 11 de Febrero de 2014 @ 23:14

    Que sepas que en el largo periodo que no diste señales de vida, y hasta ahora, me negué a borrarte de mi lector de feeds. ¡Gracias por volver!

  37. Jesús dijo,
    El 12 de Febrero de 2014 @ 8:09

    Qué gozada… welcome back Yuri.

  38. Mariano dijo,
    El 12 de Febrero de 2014 @ 21:28

    Bienvenido Yuri, soy argentino y te he seguido siempre. No soy científico, soy modestamente Contado Público pero muy curioso. Con miedo de quedar como un burro “cien mil millones” tiene 11 ceros, si fueran billones tendría 17. Igual no cambian las conclusiones, creo. Un fuerte abrazo y hasta la próxima

    • Yuri dijo,
      El 13 de Febrero de 2014 @ 2:52

      Hola, Mariano. :-) A ver si me he liado yo, que también puede ser, pero no te sigo. Efectivamente, cien mil millones tiene 11 ceros (10^11). Y cien mil millones de estrellas por cien mil millones de galaxias tiene 22 ceros (10^11 x 10^11 = 10^22). ¿Dónde ves el error?

      Abrazos a ti.

      • Mariano dijo,
        El 13 de Febrero de 2014 @ 14:08

        Disculpas querido yuri, me parecía un error demasiado básico, que en este caso he cometido yo. Un placer dialogar contigo

        • Yuri dijo,
          El 13 de Febrero de 2014 @ 18:35

          Nada, hombre, igualmente, y tú siempre que veas un posible fallo dímelo, para corregirlo. Abrazos.

  39. Miguel dijo,
    El 13 de Febrero de 2014 @ 12:27

    Entraba todos los meses por si se obraba el milagro de tu vuelta. Y cuando vi esto pense que era un error pero no es asi y aqui estas de vuelta para saciar la sed de conocimiento.
    Un abrazo!

  40. lluc dijo,
    El 14 de Febrero de 2014 @ 14:07

    Gracias por volver Yuri. Pocas cosas tan agradables de leer como tus artículos. Como vuelvas a desaparecer…te busco ;)

  41. Ana dijo,
    El 14 de Febrero de 2014 @ 14:44

    Excelente artículo Yuri :D

  42. José Ignacio dijo,
    El 14 de Febrero de 2014 @ 14:45

    Genial volver a leerte. ¡Y por muchos años oiga! ;)

  43. Pablo Segovia dijo,
    El 15 de Febrero de 2014 @ 2:39

    Qué alegría volver a leerte, Yuri.
    Confieso que una vez por semana entraba a tu página para ver si había novedades. Por suerte mi fidelidad se vio recompensada.
    Enhorabuena por la vuelta.

  44. Luis Antolín dijo,
    El 18 de Febrero de 2014 @ 2:15

    Me alegra,y hasta anima,volver a ver la página en ON.Respecto al tema de los extremófilos,expresar mi opinión de si no resulta aventurado,e incluso ingenuo,relacionarlo con la vida extraterrestre,cuasi como una confirmación.

    Al cabo los extremófilos se hallan en esta nuestra tierra y la cuestión es si pueden desligarse o dejarse al margen del sistema total de vida en ella,es decir,y aunque ciertamente el radio de acción de la vida alcance límites hasta ahora insospechados,la cuestión es si estos extremófilos podrían darse,existir en el caso de no existir los que irónicamente llamaré normalófilos,pues el caso es que ,en suma,unos y otros forman parte del mismo sistema total de la vida,de la misma y única biosfera.

  45. Javier dijo,
    El 19 de Febrero de 2014 @ 12:30

    Felicidades por volver Yuri, en cuanto he terminado de leerlo me he vuelto a mirar las Hijas de la lluvia.

    PD: Algun día nos dirás la ultima fase de aquella novela de forocoches?

  46. El 21 de Febrero de 2014 @ 14:13

    Hola, Yuri.

    Primero decirte que me alegro mucho de tu vuelta. Echaba de menos tu estilo desenfadado, tu sabiduría, documentación…

    Al hilo de este post, y también tu dominio de la energía nuclear, tengo una pregunta… ¿qué pasaría si lanzaran dos o tres bombas termonucleares en la Antártida, en diferentes puntos de la costa? ¿Se aceleraría el calentamiento global, subiría sensiblemente el nivel del mar, se propagarían las aguas contaminadas por la radiactividad…? La raza humana seguro que no se extinguiría, pero… en fin… ahí queda. Yo no alcanzaría a imaginarme las consecuencias…

    Un saludo.

  47. Claudio dijo,
    El 12 de Marzo de 2014 @ 3:03

    Excelente artículo, celebro tu regreso. Saludos desde el fin del mundo.

21 Trackbacks \ Pings

  1. Febrero 8, 2014 @ 10:55

    […] [Yuri] La anomalía de L’Atalante […]

  2. Septiembre 11, 2014 @ 8:54

    […] jakingo dugu bizitza fenomeno zaila edo agian bakarra ote den. Edo nahiko kontu arrunta ote den. Beste inoiz esan dizudanez, honen ezagumenduan aurrera goazen neurrian, badirudi unibertsoa gai dela gero urrunago iristeko. […]

  3. Octubre 18, 2016 @ 9:34

    get nulled Scripts

    La pizarra de Yuri » Blog Archive » La anomalía de L’Atalante